sábado, 19 de noviembre de 2016

Escorpio y los trastornos de hemorroides

Nos encontramos bajo las influencias del tránsito del Sol por el signo de Escorpio. Es por ello, que vamos a dedicar una serie de artículos a analizar, desde varios puntos de vista,  las enfermedades más comunes relacionadas con este signo.
Los textos astrológicos coinciden en asignar al signo Escorpio las siguientes zonas fisiológicas: Rige la vejiga, la uretra, los genitales, el colon descendente, la próstata, la flexura sigmoidea, el hueso nasal, el hueso pubiano y la materia roja colorante de la sangre.
Las aflicciones que pueden clasificarse bajo el signo de Escorpio son determinadas por los planetas que puedan estar afligidos en este signo, como por ejemplo la sífilis, hernias y quebraduras, cálculos y arenillas, escorbuto, fístulas, hemorroides, enfermedades de la matriz o del útero, estrechez de la uretra, estrechez de la próstata, catarro nasal, enfermedades de la mucosa nasal y cartílago nasal, pueden ser causados por las aflicciones de Escorpio.

Para el desarrollo de este artículo, vamos a centrarnos en el estudio de las hemorroides

HEMORROIDES

Wikipedia

Las hemorroides (del griego αιμα aima: ‘sangre’ y ρειν rein: ‘fluir’) son varices o inflamaciones de las venas en el
recto y el ano. Popularmente también se les conoce con el nombre de almorranas. Anatómicamente son plexos, cojinetes o almohadillas de tejido submucoso donde están contenidas las vénulas y arteriolas superficiales del conducto anal. Normalmente son tres los cojinetes, localizados en la pared lateral izquierda, pared lateral derecha y en posición media posterior y funcionan en el mecanismo de continencia de las heces.


A menudo, las inflamaciones de las hemorroides son consecuencia del esfuerzo para evacuar el intestino, aunque pueden ser causadas por otros factores como el embarazo, el estreñimiento crónico, la diarrea o el envejecimiento.

El principal síntoma de las hemorroides es el dolor alrededor del ano y sangre roja brillante en las heces, en el papel higiénico o en el inodoro (retrete). Otras causas de sangrado anal o rectal incluyen un cáncer colorrectal o anal. El tratamiento suele incluir baños tibios y cremas locales. Las hemorroides complicadas pueden requerir cirugía y otros tratamientos. La cirugía puede ser practicada por médicos especialistas en coloproctología.

Prevención de las hemorroides
  • Hacer ejercicio por lo menos tres veces a la semana durante media hora (caminar o correr) con el fin de mejorar la circulación general.
  • Bajar de peso, ya que la obesidad aumenta la presión abdominal sobre el piso pélvico.
  • Evitar el sedentarismo. No estar largas horas sentado o de pie: cada tanto se debe caminar y moverse.
  • El consumo regular de castaño de Indias favorece el fortalecimiento de los vasos sanguíneos y evita la inflamación de las hemorroides.

Tratamiento no quirúrgico de las hemorroides
  • Mantener una buena higiene anal y evitar rascar o frotar las hemorroides, para evitar lastimarlas y prevenir las infecciones.
  • Corregir el estreñimiento añadiendo fibra a la dieta: frutas, verduras, pan integral, líquidos abundantes (más de dos litros de agua al día).
  • Corregir las diarreas.
  • Evitar comidas muy sazonadas, picantes y grasas, así como el consumo de alcohol.
  • Evitar esfuerzos al defecar.
  • Reducir el tiempo de defecación (no estar sentado en el inodoro más de 5 minutos).
  • No utilizar papel higiénico (ni siquiera el suave); sí se puede utilizar para secar el ano después del lavado con agua.
  • Lavar el ano con agua fría o tibia (puede ser en el bidé, o derramando agua de una jarra).
  • Baños de asiento de 15 minutos, con agua tibia (no caliente ni hirviendo), 2 o 3 veces al día, después de defecar. Puede hacerse en una palangana o jofaina. No agregar al agua, aromatizantes, champú de ducha, jabón, etc. Después de cada baño de asiento, lavar (en el bidé o con agua limpia) la piel alrededor del ano.
  • Aplicar hielo (no directamente sobre la mucosa del ano, sino cubierto con una tela) durante no más de 20 minutos, 2 o 3 veces al día. Eso disminuye la cantidad de sangre en el área, lo que produce la disminución del tamaño de las hemorroides.
  • Aplicar vinagre de manzana con un algodón dos o tres veces al día.
  • Se puede tomar meliloto.


Con estas medidas, el dolor y la hinchazón de la mayoría de las hemorroides sintomáticas disminuirán en un plazo de dos a siete días, y el bulto duro debería remitir en entre cuatro y seis semanas.

Alimentos recomendados

Se recomiendan todos aquellos alimentos que tengan fibra:
  • el pan integral (hecho con harina integral)
  • la tortilla integral (hecha con harina integral)
  • Las verduras o frutas que se puedan comer con cáscara o bagazo (como la uva).
  • Las frutas blandas (como la banana o la papaya) 

Esto ayudará a reblandecer la materia fecal y hacer más fácil su expulsión

Además es recomendable tomar mucha agua (preferiblemente el agua provista en el hogar, llamada «agua del caño», «agua de la canilla o grifo» o «agua del tubo»). Si el agua de la casa no es potable, se debe hervir o purificar previamente. Si se toma agua mineral (que de por sí no es recomendable debido a su alto contenido en sodio), no debe ser demasiado carbonatada.

Alimentos no recomendados

Las comidas irritantes y los condimentos:

·         los chiles o ajíes
·         las especias y aderezos
·         el ajo
·         el perejil
·         la cebolla
·         la mostaza
·         la salsa de tomate
·         el tomate
·         el vinagre
·         el café
·         el chocolate (tanto negro como blanco)
·         el té negro
·         el té de canela
·         el alcohol en todas sus formas
·         Todas las frutas no maduras.


Enric Corbera (Bioneuroemoción)

ANO

4ª Etapa (Relación).
Fisuras, fístulas, hemorroides y cáncer.

Conflicto: Conflicto de identidad.
Palabra clave: "Mi sitio, donde yo me siento".
Resentir: “No sé qué identidad tengo (donde pongo el culo)", "¿Dónde está mi lugar?", "Tengo el culo entre dos sillas", "Me siento apartado"
Hombre que lo vive en femenino: "He perdido mi lugar" = Marcaje de territorio / "No encuentro mi sitio en el territorio"
Cáncer: Pérdida de la identidad, ser reconocido. Separación de mi caca, de mi identidad, de mi ser.

HEMORROIDES

4ª Etapa (Relación).
Conflicto: Conflicto de identidad. ¿Dónde pongo el culo?.
Resentir: “No sé qué identidad tengo". "Me dan por el culo".
Fase curativa = Cuando se encuentra el sitio.
Hemorroides, rabia por el pasado, temor a soltarse, sensación de carga.


Louise L. Hay

HEMORROIDES

Causa probable: Miedo de los plazos establecidos. Rabia por el pasado. Temor a aflojarse. Sensación de carga.

Nuevo modelo mental: Libero todo lo que no sea amor. Hay tiempo y espacio para todo lo que deseo hacer.


Jacques Martel

HEMORROIDES

Las hemorroides son varices, dilataciones ensanchadas de las venas, una especie de ampolla. Están situadas en la región del ano y del recto. Visto que las hemorroides pueden producirse en los casos de estreñimiento, presión alta, embarazo, voy a comprobar en estas enfermedades si vivo una o situaciones que se vinculan a ellas. Cuando hay dolor, esto se relaciona con estrés; cuando hay hemorragia, se relaciona con una pérdida de alegría.

Las hemorroides me indican una tensión y un deseo interior de forzar la eliminación, como si intentase de hacer salir algo muy fuertemente; al mismo tiempo, la acción de retener se manifiesta. El conflicto entre empujar y retener crea un desequilibrio. Las venas permiten suponer una situación indicando un conflicto emocional entre la acción de rechazar y de repulsar y la acción de querer retener y bloquear la emoción en el interior suyo. Por ejemplo, este conflicto puede brotar en los niños que se sienten emocionalmente abusados por sus padres (que quieren rechazarles) y que a pesar de todo los quieren y quieren que se queden con ellos reteniéndoles.

Otras causas se relacionan con las hemorroides: un sentimiento intenso de culpabilidad o una vieja tensión mal o no expresada, que frecuentemente prefiero guardar para mí y que vivo frente a una persona o una situación que “me parte el trasero”.

El cuerpo me avisa con esta señal. Algo en mi vida necesita estar “aclarado”. Seguramente vivo estrés, sobrecarga de presión con relación a la cual me siento culpable. Quizás tengo plazos que respetar y tengo mucha dificultad en soltar, hacer confianza y puedo sentirme obligado a cumplir mis obligaciones y mis responsabilidades incluso si lo que quiero, es hablar y expresar mis necesidades para rectificar o ajustar algunas situaciones.
Además, llevo este peso solo porque el orgullo que vivo me incitará a no pedir ayuda a nadie. También puede que viva un sentimiento de sumisión con relación a una persona o a una situación en que me siento disminuido, como si fuera una nulidad. Cuando hallo la causa metafísica de mi dolencia, tomo consciencia y acepto esta situación temporal que me ayudará a hallar la ayuda para liberarme. Mis pensamientos y mis acciones están sostenidos por el amor.
Todo se armoniza en mí y las hemorroides desaparecen.


Lisa Bourbeau

HEMORROIDES

BLOQUEO FÍSICO: Las hemorroides son varices ano-rectales.

BLOQUEO EMOCIONAL: Las hemorroides son una indicación de presión creada por estados emocionales y por temores que no se quieren mostrar ni de los cuales se quiere hablar. Esta represión llega a convertirse en una carga. Se manifiestan en la persona que se obliga, que se  crea una presión, sobre todo en el aspecto material. Por ejemplo, puede ser una persona que se obliga a hacer un negocio que realmente no le gusta. Como las hemorroides se sitúan en el recto, que es la parte terminal del intestino grueso, la persona que las padece puede ser del tipo que se obliga a terminar algo. Se exige demasiado. La tensión se crea principalmente por querer "tener" algo o a alguien, a causa de una inseguridad material y una dificultad para tomar decisiones.


BLOQUEO MENTAL: Cuanto más fuerte sea tu actitud interior de inseguridad, más sufrirás de hemorroides. Para aliviar esta inseguridad, te obligas a "hacer" para "tener". Lo principal es que adquieras confianza en el Universo, es decir, que confíes más en nuestra madre, el planeta Tierra, que existe para proveer de todo a sus hijos. Te ayudaría mucho aprender a "soltarte", a tener más confianza en ti mismo y a expresar lo que sientes, dándote derecho a tener miedos en el aspecto material.

UCDM. Libro de Ejercicios. Lección 324

LECCIÓN 324

No quiero ser guía. Quiero ser simplemente un seguidor.



1. Padre, Tú eres Quien me dio el plan para mi salvación. 2Eres asi­mismo Quien determinó el camino que debo recorrer, el papel que debo desempeñar, así como cada paso en el sendero señalado. 3No puedo per­derme. 4Tan sólo puedo elegir desviarme por un tiempo, y luego volver. 5Tu amorosa Voz siempre me exhortará a regresar, y me llevará por el buen camino. 6Mis hermanos pueden seguir el camino por el que les dirijo. 7Mas yo simplemente recorreré el camino que conduce a Ti, tal como Tú me indiques y quieras que yo haga.

2. Sigamos, por lo tanto, a Uno que conoce el camino. 2No tene­mos por qué rezagarnos, ni podemos soltarnos de Su amorosa Mano por más de un instante. 3Caminamos juntos, pues le segui­mos. 4Y es Él Quien hace que el final sea seguro y Quien garan­tiza que llegaremos a salvo a nuestro hogar.


¿Qué me enseña esta lección? 


La afirmación de esta lección, me lleva a comprender que, la iniciativa tomada por el Hijo de Dios, no es la guía que nos conduce a la Verdad. Es más, el acto volitivo emprendido, le ha llevado a identificarse con el error y a dar identidad a una realidad ilusoria.

¿Cómo podemos pretender ser guías de nadie, cuando nuestros pasos nos llevan a recorrer un camino equivocado?

Nuestro poder volitivo, debe ponerse al servicio de la Voluntad del Padre, de modo que el único propósito que nos mueva sea el de cumplir el Plan de Salvación dispuesto por Él y llevar a cabo, fielmente, la función que nos corresponde por nuestra condición divina.

Cuando nuestra mente se encuentra identificada con el mundo físico, la consciencia se oscurece y queda atrapada en una dimensión donde nada es real; todo está bajo las leyes de la temporalidad. Dicha conciencia nos lleva a creer en la falsa apariencia de que nos encontramos separados unos de otros, pues su visión se limita a la corporalidad.

Cuando tomamos conciencia de que todo cuanto percibimos en el mundo temporal es ilusorio, que pertenece al sueño que estamos soñando, se produce una importante modificación en el proceso de percibir. No significa que dejemos de hacerlo, pero nuestra percepción es correcta, es verdadera, en el sentido de que somos conscientes de que el soñador somos nosotros. Desde este nivel de consciencia, podemos elegir, introducir en nuestro sueño una nueva visión que nos permita no dar el valor a las cosas, que le dábamos hasta ahora, es decir, elegimos ver las cosas de otra manera, de modo que no nos dejamos influenciar por el efecto que percibimos de las experiencias.

Decido dejar las riendas de mi vida en el mundo material, en manos del Espíritu Santo, pues Él, conoce el Plan trazado por el Creador para nosotros. Ser su seguidor, es todo un placer y me produce una profunda satisfacción, al tiempo que me aporta una gran Paz.


Ejemplo-Guía: "Los falsos guías"

No, no cometeré el error de juzgar y condenar el papel representado por los demás. He aprendido a interpretar la dinámica de proyección que habitualmente utilizamos cuando hacemos uso del sistema de pensamiento del ego, donde, el otro, es interpretado como alguien separado de nosotros.

Los "falsos guías", son nuestros ídolos, nuestros cultos, nuestras creencias aferradas a la ilusión de la falsa realidad. Los "falsos guías" tienen todos una misma causa, el miedo. Todos ellos se fundamental en el error original que se sustenta en la creencia en el pecado. Esos "falsos guías" son los que nos hacen seguidores de la oferta y la demanda tan propia de las leyes del mundo de la percepción. En ocasiones, esos "falsos guías" parecen vendernos remedios mágicos, gracias a los cuales podremos purificarnos del lastre causado por la culpa y acercarnos a la redención que ha de llevarnos a hacer las paces con la divinidad externa, a la cual tememos y negamos.

No somos muy conscientes de que todos idolatramos a esos "falsos guías", pero casi nadie soporta la idea de reconocer que rinde culto al "diablo" (separación). Es entonces, cuando recurrimos a la dinámica de la proyección y expulsamos de nosotros toda necesidad de culto, de superchería, de magia redentora, dando vida al personaje que personificará esas cualidades liberadoras de nuestras fobias. Ya hemos diseñado el perfil del terapeuta, del guía externo, de aquel que con sus dotes iluminados nos dirá lo que tenemos que hacer para liberarnos de nuestras cargas, de nuestras enfermedades, de nuestros miedos.

Tal vez te estés preguntando: ¿Existen los guías verdaderos? La cuestión que se plantea entre el guía verdadero y el guía falso, lleva implícita una pista que nos permitirá alcanzar la respuesta por nosotros mismos. El guía verdadero no actúa como guía a través de la teoría, el guía verdadero actúa como su propio guía poniendo al servicio de su Mente Recta, del Espíritu Santo todas y cada una de sus decisiones. En ese acto desprende y expande una acción que emana luz en si misma y que al expandirse alumbrará el camino de otros buscadores.

¿Qué nos dice el Curso sobre el papel de los "Maestros"?
En el pensamiento del mundo, los papeles de maestro y estu­diante están, de hecho, invertidos. Esta inversión es típica. Pa­rece como si el maestro y el alumno estuviesen separados y como si aquél le diese algo a éste, en vez de a sí, mismo. Es más, se considera que enseñar es una actividad especial, a la que uno dedica una parte relativamente pequeña de su tiempo. El curso subraya, por otra parte, el hecho de que enseñar es aprender, y de que, por consiguiente, no existe ninguna diferencia entre el maes­tro y el alumno. Subraya, asimismo, que enseñar es un proceso continuo, que ocurre en todo momento del día y que continúa igualmente en los pensamientos que se tienen durante las horas, de sueño. 
Enseñar es demostrar. Existen solamente dos sistemas de pen­samiento, y tú demuestras constantemente tu creencia de que uno u otro es cierto. De tu demostración otros aprenden, al igual que tú. No es cuestión de si vas a enseñar o no, ya que en eso no hay elección posible. Podría decirse que el propósito del curso es proporcionarte los medios para que elijas lo que quieres enseñar, en base a lo que quieres aprender. No puedes darle nada a otro, ya que únicamente te das a ti mismo, y esto se aprende ense­ñando. Enseñar no es otra cosa que convocar testigos para que den fe de lo que crees. Es un método de conversión que no se lleva a cabo sólo con palabras. Toda situación tiene que ser para ti una oportunidad más para enseñarles a otros lo que tú eres, y lo que ellos son para ti. No tiene que ser más que eso, pero tampoco menos. 
Por lo tanto, el programa de estudios que estableces está deter­minado exclusivamente por lo que crees que eres y por la relación que crees que otros tienen contigo. En la enseñanza tradicional, es posible que estas cuestiones no tengan nada que ver con lo que crees estar enseñando. Sin embargo, es imposible no usar el con­tenido de cualquier situación en la que te encuentres en favor de lo que enseñas realmente, y por ende, aprendes realmente. En relación con esto, el contenido verbal de lo que enseñas es irrelevante. Puede que coincida con ello, puede que no. La enseñanza que yace tras lo que dices es lo que te enseña. Enseñar no hace sino reforzar lo que crees acerca de ti mismo. Su propósito funda­mental es aplacar las dudas que albergamos acerca de nosotros mismos. Esto no quiere decir que el ser que estás tratando de proteger sea real. Pero sí quiere decir que el ser que tú conside­ras real es al que le enseñas. 
Esto es inevitable. No hay forma de escapar de ello. ¿Cómo podría ser de otra manera? Todo el que sigue las enseñanzas del mundo, y todo aquel que está aquí las sigue hasta que cambia de parecer, enseña únicamente para convencerse a sí mismo de que él es lo que no es. He aquí el propósito del mundo. ¿Cómo podrían entonces ser sus enseñanzas diferentes? A esta situación de ense­ñanza restringida y sin esperanzas, que no enseña sino muerte y desolación, Dios envía a Sus maestros. Y conforme éstos enseñan Sus lecciones de júbilo y de esperanza, su propio aprendizaje finalmente concluye. 
Si no fuera por los maestros de Dios, habría muy pocas espe­ranzas de alcanzar la salvación, pues el mundo del pecado pare­cería ser eternamente real. Los que se engañan a sí mismos tienen que engañar, ya que no pueden sino enseñar engaño. ¿Y qué otra cosa sino eso es el infierno? 

viernes, 18 de noviembre de 2016

UCDM. Libro de Ejercicios. Lección 323

LECCIÓN 323

Gustosamente "sacrifico" el miedo.



1. He aquí el único "sacrificio" que le pides a Tu Hijo bienamado: que abandone todo sufrimiento, toda sensación de pérdida y de tristeza, toda ansiedad y toda duda, y que deje que Tu Amor entre a raudales a su conciencia, sanándolo del dolor y otorgándole Tu Propia dicha eterna. 2Tal es el "sacrificio" que me pides y que yo me impongo gustosamente: el único "costo" que supone reinstaurar en mí Tu recuerdo para la sal­vación del mundo.

2. Y al saldar la deuda que tenemos con la verdad -una deuda que consiste sencillamente en abandonar los auto-engaños y las imágenes que venerábamos falsamente-, la verdad regresa ínte­gra y llena de júbilo a nosotros. 2Ya no nos engañamos. 3El amor ha regresado a nuestra conciencia. 4Y ahora estamos en paz otra vez, pues el miedo ha desaparecido y lo único que queda es el amor.


¿Qué me enseña esta lección? 


Muchas veces, parece, que aquello que leemos, procedente de un escrito o un mensaje, ha sido inspirado en nosotros, en nuestras circunstancias.

Esta situación la he vivido hoy, al leer el contenido de la lección. La lectura de mi estado anímico, me permite conocer que estoy dejándome llevar por la visión de lo ilusorio, ya que me estoy identificando con situaciones que interpreto como sensaciones de pérdida y de tristeza, de ansiedad y duda, y todo ello, me hace sufrir internamente.

Mentalmente, reconozco lo que debo hacer, pero emocionalmente percibo que la teoría no acaba de calar en lo más profundo de mis sentimientos, pues de ser así, dejaría de dar valor al miedo y a las circunstancias que me rodean.

Cuando esto ocurre, debemos preguntarnos si no estamos sintiendo en términos de pasado. Casi con toda probabilidad, descubriremos que es así, es decir, dejamos que en el instante presente se cuelen recuerdos del pasado, cosecha de otras acciones que sin duda nos dejaron un sabor amargo.

Si respondemos en el presente basándonos en el pasado, nunca aprovecharemos el potencial que nos ofrece el instante, el ahora. Ese potencial es una invitación a crear utilizando el Amor. Si así lo hacemos, todos nuestros presentes, todos los estados potenciales, nos permitirán gozar de la Paz y de la Dicha propia de ese Estado Divino.

Cuando amamos, estamos expandiéndonos y, con ello, creando un vínculo con el mundo en el que primará la cadena de “dar y recibir”. La ausencia del amor, es decir el miedo, favorecerá nuestra duda. En cambio, el amor, nos conducirá a la máxima certeza.

Por lo tanto, cuando en mi camino me encuentre con obstáculos, decidiré responder con amor y no con temor o miedo, y esa respuesta me conducirá, de inmediato a un estado de bienestar interior.

Ejemplo-Guía: "La fuerza de la voluntad al servicio del Amor, disipa la ilusión del miedo"

De nuevo, la voluntad, esa pequeña dosis de voluntad, adquire protagonismo en las Lecciones. En esta ocasión, reorientando la dirección equivocada que da lugar al miedo, cuando en vez de servir a la Unidad, sirve a la separación, a la dualidad.

La humanidad está secuestrada por sus propios miedos. De no ser así, no sentiría el conflicto interno de la escasez, de la inseguridad, de la soledad. 

Hagamos un ejercicio donde la imaginación realice su función creadora. Dirijamos nuestra voluntad hacia nuestro interior. Respiramos profundamente y con cada inspiración nos hacemos conscientes de los dones con los que nuestro Padre nos ha dotado.

Respiramos y nos llenamos de Amor. Respiramos, nuevamente, y nos llenamos de perdón. Respiramos y visionamos nuestra inocencia, nuestra pureza. Respiramos y nos complacemos en la abundancia y en la plenitud. Respiramos y nuestra mente abandona todo juicio condenatorio. Respiramos y visionamos como todo nuestro interior se ilumina.
Respiramos  y recordamos que esa luz interior es nuestro verdadero Ser.

En ese estado de Paz, haciendo uso de nuestra voluntad de manera consciente, expandimos  la Luz, el Ser que nos anima, y la compartimos con todos nuestros hermanos.

En cada respiración recibimos el goce compartido. Con cada exhalación, nos expadimos. La separación se desvanece. El miedo se disipa, como lo hace la oscuridad ante la presencia de la Luz. Y experimentamos la percepción de la Unidad.

Una vez terminado ese ejercicio de imaginación creadora, podemos salir al mundo y envolver todas y cada una de las experiencias con el aliento de vida que hemos compartido.

jueves, 17 de noviembre de 2016

UCDM. Libro de Ejercicios. Lección 322

LECCIÓN 322

Tan sólo puedo renunciar a lo que nunca fue real.


1. Lo único que sacrifico son las ilusiones, nada más. 2Y a medida que éstas desaparecen, descubro los regalos que trataban de ocul­tar, los cuales me aguardan en jubilosa espera, listos para entre­garme los ancestrales mensajes que me traen de Dios. 3En cada regalo Suyo que acepto yace Su recuerdo. 4Y cada sueño sirve únicamente para ocultar el Ser que es el único Hijo de Dios, el Ser que fue creado a Su Semejanza, el Santo Ser que aún mora en Él para siempre, tal como Él aún mora en mí.


2. Padre, para Ti cualquier sacrificio sigue siendo algo por siempre inconcebible. 2Por lo tanto, sólo en sueños puedo hacer sacrificios. 3Tal como Tú me creaste, no puedo renunciar a nada que Tú me hayas dado. 4Lo que Tú no has dado es irreal. 5¿Qué pérdida podría esperar sino la pérdida del miedo y el regreso del amor a mi mente?


¿Qué me enseña esta lección? 

Hemos aceptado ser lo que no Somos. Hemos aceptado ver lo ilusorio y negar lo que es verdad.

Nos hemos identificado con un mundo irreal, ilusorio, perecedero y temporal.

Nos hemos identificado con la separación, con el cuerpo, con la individualidad y hemos caído prisionero del sentimiento del miedo, de posesión.

Pero lo que no podemos hacer, eternamente, es dejar de Ser lo que Somos; dejar de oír la voz de nuestra verdadera Esencia que nos susurra la canción del feliz retorno; dejar de ver la complicidad del Universo que se esfuerza en hacernos partícipes de la Unidad.

Somos Hijos de Dios; libres de toda limitación. Podemos elegir, en el instante santo, dejar de ser lo que no Somos. Podemos elegir, no ver lo ilusorio y aceptar la verdad.

Podemos elegir, utilizar este mundo y nuestro cuerpo, para dar testimonio de la divinidad, de la que somos portadores. 

Podemos elegir, la Unidad, el Amor, el Perdón, la Inocencia, la Alegría, la Felicidad, la Abundancia, la Vida, y si así lo hacemos, estaremos afirmando nuestra verdadera identidad.

Hoy, como soñadores conscientes, podemos elegir el guion de nuestro sueño e inscribir en él, un final feliz.

Ejemplo-Guía: "Renunciando a las falsas creencias"

En las dos últimas Lecciones hemos estado reflexionando sobre el poder de la voluntad. Hoy, ¿por qué no? podríamos dedicarlo a establecer una tierra fértil donde sembrar esa firme (buena) semilla-voluntad.

Establezcamos el escenario verdadero. Dios, a través de un acto de Voluntad, expande Su Mente y crea a Su Semejanza a Su Hijo. En ese Acto de Creación nada queda al olvido, es decir, nada queda a la necesidad. La conexión directa de Padre e Hijo garantiza su Existencia. La imagen más cercana que podemos tener en este mundo es la relación entre una madre y la criatura que gesta en su vientre.

Todos hemos experimentado ese estado de Plenitud, pero lo hemos olvidado, no lo hemos perdido, se encuentra inscrito en nuestra genética espiritual, es decir, la conexión existe pero nos encontramos en una sintonía diferente.

Como Hijo de Dios, dotados de su Poder Volitivo, tenemos la capacidad, la libertad plena para crear. Pero en vez de sintonizar el canal que nos permitía gozar de la Unidad con Dios, hemos captado otro canal que nos lleva a creer que es nuestro propio canal. A ese canal le damos validez, pues sus voces es lo único que logramos percibir. Nos decimos que esa visión debe ser lo real. Hemos despertado a sus sensaciones y nuestra identidad se apropia de la imagen que proyectamos sobre los demás. Somo un cuerpo dotado de expresión. Un cuerpo que sirve a nuestros deseos, pero un cuerpo que da muestras de necesidades, lo que nos lleva a experimentar el sabor del dolor, de la escasez, del miedo, etc

Y llegado a este punto, estando la Mente escindida de la verdad, nuestras creencias se basan en las leyes de la percepción. Creo en aquello que percibo, pero lo que no nos damos cuenta, es que percibimos tan solo lo que creemos, lo que deseamos.

Hemos pasado de un mundo real, eterno, a un mundo irreal, temporal. De un mundo abundante, a un mundo escaso. De un mundo de Amor, a un mundo de temor y miedo.

Podemos decir, que renunciamos a la verdad, para experimentar la ilusión.

¿Hasta cuándo perpetuaremos ese error? ¿Hasta cuándo nos mantendremos inconscientes de que estamos soñando un sueño?

La percepción verdadera nos situará a las puertas del Cielo. La percepción verdadera, nos hará conscientes de que somos los soñadores y nos permitirá soñar el sueño feliz de la salvación, el que nos llevará a la mencionada puerta del Cielo.

¡Ojalá sea hoy ese día en el que el Instante Santo sustituye la ilusión por la Verdad!

miércoles, 16 de noviembre de 2016

Escorpio y los trastornos de la próstata

Nos encontramos bajo las influencias del tránsito del Sol por el signo de Escorpio. Es por ello, que vamos a dedicar una serie de artículos a analizar, desde varios puntos de vista,  las enfermedades más comunes relacionadas con este signo.
Los textos astrológicos coinciden en asignar al signo Escorpio las siguientes zonas fisiológicas: Rige la vejiga, la uretra, los genitales, el colon descendente, la próstata, la flexura sigmoidea, el hueso nasal, el hueso pubiano y la materia roja colorante de la sangre.
Las aflicciones que pueden clasificarse bajo el signo de Escorpio son determinadas por los planetas que puedan estar afligidos en este signo, como por ejemplo la sífilis, hernias y quebraduras, cálculos y arenillas, escorbuto, fístulas, hemorroides, enfermedades de la matriz o del útero, estrechez de la uretra, estrechez de la próstata, catarro nasal, enfermedades de la mucosa nasal y cartílago nasal, pueden ser causados por las aflicciones de Escorpio.
Para el desarrollo de este artículo, vamos a centrarnos en el estudio de los trastornos de la próstata.


PRÓSTATA

Wikipedia

La próstata es un órgano glandular del aparato genitourinario masculino con forma de castaña, ubicada enfrente del recto, debajo y a la salida de la vejiga urinaria. Contiene células que producen parte del líquido seminal que protege y nutre a los espermatozoides contenidos en el semen.
Justo encima y a los lados de la glándula prostática se encuentran las vesículas seminales que producen la mayor parte del líquido seminal. La próstata rodea la primera parte de la uretra, conducto por el que circula la orina y el semen hasta el pene.

Las hormonas masculinas estimulan la glándula prostática desde el desarrollo del feto. La próstata continúa su crecimiento hasta que se alcanza la edad adulta y mantiene su tamaño mientras se producen las hormonas masculinas. Si las hormonas masculinas desaparecen, la glándula prostática no puede desarrollarse y reduce su tamaño, a veces hasta casi desaparecer.

Las enfermedades más frecuentes de la próstata son:

La prostatitis. Es una inflamación de la próstata. Puede ser infecciosa o no. Puede producir síntomas de infección urinaria, pero con urocultivos negativos. Las prostatitis agudas pueden ser causadas por enfermedades de transmisión sexual. A menudo dan muchos síntomas e incluso fiebre. Las prostatitis crónicas suelen asentarse en las próstatas grandes, de personas de más de 50 años con hipertrofia prostática benigna. Los síntomas pasan generalmente desapercibidos. El tratamiento antibiótico suele tardar semanas en las prostatitis.

La hiperplasia benigna de próstata, Hiperplasia Prostática Benigna (HPB) o adenoma prostático. No se trata de cáncer, sino de crecimiento del órgano (al contrario que la mayoría, que tienden a atrofiarse con la edad) hasta llegar a hipertrofiarse. Son cambios normales que sufre la próstata en los hombres a medida que envejecen. Puede causar síntomas de irritación de la vejiga, como urgencia para orinar, menor fuerza en el chorro de orina, u orinar repetidas veces; esto se denomina prostatismo. Posee diferentes complicaciones, tales como infecciones urinarias a repetición, retención urinaria completa, insuficiencia renal, hematuria y litiasis vesical.

El cáncer de próstata. Es muy común en los hombres. Estudios corroboran la presencia del mismo en hombres de edad avanzada mediante una biopsia de próstata. En la mayoría de los hombres evoluciona paulatinamente (mueren por causas naturales muchos años después) sin que el cáncer les afecte la calidad de vida. En unos pocos casos el cáncer es agresivo. Los tratamientos varían según el estadio de la neoplasia, variando desde la cirugía y radioterapia con fines curativos hasta tratamientos paliativos con hormonoterapia y quimioterapia.


Enric Corbera (Bioneuroemoción)

PROSTATA

1ª Etapa (Supervivencia)

Conflicto:
Conflicto arcaico (proyecta sobre la L3). Pérdida en la familia. Protección de los nietos (miedo, como si los depredadores vinieran a comérselos). O sentir que debe ser más competente con su mujer (probablemente más joven). También el sentir que vive una sexualidad fuera de la norma (señor de 60 con una chica de 20-25) Viejo Verde. O una historia de castración (la mujer castra al hombre con sus normas: “Si no haces eso, hoy no hay cama” o “Quiero hacer el acto sexual, pero no puedo”.
Conflicto derivado de situaciones dramáticas de los hijos, pareja, nietos o equivalente: Un accidente, una enfermedad, la muerte. Todo ello nos disgusta.

Resentir: “Quiero hacer el acto sexual, pero no puedo". "Quiero nietos". “Tengo que estar a la altura para satisfacer a mi mujer, porque ésta es mucho más joven que yo y no sé si seré capaz".

El protector. Contiene unas células que producen parte del líquido seminal que protege y nutre el espermatozoide. Formado por varios tejidos (1ª y 3ª etapa). Tiene una función de director de orquestra que permite poner en marcha la máquina reproductora en los hombres de edad.

Hay cánceres de útero después de una menopausia y de próstata más tarde.
En la evolución somos abuelos: “Mis hijos no tienen niños”

Ejemplos:
a) Un Señor que lleva a su mujer al hospital y ésta “pare” en el coche. Sangre, líquidos, se traumatiza y hace un cáncer de próstata
b) Sacerdote que es terapeuta y siente la necesidad biológica de hacer el amor a una de sus pacientes. Para él esto es algo sucio.

Siempre se le tendría que hacer la misma pregunta a nuestro paciente que tenga problemas en el útero o en la próstata: ¿QUÉ ES LO QUE SIEMPRE ESTAS PENSANDO, DESDE QUE TE LEVANTAS HASTA QUE TE ACUESTAS?

Louise L. Hay

PROSTATA
Causa probable: Representa el principio masculino. Temores que debilitan la masculinidad. Renuncia. Presión y culpa sexuales. Creencia en el envejecimiento.

Nuevo modelo mental: Acepto mi masculinidad y me complazco en ella. Me amo y me apruebo. Acepto mi poder. Soy eternamente joven de espíritu.

Jacques Martel

PROSTATA
La próstata está vinculada a mi sentimiento de potencia y capacidad sexual. Ya que son frecuentemente los hombres mayores que padecen de trastornos de la próstata, debo preguntarme: ¿Estoy satisfecho y a gusto en mi sexualidad? ¿Vivo frustración, impotencia o quizás incluso confusión de cara a mi sexualidad y también frente a mi búsqueda de una pareja quizás más joven? ¿Sería mejor dejarlo todo?
Quizás ahora me siento inútil, ineficaz, incapaz de ser un “hombre verdadero”. Vivo el miedo intenso de no estar en las normas sexuales implantadas por la sociedad.
Debo aprender a desculpabilizarme y a dejar de estar tenso en cuanto a la “excelencia” que requiere la sociedad por parte mía. Debo tomar consciencia de mi valor no según mis “hazañas sexuales” sino mirando todas las bellas cualidades humanas que poseo.

Si tengo una dificultad en la próstata, debo preguntarme si vivo dificultad y culpabilidad frente a mis nietos o frente a mis propios hijos que, incluso adultos, son aún para mí, unos “pequeñines” y “frágiles”. Tengo miedo de que éstos estén en peligro, bien moralmente, bien físicamente, y sobre todo frente a cualquier situación que puede estar vinculada con la sexualidad y que aparece a mis ojos como sucia o que sale de las normas habituales y establecidas por la sociedad.
Si no tengo hijos, ni nietos, la dificultad puede vivirse con un sobrino o un niño del barrio que considero “como formando parte de la familia”.

Debo aprender a hacer confianza y el hecho de tener miedo de que suceda algo grave o algún daño a la gente a quien amo sólo atrae más el objeto de mi temor. Tengo confianza en que todos estamos guiados y protegidos interiormente, incluidos los por quienes me preocupo. Así evitaré el desarrollo del cáncer de la próstata.


Cuando cae la próstata, ejerce una gran presión sobre la vejiga. Indica que tengo dificultad en soltar los sentimientos de inutilidad que me he construido interiormente, la orina representando la liberación de mis emociones negativas. Reconozco cada vez más mi valía y sé que mi contribución a la sociedad es inestimable.

La prostatitis es la inflamación de la próstata. Puedo vivir decepción o frustración, bien frente a lo que mi pareja espera de mis proezas sexuales, bien frente a mí mismo porque me culpo por no ser más “viril”, más “excelente”.

Opino que soy viejo, “inútil, “acabado”. Es pues importante que acepte que mi sexualidad puede haber cambiado y evolucionado con el tiempo, pero que puede ser igual de excitante y completa.



Lisa Bourbeau

PROSTATA

Bloqueo físico: Los problemas de próstata más comunes son la inflamación, los tumores y el cáncer.

Bloqueo emocional: Esta glándula es el enlace entre el cuerpo humano y el centro de energía (chacra) sacro, la energía del poder de crear. Los problemas de la próstata son mucho más frecuentes después de los 50 años. Le indican a quien los sufre que deja que le moleste una situación en la cual siente impotencia, una situación que no puede controlar a su antojo. Se cansa de la vida. Estos problemas le indican que no puede controlarlo todo en la vida y que a veces el universo nos envía situaciones que nos ayudan a soltarnos con el fin de crear otra cosa mejor. Cuando el hombre experimenta un sentimiento de impotencia, al mismo tiempo su libido disminuye. Esta disminución es simplemente un reflejo de lo que sucede en su interior.

Bloqueo mental: Tu problema de próstata tiene como finalidad ayudarte a restablecer contacto con tu poder de crear tu vida. Deja de creer que porque envejeces, eres menos poderoso y menos capaz de crear. Es cierto que el cuerpo se deteriora con el tiempo y ello es natural. Sin embargo, esta es la ocasión ideal para que utilices todas las fuerzas emocionales y mentales que has adquirido con el paso de los años y crees otra cosa, permitiendo que los más jóvenes te ayuden físicamente. Debes dejar de creer que porque decides delegar, pierdes valor. Al contrario. A eso se llama sabiduría.

UCDM. Libro de Ejercicios. Lección 321

¿Qué es la creación?



1. La creación es la suma de todos los Pensamientos de Dios, en número infinito y sin límite alguno en ninguna parte. 2Sólo el Amor crea, y únicamente a Su semejanza. 3Jamás hubo tiempo alguno en el que todo lo que creó no existiese. 4Ni jamás habrá tiempo alguno en que nada que haya creado sufra merma alguna. 5Los Pensamientos de Dios han de ser por siempre y para siempre exactamente como siempre han sido y como son: inalterables con el paso del tiempo, así como después de que éste haya cesado.

2. Los Pensamientos de Dios poseen todo el poder de su Creador. 2Pues Él quiere incrementar el Amor extendiéndolo. 3Y así, Su Hijo participa en la creación, y, por lo tanto, no puede sino com­partir con su Padre el poder de crear. 4Lo que Dios ha dispuesto que sea uno eternamente, lo seguirá siendo cuando el tiempo se acabe, y no cambiará a través del tiempo, sino que seguirá siendo tal como era antes de que surgiera la idea del tiempo.

3. La creación es lo opuesto a todas las ilusiones porque es la ver­dad. 2La creación es el santo Hijo de Dios, pues en la creación Su Voluntad es plena con respecto a todo, al hacer que cada parte contenga la Totalidad. 3La inviolabilidad de su unicidad está garantizada para siempre, perennemente a salvo dentro de Su santa Voluntad, y más allá de cualquier posibilidad de daño, separación, imperfección o de nada que pueda mancillar en modo alguno su impecabilidad.

4. Nosotros, los Hijos de Dios, somos la creación. 2Parecemos estar separados y no ser conscientes de nuestra eterna unidad con Él. 3Sin embargo, tras todas nuestras dudas y más allá de todos nuestros temores, todavía hay certeza, 4pues el Amor jamás abandona Sus Pensamientos, y ellos comparten Su certeza. 5El recuerdo de Dios se encuentra en nuestras mentes santas, que son conscientes de su unicidad y de su unión con su Creador. 6Que nuestra función sea únicamente permitir el retorno de este recuerdo y que Su Voluntad se haga en la tierra, así como que se nos restituya nuestra cordura y ser solamente tal como Dios nos creó.

5. Nuestro Padre nos llama. 2Oímos Su Voz y perdonamos a la creación en Nombre de su Creador, la Santidad Misma, Cuya san­tidad Su creación comparte con Él; Cuya santidad sigue siendo todavía parte de nosotros.




LECCIÓN 321

Padre, mi libertad reside únicamente en Ti.


1. No entendía lo que me podía hacer libre, ni lo que era mi libertad o adónde ir a buscarla. 2Y así, Padre, busqué en vano hasta que oí Tu Voz dirigiéndome. 3Ahora ya no deseo seguir siendo mi propio guía. 4Pues la manera de encontrar mi libertad no es algo que yo haya ideado o que comprenda. 5Pero confió en Ti. 6Y me mantendré consciente de Ti que me dotaste con mi libertad por ser Tu santo Hijo. 7Tu Voz me dirige, y veo que el camino que conduce hasta Ti por fin está libre y despejado. 8Padre, mi libertad reside únicamente en Ti. 9Padre, mi voluntad es regresar.

2. Hoy respondemos por el mundo, el cual será liberado junto con nosotros. 2¡Qué alegría encontrar nuestra libertad por el ine­quívoco camino que nuestro Padre ha señalado! 3¡Y cuán segura es la salvación de todo el mundo cuando nos damos cuenta de que sólo en Dios podemos encontrar nuestra libertad!




¿Qué me enseña esta lección? 

Para ser libres, hay que Ser.

No es un juego de palabras. Se trata de una afirmación que nos lleva a la Verdad: nuestra verdadera identidad, no se encuentra en lo que tenemos o poseemos, sino en lo que realmente Somos.

No somos un cuerpo y no somos aquello que es capaz de atesorar ese cuerpo siguiendo los mandatos de una mente identificada con lo temporal.

Somos un Ser Espiritual, el Hijo de Dios, creado de la expansión creadora de Dios. Imagen y Semejanza del Padre, el Hijo de Dios, es libre desde su condición divina.

La libertad ha de llevarnos a dar testimonio de la única Verdad, la que nos lleva a afirmar que somos Uno en nombre de nuestro Padre y de su Eterna Fuerza, el Amor.

Hemos sido creados en un acto de libre Voluntad y, ese germen creador, ha sido depositado en nuestro Ser, de modo que estamos dotado de esa capacidad creadora y de la libre condición para crear.

La libertad es el regalo que Dios hizo a su Hijo. Ni el propio Padre, interfiere en el uso de la libertad dispensada a su Hijo. Es Ley del Universo, el respeto de la libertad.

Ser libres, nos lleva a ser responsables de nuestros actos. Tan sólo los actos de Amor son portadores de libertad y tienen la capacidad de expandirse y multiplicarse abundantemente.

Los actos de odio, basados en el miedo, darán lugar a acciones que requieren rectificación y su propia semilla, lleva implícita el efecto correctivo.


Ejemplo-Guía: "Voluntad, Unidad, Libertad y Mente Recta es igual a creación"

¿Qué queremos decir con ello? Hemos reflexionado sobre la Correspondencia que se recoge en cada una de esas "expresiones". ¿Habíamos relacionado el acto de la voluntad con la Unidad, con la Libertad, con la Mente Recta, con nuestras creaciones?

¿Hemos reflexionado alguna vez sobre la expresión: la voluntad te hace libre?

Esa Correspondencia tiene un profundo significado. Si nuestra voluntad es la Voluntad de Dios, entonces será la expansión de la visión basada en la verdad, en la Unidad. Ese acto de libertad, ese acto creador, es la manifestación de nuestra Mente Recta, con lo cual, de esa Causa tan solo se puede derivar efectos acordes con su vibración, serán efectos llenos de luz, la expresión del Amor.

¿Reconoces en tu vida el destello o el resplandor de esa luz, o por el contrario, te sientes envuelto en un mar de tinieblas?

Cuando la voluntad se pone al servicio del deseo, tiene lugar una alteración de esa luz blanca, símbolo de la unidad, transformándose en la multiplicidad de colores, es lo que llamamos diversidad, expresiones que se derivan de la separación, de la dualidad. Esa voluntad, aún expresándose desde el principio de la libertad, nos lleva a un estado de condicionamiento, pues nos hace esclavos de nuestros deseos y pasiones, de estados emocionales caóticos y depresivos.

No estamos diciendo nada diferente a todo lo dicho en anteriores Lecciones, cuando hemos analizado las consecuencias de ser fieles al sistema de pensamiento del ego o servir a la verdad.

La experiencia ha de llevarnos a ser conscientes del efecto que causa nuestra voluntad, la expresión de nuestra libertad. Tan solo la verdad nos hace libres, pues cuando esa libertad nos lleva a caer prisioneros del miedo, el sentimiento protagonista del mundo irreal, desde el momento, dejamos de ser libres y depositamos las llaves de nuestra celda en manos de los demás, cuando en verdad, los demás son imágenes proyectadas en nuestros sueños.

martes, 15 de noviembre de 2016

UCDM. Libro de Ejercicios. Lección 320

LECCIÓN 320

Mi Padre me da todo poder.



1. El Hijo de Dios no tiene límites. 2Su fuerza es ilimitada, así como su paz, su júbilo, y todos los atributos con los que su Padre lo dotó en su creación. 3Lo que dispone con su Creador y Reden­tor se hace. 4Lo que su santa voluntad dispone jamás puede ser negado porque su Padre refulge en su mente, y deposita ante ella toda la fuerza y amor de la tierra y del Cielo. 5Yo soy aquel a quien todo esto se le da. 6Yo soy aquel en quien reside el poder de la Voluntad del Padre.

2. Tu Voluntad puede hacer cualquier cosa en mí y luego extenderse a todo el mundo a través de mí. 2Tu Voluntad no tiene límites. 3Por lo tanto, a Tu Hijo se le ha dado todo poder.




¿Qué me enseña esta lección? 

La Voluntad es el Principio más elevado con el que Dios, nuestro Padre, nos ha dotado.

Hemos sido creados a Su Imagen y Semejanza, lo que significa, que potencialmente, somos portadores de los Atributos Divinos.

Si utilizamos, nuestro poder volitivo, y lo ponemos al servicio de nuestro Padre, entonces, Su Voluntad y nuestra Voluntad vibrarán al unísono y todo cuanto emane de nosotros llevará el sello de la Eternidad, es decir, será verdadero.

Cuando nuestra Voluntad vibra al unísono con la Voluntad de nuestro Creador, estamos expandiendo a través de nuestra mente, la Visión Verdadera de la Unidad y de la Pureza. Ello significa que reconocemos en nuestros hermanos el sello sagrado de la Inocencia, símbolo de su condición Divina.

Gracias a la Voluntad, el Hijo de Dios tiene el poder de crear. Gracias a ese Principio, el Hijo de Dios ejerce su Libertad.

La cuestión que debemos plantearnos en el nivel en el que nos encontramos, es la siguiente: ¿qué uso hacemos de nuestra Voluntad?

Cuando tomemos consciencia del inmenso poder que encierra el acto volitivo, nuestras vidas ya no permanecerán estancadas en ningún escalón de la escalera evolutiva. Ya nada nos detendrá. Caminaremos firmes hacia la meta que Dios nos ha encomendado, hacia la Salvación.

Ejemplo-Guía: "¿Qué uso haces de tu poder divino, de tu voluntad?"

La voluntad, ya lo he adelantado, es el Principio más elevado con el que Dios nos ha creado. Su Creación responde a un acto de Voluntad. El acto de expandir Su Mente, es un acto de Voluntad. Tal es así, que podemos decir que somos Su Voluntad, somos Hijos de la Voluntad de Dios, lo que significa, que somos portadores de ese poder creador.

La voluntad podemos compararla con una semilla. Utilizar ese ejemplo, nos ayudará a conocer su potencial. Cuando utilizamos una semilla y la sembramos en tierra fértil, y la cuidamos adecuadamente, esa semilla nos dará sus frutos. Con ello queremos decir, que nuestras creaciones tienen su causa en la voluntad y ese Principio emana de nuestra Mente. Cuando el acto creador ha dado sus frutos y determinamos que es un buen fruto, podemos decir, que la Mente se ha puesto al servicio de la verdad, esto es, del Amor, de la Unidad.

Pero sabemos, que esa semilla podemos utilizarla inadecuadamente y proceder tal y como se describe en la parábola del sembrador (versión según Mateos):
13 Aquel día salió Jesús de la casa y se sentó junto al mar.
2 Y se le juntó mucha gente; y entrando él en la barca, se sentó, y toda la gente estaba en la playa.
3 Y les habló muchas cosas por parábolas, diciendo: He aquí, el sembrador salió a sembrar.
4 Y mientras sembraba, parte de la semilla cayó junto al camino; y vinieron las aves y la comieron.
5 Parte cayó en pedregales, donde no había mucha tierra; y brotó pronto, porque no tenía profundidad de tierra;
6 pero salido el sol, se quemó; y porque no tenía raíz, se secó.
7 Y parte cayó entre espinos; y los espinos crecieron, y la ahogaron.
8 Pero parte cayó en buena tierra, y dio fruto, cuál a ciento, cuál a sesenta, y cuál a treinta por uno.
9 El que tiene oídos para oír, oiga.
Si no damos a nuestra voluntad -semilla- el impulso necesario, la continuidad necesaria, no alcanzará a arraigar en la tierra y los frutos se perderán. Si aplicamos este mensaje a nuestras vidas, tendremos que reflexionar sobre la causa a la que sirve nuestra voluntad, pues en ella va implícita nuestra Mente, mejor dicho, nuestros pensamientos.

Cuando la voluntad-semilla no sirve a la verdad, el fruto que cosecharemos no será agradable, será más bien, el fruto que abre nuestros ojos a una realidad ilusoria, como ese fruto que tras ser mordido por Eva, nos llevó al descubrimiento de nuestras desnudez y a ser expulsados del estado de comunión con nuestro Creador, representado por el Jardín del Edén.

La voluntad, la Mente, puede servir al Espíritu, a la verdad y entonces hablamos de la Mente Recta o puede servir al ego, al deseo, a la ilusión y entonces hablamos de la mente errada. 

En nuestras vidas, estamos experimentando permanentemente los efectos a los que nos ha llevado nuestra voluntad. La voluntad se convierte en el motor que crea o fabrica nuestra percepción.

El Curso dedica un apartado sobre la "pequeña dosis de buena voluntad" y nos revela, que cuando unimos esa dosis de voluntad a la Voluntad de Dios, experimentaremos el Instante Santo, donde tomamos consciencia de nuestra santidad, de nuestra verdadera identidad.


El Curso nos indica: No confíes en tus buenas intenciones, pues tener buenas intenciones no es suficiente. Pero confía implícitamente en tu buena voluntad, independientemente de lo que pueda presen­tarse. Concéntrate sólo en ella y no dejes que el hecho de que esté rodeada de sombras te perturbe.