sábado, 13 de agosto de 2016

Cuento para Jabamiah: "El Filón de Oro Espiritual"

La historia que a continuación os voy a contar, es la historia de un verdadero buscador de oro, que tras muchos años de búsqueda, logró un día encontrar lo que deseaba, un maravilloso filón, pero no sabemos si aquel hallazgo vino a traerle la felicidad o por lo contrario sería portador de desgracia. Veámoslo:

Habían sido doce años, doce pesados y largos años de incansable trabajo, de ir de acá para allá sin conocer lo que era un merecido descanso, durmiendo la mayor de las veces teniendo el firmamento por techo y alimentándose tan sólo de lo que era capaz de encontrar a su paso.

Pero al final mereció la pena pasar todas aquellas calamidades, pues el hallazgo de aquel filón, le había convertido en un hombre rico, muy rico.

El loco y harapiento buscador, que un día partiera huyendo de los sinsabores de la pobreza, volvía convertido en un acaudalado y respetado señor.

Nadie le había reconocido y muchos de los que antaño le habían despreciado, ahora revoleteaban a su alrededor intentando ganar su simpatía y confianza, para que se sintiera atraído por aquella falsa amistad y compartiera con ellos su riqueza.

Aquella hipócrita situación le divertía y Jabamiah dejó que lo agasajaran durante un tiempo aprovechándose de su ventaja, hasta que llegó el día en que les dio una buena lección.

Todo parecía sonreírle, desde que tuvo la fortuna de convertirse en un hombre rico. Se sentía amo y señor de aquel pueblo. Tenía tanto poder su dinero que podía comprar cuanto quisiera, hasta la moral de sus habitantes.
Poco a poco se fue apoderando de todo y para asegurar que el dinero nunca le faltase construyó salones de juego, donde todos los días robaba a cuantos jugaban en ellos, sin que estos lo supieran.

Desde que el llegó, Luven se había convertido en una ciudad corrompida, y todos cuantos a ella llegaban quedaban seducidos por sus encantos, y cuando salían, muchos intentaban suicidarse, pues nada les quedaba para seguir viviendo.

Cierto día, Jabamiah sufrió un terrible accidente y tuvo la mala fortuna de quedar inválido. Ni todo el oro del mundo podía devolver la sensibilidad a sus piernas que habían quedado paralizadas.

De la noche a la mañana, el hombre más feliz de la tierra se había convertido en el más desgraciado. No quería hablar con nadie, únicamente quería estar solo. Comprobó que siempre lo había estado, aunque aparentemente estuviese rodeado de mucha gente. Todos le habían buscado por su riqueza, jamás nadie le necesito como persona.

Aquellos pensamientos fueron ocupando su lente y le martilleaban con dureza. Tantos años perdidos con el único propósito de hacer riquezas, ¿para qué? La vida - pensó -, era algo más que poseer y poseer. ¿Cuándo había dado él? No pudo encontrar respuesta.

Jabamiah se sentía cada vez mas desconsolado. Ya no le importaba ser un hombre inválido, le importaba y mucho, ser un hombre corrompido y se dijo que debía hacer algo para evitarlo.

Y así lo hizo. Lo primero fue construir un templo donde las almas de Luven pudieran encontrar la paz que él ahora sentía. Más adelante construiría colegios, jardines y casas para cuantos necesitasen de ellas.

Sintió Jabamiah, como ahora su vida era más plena. No podía andar, pero sus acciones lo hacían por él. Aunque no por mucho tiempo, puesto que su naturaleza cambió tanto, que sus órganos enfermos recobraron la salud, y aquel buscador de oro encontró un nuevo filón, pero se trataba en esta ocasión del oro espiritual, el eterno poder del espíritu.

Fin

Diálogo con el Ángel Jabamiah

  • Evocar la sublimidad de la armonía, del arte, de la estética, del buen gusto, del buen hacer…, forma parte de tu genética espiritual.
  • Has sido bendecido con la facultad de limpiar y purificar las tendencias corruptas…
  • Tu voz melodiosa, tu tacto cálido y suave, tu rostro hermoso y alegre, tu equilibrio saludable…, son cualidades que añora el alma humana…
  • ¡Ojala!, tu sensibilidad no quede seducida por el cántico de las sirenas…
  • ¡Ojala!, sepas evadirte de las situaciones estacionarias que tientan al espíritu con quedar preso de la naturaleza instintiva…
  • ¡Ojala!, tu afán de perfección, te dote de alas para que puedas elevarte por encima de las cosas mundanas…
  • Tu imaginación es fértil y fecunda…, gracias a ella, podrás crear las bases, los arquetipos de un mundo futuro, donde imperará una nueva justicia, basada en la creencia de la co-creación.
  • Despliega tu instinto maternal, protector…, y que tu canto, sea como una nana que reconforta a aquel que se encuentra sumido en la turbulencia.
  • Contágianos con tu aliento de esperanza e inspira a la humanidad, para que en sus sueños, den vida a un mundo cohesionado, a un mundo unido y mejor.

Plegaria y Exhorto de Jabamiah

PLEGARIA

JABAMIAH: Verbo que produce todas las cosas.
En el Principio, Elohim, Él, los Dioses, el Ser de Seres, había creado
en principio lo que constituye la existencia de los Cielos y de la Tierra.

JABAMIAH: Señor que produces todas las cosas,

haz de mí el receptáculo vivo y consciente de tu Verbo.
Lléname, JABAMIAH, de tu presencia;
de suerte que cuando el mundo me llame a la acción,
sea tu fuerza la que actúe, Tu voz la que ordene,
Tu divino genio el que construya.
Regenera en mí, Señor JABAMIAH,
todo lo que no sea conforme a la Ley Divina.
Y guárdame, Señor,
de la vanidad de pensar que mis obras son mías y no tuyas.
Permíteme, JABAMIAH, que las circunstancias sean propicias
a la expresión de tu Verbo, y pon ante mí
las personas adecuadas para que tu semilla fructifique en ellas.
Y si mi trabajo es grato a tus ojos,
llévame, Señor, ante el Trono de Dios.

JABAMIAH exhorta:

Dios me ha reservado este espacio,
para que antes de finalizar la dura jornada,
aquellos que lo desean y anhelen
puedan recuperar su perdida dignidad.
En mi has de encontrar, peregrino, tu baño de pureza.
Mis aguas dejan de ser amargas para los que deciden beberlas,
y quiero que tú seas en la tierra
el proclamador de las maravillas que Yo represento.
Quiero que tú seas el ejemplo vivo de mis poderes;
que seas esa materia corrupta que, a los ojos de todos,
se limpió,
y que seas después el constructor del Templo externo de la Verdad.
Quier
o que dejes señal de mí en la piedra,
que me levantes monumentos
para que les sea fácil a los hombres encontrarme,
y que me instituyas igualmente en la sociedad.
Que todos sepan, a través de ti,
que aunque los miembros de los cuerpos estén rotos
y sus funciones desordenadas,
basta con que invoquen mi fuerza,
para que el cuerpo recupere su primitiva integridad
y el alma quede limpia de larvas.
Si testimonias de mi, peregrino,
tu nombre quedará inscrito en los registros de la inmortalidad.


(Plegarias y Exhortos de los 72 Genios de la Cábala - KABALEB)

Jabamiah: "Verbo que produce todas las cosas".


Nombre: Jabamiah, "Verbo que produce todas las cosas".

Coro: Ángeles, Ángeles al servicio de Yesod-Fundamento.

Nombre del Ángel en letras: Yod-Beith-Mem-Yod-He


Nombre del Ángel en cifras: 10-2-13-10-5
Nombre del Ángel en Arcanos Mayores: Rueda de la Fortuna-Sacerdotisa-Muerte-Rueda de la Fortuna-Sumo Sacerdote.

Maestro del Sendero 28, que une a Yesod y Netzah en su trayecto de Retorno.

Días de regencia: 31 de Mayo; 14 de Agosto; 27 de Octubre; 6 de Enero; 18 de Marzo. Del 7 al 11 de marzo.

Regencia zodiacal: 9º al 10º de Géminis; 21º al 22º de Leo; 3º al 4º de Escorpio; 15º al 16º de Capricornio; 27º al 28º de Piscis; 15º al 20º de Piscis.

Lo que otorga:
  • Se puede obtener de El, todo.
  • Regeneración de las naturalezas corrompidas.
  • Recuperación de los derechos perdidos.
  • Convertirse en unas de las primeras luces de la filosofía.
  • Protege contra la tentación de propagar doctrinas erróneas.
Programa-Lección: Limpiar y purificar las tendencias corruptas.

UCDM. Libro de Ejercicios. Lección 226

LECCIÓN 226

Mi hogar me aguarda. Me apresuraré a llegar a él.

1. Puedo abandonar este mundo completamente, si así lo decido. 2No mediante la muerte, sino mediante un cambio de parecer con respecto al propósito del mundo. 3Si creo que tal como lo veo ahora tiene valor, así seguirá siendo para mí. 4Mas si tal como lo contemplo no veo nada de valor en él, ni nada que desee poseer, ni ninguna meta que anhele alcanzar, entonces ese mundo se ale­jará de mí. 5Pues no habré intentado reemplazar la verdad con ilusiones.

2. Padre, mi hogar aguarda mi feliz retorno. 2Tus Brazos están abiertos y oigo Tu Voz. 3¿Qué necesidad tengo de prolongar mi estadía en un lugar de vanos deseos y de sueños frustrados cuando con tanta facilidad puedo alcanzar el Cielo?

¿Qué me enseña esta lección?

Puedo estar en el mundo y no pertenecer a él.


De hecho, esa es la única realidad a la que debemos prestar atención.

El error que hay que corregir, es la creencia de que nuestra identidad está depositada en el cuerpo físico, otorgándole plenos poderes para dirigir nuestras vidas.

Una vez que tomamos consciencia de que el cuerpo sirve a la mente y al Espíritu, podemos utilizar ese vehículo para comunicar las Enseñanzas del Padre. Nuestro comportamiento en el mundo físico es una oportunidad para dar testimonio de los valores que somos portadores.

Ver en nuestros hermanos el rostro de la Divinidad, nos llevará a amar en vez de atacar; a perdonar en vez de culpar.

No creer en el mundo físico, en sus leyes, nos liberará de la prisión de la ilusión, del padecimiento, de la culpa, del miedo, del dolor, del sufrimiento, de la enfermedad.

La única Ley que debe imperar en el Universo, es la Ley del Amor.

Ejemplo-Guía: "Si vivo la vida sin anhelos, la viviré desde la apatía"

Es el planteamiento que muchos estudiantes, al leer esta Lección, se hacen. Si nada en este mundo tiene valor, ni significado, si no debemos anhelar metas, ¿cómo debemos vivir? 

Este cambio de creencias, de paradigma, identificado como el "no ser", viene acompañado de un profundo miedo. Ese miedo, es la principal credencial del ego. El único referente del ego, es el cuerpo y su escenario natural, el mundo físico. Si dicho mundo no tiene significado, si deja de ser la fuente que alimenta nuestros deseos y sacia la sed de nuestros anhelos, es lógico que se produzca la ilusión del miedo, pues sería mirar de frente la realidad de lo que somos y comprobar que hemos estado identificados erróneamente con una realidad ilusoria.

Pero el "no ser", es la única vía que nos conduce al "Ser". Si entendemos lo que esto significa, entenderemos igualmente, que podemos vivir en la verdadera plenitud, lo más alejado de la apatía, a pesar de no experimentar la ilusión del anhelo, del deseo.

Todos sabemos, a esta altura del camino, lo que significa para el ego el concepto ser. Para el ego, en verdad, dicho concepto no existe si no va acompañado de otros verbos, como tener, poseer, guardar, etc. Para el ego, definir el concepto "ser" es testimoniar de sus pertenencias: soy un cuerpo, alto, bajo; hermoso o grotesco; débil o fuerte; ágil o torpe; enfermo o saludable. Igualmente, testimoniar de sus habilidades, de su formación: soy inteligente o imbécil; soy loco o cuerdo; soy ingeniero o basurero. O testimoniar de sus posesiones: soy abundante o escaso; rico o pobre.

¿Cómo podemos vivir en este mundo, sin marcarnos metas y no ser víctima de la apatía?

La apatía, al igual como otros estados anímicos, como la soledad, son expresiones que proceden de los profundos miedos propios del ego. La apatía, en el sentido en el que la estamos utilizando, es el resultado inevitable de no utilizar la fuerza del deseo para conquistar metas en el mundo físico. Si prestamos atención a las diferentes fases que sigue el proceso de anhelar una meta hasta conseguirla, nos sorprenderá reconocer, que mientras que el proceso de conquista se lleva a cabo, nos sentimos contagiado de alegría, de emociones que nos agradan. Pero una vez que se ha conquistado la meta y el anhelo desaparece, en muchas ocasiones hace uso de presencia la apatía, pues aquello que hemos conquistado ha dejado de interesarnos. Esta dinámica es propia del mundo físico. La temporalidad y los cambios permanentes, no van acorde con el modo en que el ego concibe la búsqueda de la felicidad. La ley de alternancia propia del mundo físico hace imposible el mantener una felicidad permanente. De este modo, el anhelo da paso a la apatía, como si se tratase de los dos polos de un mismo eje.

¿Y si cambiamos la fuerza del deseo por la del amor? Muchas veces pensamos que cuando estamos amando, estamos deseando. Nada más lejos de la realidad. El deseo separa y el amor une. El deseo pide ser satisfecho, el amor, satisface. Podemos estar realizando cualquier cosa, pues tenemos el deseo de hacerlo y no amar lo que hacemos, pues lo único que pretendemos es ver satisfecha nuestra necesidad. En este sentido, el deseo es una fuente de necesidad, mientras que el amor es una fuente de abundancia.

Dicho esto, no interpretemos que no tener metas significa no amar lo que hacemos, todo lo contrario, el no tener deseos, favorece la aparición del amor, la única fuerza que tiene la capacidad de hacer que la felicidad sea una experiencia permanente.

Si siento el deseo de ser médico, ingeniero, agente de bolsa o albañil, para evitar que ese deseo nos conduzca finalmente a la apatía, a la desilusión, a la infelicidad, es llenando ese deseo de amor. Cuando hacemos esto, lo que en verdad estamos haciendo es compartiendo nuestros dones y talentos.

Cuando amas lo que haces, o lo que es lo mismo, cuando el amor se convierte en nuestra identidad, el hecho de que seamos médico o albañil; seamos ricos o pobres; guapos o grotescos, no será motivo para que dejemos de sentirnos felices. En verdad, es imposible que el amor juzgue la vida en términos de dualidad, pues el Amor es la condición esencial del Ser.

viernes, 12 de agosto de 2016

Cuento para Rochel: "El Testamento"


La paz del reino de Lusol dependía de aquel manuscrito firmado y sellado por el Soberano, momentos antes de abandonar su cuerpo físico.

Su sublime voluntad tenía en jaque a muchos en palacio, que como buitres revoloteaban deseosos que su víctima, el moribundo rey, les tuviese en cuenta a la hora de redactar su testamento.
  • El rey ha muerto -gritó una voz desde la torre más alta de palacio -.
Inmediatamente aquella noticia se fue transmitiendo con rapidez, y en pocos minutos era conocida por todo el reino.

Las campanas del Sagrado Templo repicaron doce veces, como anunciando al cielo la llegada de un nuevo viajero.

Mientras tanto y con la ansiedad de lobos hambrientos, los herederos esperaban recibir noticias del Consejero Real, que daría lectura al testamento.
  • Yo, Yesthip, como único Soberano de Lusol, con plena conciencia de mis actos, dejo en manos de Rochel...
Tras aquella revelación, el Consejero no pudo seguir leyendo el manuscrito, pues la rabia de aquellos que esperaban ser reconocidos como herederos al trono, se lo impidió.
  • No puede ser, el viejo estaba loco. Ese testamento no es válido, debemos evitar que se cumpla su voluntad –dijeron todos violentamente -.
  • ... que nada, ni nadie pueda impedir que mi voluntad sea cumplida -terminó de leer el Consejero -.
Pero aquellas últimas palabras, tan sólo fueron oídas por Rochel, el único heredero.

Aquello no quedaría así, los hermanos de Rochel estaban dispuestos a todo, para conseguir el poder del reino, y aquella ambición les llevó a pensar un plan malévolo.

A la mañana siguiente, nada más despuntar el alba, un vocerío vino a llamar la atención del futuro monarca.
  • Señor, señor despertad, pues ha sucedido algo terrible -vociferaba el Consejero Real -.
  • Tranquilízate y dime qué ha ocurrido -expresó Rochel -.
  • El manuscrito del testamento ha desaparecido, lo han robado esta noche mientras dormíamos -contestó el nervioso consejero -.
  • Ha sido obra de mis hermanos, pero será difícil demostrarlo. Sin testamento no se reconocerá el derecho al trono.
Tenia razón el joven Rochel, y aquello lo sabía muy bien los causantes de aquella desaparición.

Ya entrada la mañana, Rochel fue requerido por el Consejo Real, pues sus hermanos habían solicitado una reunión especial para repasar el testamento. Era la excusa que esperaban para desacreditar al heredero. Al no poder presentar el testamento, ellos solicitarían por derecho de edad el acceso al trono.

Rochel sabía que tenía que actuar pronto. El tiempo obraba en su contra y ya a penas le quedaba unos minutos para decidir qué hacer. Se sintió abrumado por todo lo que estaba sucediendo y buscó un momento de paz interior antes de hacer frente a aquella traición.

De repente y a pesar de estar sus ojos cerrados, una luz apareció en su mente y sin saber cómo, un paisaje tomó vida en su interior. Era el bosque de Lusol. Vio como un hombre encapuchado escondía entre unas piedras un papel. Era el manuscrito sellado y firmado por el rey.

Aquella visión le sobresaltó y volvió en si, recuperando de nuevo la conciencia. Acababa de ver dónde se encontraba el testamento y una voz interior le decía que debía ir hasta él.

Así fue como Rochel, recuperó su poder como heredero y puso fin a la malicia de sus hermanos, que vieron sorprendidos como sus astutos planes de nada les habían servido.

Fin


Diálogo con el Ángel Rochel

  • La búsqueda y consecución del equilibrio entre la naturaleza femenina y masculina, es tu tarea esencial en la presente encarnación…
  • Comprender que toda manifestación se sustenta en el trabajo conjunto de los polos opuestos, te permitirá llevar a cabo tu labor, sin quedar atrapado en continuos enfrentamientos…
  • Sin embargo, no debes alimentar el error de que la dualidad es el estado perfecto…, debes ir más allá y establecer el punto fiel de la balanza, y ello tan sólo será posible, si concibes en tu mente que la Unidad es Trina y que la Trinidad es Una.
  • Ese tercer Elemento es el fruto de la unión de ambas naturalezas, y como tal ha de permitir que toda voluntad creadora encuentre el espacio cerrado en el que poder realizar su labor esencial.
  • La humanidad identificada con su individualidad, tiene dificultad para integrar armoniosamente su polaridad opuesta…
  • Ayúdales a transmutar los antiguos odios en amores desinteresados…, de este modo, la unión de los opuestos y la consolidación de la unidad será una realidad.

Plegaria y Exhorto de Rochel

PLEGARIA


ROCHEL: Dios que ve todo.
Señor, sois mi parte de herencia y mi cáliz. Vos tenéis en vuestras manos mi destino.
ROCHEL, Señor que todo lo ves
en la sublime memoria de las vidas,
dame la fuerza necesaria para pagar el mal que hice
y transmuta los antiguos odios
en puros amores desinteresados.
Vacía de mi alma
todo lo torcido y miserable que pueda haber en ella,
para que en mis tinieblas pueda penetrar tu luz.
Y cuando haya apurado hasta la última gota
del cáliz de la amargura,
permíteme, ROCHEL, que rinda testimonio de la divina sabiduría;
permite que sea un ejemplo viviente para los demás
y que me convierta en canal
de los grandes designios del espíritu.
ROCHEL exhorta:
A fuerza de vivir, de ser y estar,
lo primigenio resucita en el corazón de los hombres.
El Eterno me ha situado en este punto del espacio
para propiciar esa resurrección.
Yo levantaré en ti, peregrino,
fuerzas que siempre han estado ahí,
pero que tú ignorabas.
Descubrirás así a ese Hermano Menor que tú creías muerto;
ese Hermano con el que nunca te has entendido
y que posee la facultad de hacer milagros.
Yo descubriré en ti, peregrino, un nuevo ser,
que te abrirá las puertas de una nueva dimensión.
Te embriagaré de luz, y esa luz tendrá en ti una tal vitalidad,
que nada podrá apagarla;
ni el agua de tus emociones.
Yo podré fuego en tus deseos exaltados
y así descubrirás la Ley y el Orden.
Y ya nunca más podrás ser otra cosa que un ejecutor de esa Ley
y un conjurado de ese Orden.
La Voluntad Divina se expresará a través de ti
y serás manantial de pureza reencontrada.


(Plegarias y Exhortos de los 72 Genios de la Cábala - KABALEB)

Rochel: "Dios que ve todo".


Nombre: Rochel, "Dios que ve todo".

Coro: Ángeles, Ángeles al servicio de Yesod-Fundamento.

Nombre del Ángel en letras: Reish-Aleph-He-Aleph-Lamed

Nombre del Ángel en cifras: 20-1-5-1-12

Nombre del Ángel en Arcanos Mayores: Juicio-Mago-Sumo Sacerdote-Mago-Colgado.

Maestro del Sendero 25, que une Yesod y Tiphereth en su trayecto de Retorno.

Días de regencia: 30 de Mayo; 13 de Agosto; 26 de Octubre; 5 de Enero; 17 de Marzo. Del 2 al 6 de marzo.

Regencia zodiacal: 8º al 9º de Géminis; 20º al 21º de Leo; 2º al 3º de Escorpio; 14º al 15º de Capricornio; 26º al 27º de Piscis; 10º al 15º de Piscis.

Lo que otorga:
  • Encontrar objetos perdidos o robados.
  • Renombre, fortuna, obtención de legados.
  • Ser un lumbrera en abogacía.
  • Conocimiento y costumbre de los pueblos.
  • Protege contra la ruina de las familias y el despojo testamentario.
Programa-Lección: Transmutar los antiguos odios en amores desinteresados.

UCDM. Libro de Ejercicios. Lección 225

LECCIÓN 225

Dios es mi Padre, y Su Hijo lo ama.

1. Padre, no puedo sino corresponder a Tu Amor, pues dar es lo mismo que recibir y Tú me has dado todo Tu Amor. 2Tengo que corresponder a él, pues quiero tener plena conciencia de que es mío, de que arde en mi mente y de que, en su benéfica luz, la mantiene inmaculada, amada, libre de miedo y con un porvenir en el que sólo se puede perfilar paz. 3¡Cuán apacible es el camino por el que a Tu amoroso Hijo se le conduce hasta Ti!

2. Hermano mío, ahora hallamos esa quietud. 2El camino está libre y despejado. 3Ahora lo recorremos juntos y en paz. 4Tú me has tendido la mano, y yo nunca te abandonaré. 5Somos uno, y es sólo esta unidad lo que buscamos a medida que damos los últi­mos pasos con los que concluye una jornada que nunca comenzó.


¿Qué me enseña esta lección?

No puedo amar a mis hermanos, si no me amo a mi mismo.

No puedo amarme a mi mismo, si no amo a Dios.

Amar a Dios, es dar lo que recibo de Él. Amar a mis hermanos es amar a Dios y amarme a mi mismo.

Esa es mi única y verdadera función en el mundo. Ver la Unidad en Todo lo creado, es una expresión del amor del que somos portadores.

El amor es esencial para la vida, como el agua que bebemos.

Todos Somos Amor, pero lo hemos olvidado.

Recordar lo que Somos, es renacer al Amor.


Ejemplo-Guía: "Practicando la Unidad"

Muchos nos preguntamos, en algún momento de nuestras vidas, ¿es posible experimentar la unidad?

En el noble empeño de encontrar una respuesta a esta cuestión, reconozco que no siempre me he orientado en la dirección correcta, pues he perseguido un objetivo, la experiencia de la unidad, en el escenario incorrecto, en el mundo de la percepción, lo que me ha llevado a exigir un comportamiento acorde al logro de la unidad.

Hoy, tengo una visión que considero más cercana a la realidad y por ello a la verdad. No es en el mundo de las formas, en el escenario donde experimentamos, en el ámbito de la percepción, en los efectos, donde debo realizar la conquista de la unidad, sino en el mundo de la mente, en el ámbito de las creencias, en las causas, donde debo crear el pensamiento Uno, ese nivel de comprensión cercano al Conocimiento de lo que Somos y que ha de aportarnos la certeza de que formamos un único vínculo con nuestro Creador y con Su Creación.

Esta visión, se convierte en el camino que nos conduce a la Salvación. Recorrer esa senda nos da la oportunidad de vivir en el eterno presente donde nuestra relación con el mundo que nos rodea se traduce en una oportunidad para perdonar la pesada culpa que recae sobre las creencias de la humanidad.

La Unidad tan solo es posible cuando hemos conquistado esa unidad a nivel interno, lo que significa, que no hay percepción de niveles, no hay incoherencia entre lo que pensamos, lo que sentimos y lo que hacemos. No hay juicio; no hay percepción de separación. Y damos testimonio permanente de nuestra condición divina a través de compartir con el mundo nuestra visión espiritual, nuestra inocencia, nuestra impecabilidad, nuestra santidad.

Practicar la Unidad se convierte en un ejercicio enriquecedor que nos llevará una consciencia cercana a Dios y que se ha de ver expresada en el trato con el mundo que percibimos.

jueves, 11 de agosto de 2016

Cuento para Habuhiah: "Pagando deudas"

Los habitantes de la comarca de Lumar se sentían muy orgullosos de ser propietarios de aquellas fértiles tierras.

Nadie había visto jamás campos tan ricos y fecundos como aquellos.

Los mejores y más gustosos frutos crecían en los árboles de aquella región, y ninguna otra cosecha podía compararse a la que se recogía cada año en aquellas tierras.

Eran verdaderos artesanos de la agricultura. Amaban profundamente el campo y los espacios libre, donde gozaban de la gratitud que le otorgaba la naturaleza.

La salud y el bienestar era compartido por todos y aquella felicidad era para muchos una recompensa Divina.

En los jardines de palacio crecían y exhalaban las más bellas flores, y en ellos, pasaba las templadas tardes primaverales la hermosa princesa Violeta, que se embriagaba con la suave brisa de aquellas seductores aromas.

Sin embargo, en el Libro del Destino había una cuenta pendiente que Lumar y sus habitantes debían pagar, y había llegado la hora de hacerlo.

Cierto día, al atardecer, cuando el Sol cedía cortésmente su hegemonía en el firmamento a su amada Luna, una espesa nube cubrió por completo el cielo impidiendo que sus nítidos rayos llegasen a la tierra. La oscuridad llegó antes de tiempo y aquel hecho llamó la atención de los expertos conocedores de los símbolos de la naturaleza.
  • Debe ser una nube de polvo -replicó uno de ellos -.
  • Tal vez sea una bandada de pájaros, en este tiempo suelen emigrar de otras tierras -expresó un segundo-.
Pero no tardarían en salir de aquella incertidumbre, pues aquel extraño ruido vino a disipar sus dudas. Eran langostas, una terrible plaga de langostas. Eran tantas que habían oscurecido la tenue luz del Sol.

Aquello tan sólo podía significar una sola cosa, la devastación. No podían creerlo. Tantos esfuerzos, tantos sacrificios, para que en pocas horas todo quedase destruido por aquellos parásitos hambrientos.

Pero a pesar de sus muchos talentos, nadie pudo evitar que Lumar, la comarca más rica y próspera de cuantas se habían conocido, se convirtiera en un desolador desierto.

Al menos ellos sobrevivieron a aquella masacre, pero ¿durante cuánto tiempo? Habían perdido todo cuanto tenían. ¿De qué se alimentarían?.

En poco tiempo, aquellas preguntas encontraron respuestas. El hambre estaba azotando a aquel pueblo y ya eran muchos los hombres, mujeres y niños que estaban enfermos.

El rey de Lumar también sufrió en sus carnes aquella tragedia, su hija, la princesa, estaba muy enferma.

Tan solo les quedaba una única esperanza, consultar con el sabio Habuhiah, él conocía todos los secretos de la naturaleza.
  • ¿Cuál es la causa de esta desdicha sabio anciano? -preguntó con amargura el rey -.
  • Cada fruto tiene un árbol y cada árbol un tronco. Cada tronco una raíz y cada raíz una semilla -contestó el anciano -.
  • ¿Qué queréis decir con ello sabio Habuhiah?.
  • Debéis saber que esta devastación es solo el fruto, un fruto que hace mucho tiempo fue sembrado por vosotros en otra vida. Vosotros lo habéis olvidado, pero en la memoria de la naturaleza, todo está escrito, y yo la estoy leyendo. Es el pago por vuestra pasada ambición. Desolasteis las tierras de otros pueblos, pues erais un pueblo guerrero. Ahora debéis dar vida a los campos, pero debéis conocer el dolor que se siente cuando los esfuerzos se hacen vanos. A partir de ahora podréis trabajar de nuevo las tierras, vuestra deuda está pagada. Id tranquilo, pues vuestra hija, al igual que los demás, se salvará. Pero hacedle saber, cual fue su pasado mal, para que ninguno de ellos vuelva a errar.
Desde aquel día, el pueblo de Lumar trabajó con una nueva ilusión, pues sabían que el futuro estaba en sus manos y en éste, tan solo había amor por la tierra y por cuantos habitaban en ella.

Fin

Diálogo con el Ángel Habuhiah

  • Si tu comportamiento humano te ha situado, cara a cara, al Este del Edén…
  • Si tus emociones, en su afán de crear, te han llevado al lado oscuro de la creación…
  • Si tus desmedidos deseos de individualidad, te han llevado a creer en la división, en la separación…
  • Escucha mi voz, peregrino, pues yo te revelaré las coordenadas que han de permitirte recuperar tu condición divina…
  • Te inspiraré, los sentimientos que has de alimentar para recuperar la Luz de la Armonía.
  • Guiaré tus pasos por la senda de la Unidad…, allí te encontrarás con tus compañeros de ruta…, con ellos podrás crear una nueva realidad.
  • Debes tener fe…, pues con ella podrás mover montañas…
  • Al final del camino, cuando ya te sientas de nuevo habitante de pleno derecho del Paraíso Celestial, tu voz será Una y tus ojos verán la perfecta Unidad.
  • Entonces…, habrás adquirido el don de curar…, y muchos hombres se verán aliviados de su pesada carga…, cuando en su caminar, te encuentren siempre dispuesto a ayudar.

Plegaria y Exhorto de Habuhiah


PLEGARIA

HABUHIAH: Dios que da con liberalidad.
Load al Eterno, porque EL es Bondad y su misericordia es para siempre jamás.

HABUHIAH, Haz que mi fe sea fecunda
y que pueda con ella mover montañas.
Haz que tu luz, acumulada en mi interior, sea tan intensa,
que pueda con ella restablecer la salud de los enfermos.
Haz que las tentaciones que la vida me depare
sirvan para fortalecerme
y adquirir una más alta conciencia.
Señor HABUHIAH, dame fuerzas para ser osado;
dame valor para afrontar el peligro;
dame tu luz para vencer mi oscuridad.
Llévame con mano firme
a los dominios de la Verdad y la Transcendencia.
Hazme ciudadano de ese mundo
en el que ya no existe la duda.
Permíteme, oh Señor HABUHIAH,
que sea para los demás una fuente de salud y de alegría.

HABUHIAH exhorta:
La Verdad no puede manifestarse en un organismo enfermo.
Dios me ha situado en este punto del espacio
para que aporte la salud y la plenitud a los cuerpos.
En mí, peregrino, aprenderás, los valores de la interiorización.
Una virtud, para serlo,
es preciso que sea fuerza acumulada,
almacenada en tu fondo humano durante años, décadas.
No podrás ser un Bien para los demás
sí antes no te has convertido en un Bien para ti mismo;
no pretendas curar si tú mismo estás enfermo.
Pero si has sabido condensar la virtud que de mí se desprende,
entonces todo a tu alrededor será fecundo
y tu vida será como un jardín,
en el que crecen y se exhalan las más bellas flores.
En mi encontrarás los materiales para edificar ese jardín
en el que será bello vivir.
Hacer que la vida de tu prójimo sea bella,
He aquí tu misión.
Pero antes, esa belleza debe florecer en tu fuero interno,
y tienes que amarte antes, para poder proyectar
tu amor al mundo, a los hombres y al Eterno.


(Plegarias y Exhortos de los 72 Genios de la Cábala - KABALEB)

Habuhiah: "Dios que da con liberalidad".


Nombre: Habuhiah, "Dios que da con liberalidad".


Coro: Ángeles, Ángeles al servicio de Yesod-Fundamento.

Nombre del Ángel en letras: He-Beith-Vav-Yod-He

Nombre del Ángel en cifras: 5-2-6-10-5

Nombre del Ángel en Arcanos Mayores: Sumo Sacerdote-Sacerdotisa-Enamorados Rueda de la Fortuna-Sumo Sacerdote.

Maestro del Sub-sendero que une Yesod a Gueburah en su trayecto de Retorno.

Días de regencia: 29 de Mayo; 12 de Agosto; 25 de Octubre; 4 de Enero; 16 de Marzo. Del 25 de febrero al 1 de marzo.

Regencia zodiacal: 7º al 8º de Géminis; 19º al 20º de Leo; 1º al 2º de Escorpio; 13º al 14º de Capricornio; 25º al 26º de Piscis; 5º al 10º de Piscis.

Lo que otorga:
  • Curación de enfermedades.
  • Fecundidad en las mujeres.
  • Cosechas abundantes.
  • Amor por el campo, los espacios libres, la agricultura y jardinería.
  • Protege contra los parásitos, las enfermedades del campo, contra la esterilidad.
Programa-Lección: Que la fe pueda mover montañas.

UCDM. Libro de Ejercicios. Lección 224

LECCIÓN 224

Dios es mi Padre y Él ama a Su Hijo.

1. Mi verdadera Identidad es tan invulnerable, tan sublime e ino­cente, tan gloriosa y espléndida y tan absolutamente benéfica y libre de culpa, que el Cielo la contempla para que ella lo ilumine. 2Ella ilumina también al mundo. 3Mi verdadera Identidad es el regalo que mi Padre me hizo y el que yo a mi vez le hago al mundo. 4No hay otro regalo, salvo éste, que se puede dar o reci­bir. 5Mi verdadera identidad y sólo Ella es la realidad. 6Es el final de las ilusiones. 7Es la verdad.

2. Mi nombre, ¡oh Padre!, todavía te es conocido. 2Yo lo he olvidado, y no sé adónde me dirijo, quién soy, ni qué es lo que debo hacer. 3Recuér­damelo ahora, Padre, pues estoy cansado del mundo que veo. 4Revélame lo que Tú deseas que vea en su lugar.



¿Qué me enseña esta lección?

¿Cómo puedes pensar que en el mundo de las ilusiones, puedes encontrar la verdad?

Para el ego, la verdad que le aporta una identidad, es el cuerpo. Esa es la razón por la cual dedica tanto tiempo en desmenuzar, investigar, cada partícula de ese organismo que le aporta la vida. Su incesante búsqueda ha dado lugar a las leyes que postula la ciencia. Esa búsqueda aún no ha cesado, es más, cada vez, con los nuevos descubrimientos, gana en intensidad. Pero, la verdad que busca no la podrá encontrar en el cuerpo, pues la verdadera realidad, nuestra única identidad, es que Somos Seres Espirituales.

Es importante tener esa certeza. ¿Quién no se ha preguntado alguna vez, qué es la verdad?

Toda búsqueda tiene que partir de un origen. Saber quién Somos es el Principio sobre el que se sustenta toda Verdad. Si no sabemos quién somos, ¿cómo podremos dar respuesta a las cuestiones, de dónde, cómo y cuándo?

Cuando exclamamos ¡Yo Soy!, estamos realmente afirmando que Somos Hijos de Dios; que hemos sido creados por Él, y que nuestro único objetivo es desarrollar Su Propia Condición Divina, de la que Somos su legítimo heredero.


Ejemplo-Guía: "Estoy cansado del mundo que veo"

Cuando leí este párrafo de la Lección, no pude evitar expresar mentalmente un pensamiento de alivio. Tenía la sensación de que me había leído la mente. Sentí una profunda comunión con él. Sí, desde hace un tiempo acá, no dejo de rondar esa creencia: ¡estoy cansado del mundo que veo!

Ese pensamiento, tiene un desgaste en nuestras relaciones con el mundo, con las personas que nos rodean. No todo el mundo comparte ese pensamiento y muchos incluso emiten juicios condenatorios y desaprobatorios cuando compartimos ese sentir con ellos.

El cansancio es un estado muy característico del mundo de la percepción, muy diferente a cuando nos encontramos en comunión con el Espíritu, en el que solemos expresar que estamos "animados". Esto es así, pues la fuerza que impera en el mundo que percibimos es la de destrucción -lo irreal es temporal-, mientras que la fuerza que impera en la vibración espiritual es la de Atracción.

Sí, estoy cansado de dar significado al miedo, al odio, al rencor, a la envidia, al apego, a la ira, a la mentira, a la enfermedad, a la escasez, a la separación, al desamor, al egoísmo, a la infelicidad, al dolor, al castigo, a la culpa, a la rivalidad, al perder, al no tener...

Me imagino un mundo en el que amaneces compartiendo tus dones y tus talentos. No tienes miedo al compartir, no tienes temor a perder. Das lo que eres, sin esperar nada a cambio y aceptas aquello que otros de ofrecen desde su sincera entrega.

Imagino ese mundo, en el que cada acto de entrega nos anima y nos acerca a los demás en un sincero acto de gratitud, de generosidad. Respiramos y en cada gesto, damos y recibimos. No existe el miedo a la escasez, no existe el miedo a la separación, a la inseguridad.

Imagino esa vida llena de aceptación y entrega. No juzgo las vivencias con el ánimo de sentir culpa o culpables. Reconozco mis cosechas, pues reconozco lo sembrado. Y acepto. No hay malo. No hay bueno. Tan existe la voluntad y el deseo de vivir la vida.

Imagino un mundo sin tiempo. Un mundo que se hace en el presente, en el ahora. En ese mundo, soy el eterno instante y ese fluir se renueva en cada presencia del Ser y se expresar en un constante y continuo renacer.

Estoy cansado del mundo que veo, pues me muestra una ilusión de lo que soy.

Mi nombre, mi identidad, es Espíritu. ¡Padre!, ayúdame a recordarlo.

miércoles, 10 de agosto de 2016

Leo y las afecciones cardiacas

Nos encontramos bajo las influencias del tránsito del Sol por el signo de Leo. Es por ello, que vamos a dedicar una serie de artículos a analizar, desde varios puntos de vista,  las enfermedades más comunes relacionadas con este signo.
Los textos astrológicos coinciden en asignar al signo Leo las siguientes zonas fisiológicas: el corazón, la región dorsal de la espina, el cordón espinal, la aorta y la vena cava superior e inferior.
Para el desarrollo de este artículo, vamos a centrarnos en el estudio del corazón.


CORAZÓN

Wikipedia

El corazón es el órgano muscular principal del aparato circulatorio en todos los animales que poseen un sistema circulatorio (incluyendo todos los vertebrados). En el ser humano es un músculo hueco y piramidal situado en la cavidad torácica. Funciona como una bomba aspirante e impelente, impulsando la sangre a todo el cuerpo.

En el ser humano su tamaño es un poco mayor que el puño de su portador. El corazón está dividido en cuatro cámaras o cavidades: dos superiores, llamadas aurícula derecha (atrio derecho) y aurícula izquierda (atrio izquierdo), y dos inferiores, llamadas ventrículo derecho y ventrículo izquierdo. El corazón es un órgano muscular autocontrolado, una bomba aspirante e impelente, formado por dos bombas en paralelo que trabajan al unísono para propulsar la sangre hacia todos los órganos del cuerpo. Las aurículas son cámaras de recepción, que envían la sangre que reciben hacia los ventrículos, que funcionan como cámaras de expulsión. La aurícula derecha recibe sangre poco oxigenada desde:
  • la vena cava inferior (VCI), que transporta la sangre procedente del tórax, el abdomen y las extremidades inferiores.
  •  la vena cava superior (VCS), que recibe la sangre de las extremidades superiores y la cabeza.

La vena cava inferior y la vena cava superior vierten la sangre poco oxigenada en la aurícula derecha. Esta la traspasa al ventrículo derecho a través de la válvula tricúspide, y desde aquí se impulsa hacia los pulmones a través de las arterias pulmonares, separadas del ventrículo derecho por la válvula pulmonar.

Una vez que se oxigena a su paso por los pulmones, la sangre vuelve al corazón izquierdo a través de las venas pulmonares, entrando en la aurícula izquierda. De aquí pasa al ventrículo izquierdo, separado de la aurícula izquierda por la válvula mitral. Desde el ventrículo izquierdo, la sangre es propulsada hacia la arteria aorta a través de la válvula aórtica, para proporcionar oxígeno a todos los tejidos del organismo. Una vez que los diferentes órganos han captado el oxígeno de la sangre arterial, la sangre pobre en oxígeno entra en el sistema venoso y retorna al corazón derecho.

El corazón impulsa la sangre mediante los movimientos de sístole (auricular y ventricular) y diástole.

Se denomina sístole a la contracción del corazón (ya sea de una aurícula o de un ventrículo) para expulsar la sangre hacia los tejidos.

Se denomina diástole a la relajación del corazón para recibir la sangre procedente de los tejidos.

Un ciclo cardíaco está formado por una fase de relajación y llenado ventricular (diástole) seguida de una fase contracción y vaciado ventricular (sístole). Cuando se utiliza un estetoscopio, se pueden distinguir dos ruidos:
  • el primero corresponde a la contracción de los ventrículos con el consecuente cierre de las válvulas auriculoventriculares (mitral y tricuspidea);
  •  el segundo corresponde a la relajación de los ventrículos con el consecuente retorno de sangre hacia los ventrículos y cierre de la válvula pulmonar y aórtica.
Anatomía del corazón
El corazón es un órgano musculoso hueco cuya función es bombear la sangre a través de los vasos sanguíneos del organismo. Se sitúa en la parte inferior del mediastino medio, donde está rodeado por una membrana fibrosa gruesa llamada pericardio. Está envuelto laxamente por el saco pericárdico que es un saco seroso de doble pared que encierra al corazón. El pericardio está formado por una capa parietal y una capa visceral. Rodeando a la capa de pericardio parietal está la fibrosa, formado por tejido conectivo y adiposo.

La capa serosa del pericardio interior secreta líquido pericárdico que lubrica la superficie del corazón, para aislarlo y evitar la fricción mecánica que sufre durante la contracción. Las capas fibrosas externas lo protegen y separan.

El corazón se compone de tres tipos de músculo cardíaco principalmente:
  • Músculo auricular.
  •  Músculo ventricular.
  • Fibras musculares excitadoras y conductoras especializadas.
Estos se pueden agrupar en dos: músculos de la contracción y músculos de la excitación. A los músculos de la contracción se les encuentran: músculo auricular y músculo ventricular; a los músculos de la excitación se encuentra: fibras musculares excitadoras y conductoras especializadas.

Estructura del corazón
De adentro hacia afuera el corazón presenta las siguientes capas:
  • El endocardio, una membrana serosa de endotelio y tejido conectivo de revestimiento interno, con la cual entra en contacto la sangre. Incluye fibras elásticas y de colágeno, vasos sanguíneos y fibras musculares especializadas, las cuales se denominan Fibras de Purkinje. En su estructura encontramos las trabéculas carnosas, que dan resistencia para aumentar la contracción del corazón.
  • El miocardio, es una masa muscular contráctil. El músculo cardíaco propiamente dicho; encargado de impulsar la sangre por el cuerpo mediante su contracción. Encontramos también en esta capa tejido conectivo, capilares sanguíneos, capilares linfáticos y fibras nerviosas.
  • El pericardio es una membrana fibroserosa de dos capas, el pericardio visceral seroso o epicardio y el pericardio fibroso o parietal, que envuelve al corazón y a los grandes vasos separándolos de las estructuras vecinas. Forma una especie de bolsa o saco que cubre completamente al corazón y se prolonga hasta las raíces de los grandes vasos. En conjunto recubren a todo el corazón para que este no tenga alguna lesión.
Válvulas cardíacas
Las válvulas cardíacas son las estructuras que separan unas cavidades de otras, evitando que exista reflujo retrógrado. Están situadas en torno a los orificios atrioventriculares (o aurículo-ventriculares) y entre los ventrículos y las arterias de salida. Son las siguientes cuatro:
  •  La válvula tricúspide, que separa la aurícula derecha del ventrículo derecho.
  •  La válvula pulmonar, que separa el ventrículo derecho de la arteria pulmonar.
  • La válvula mitral o bicúspide, que separa la aurícula izquierda del ventrículo izquierdo.
  • La válvula aórtica, que separa el ventrículo izquierdo de la arteria aorta.
Enfermedades cardíacas

Enfermedades cardíacas congénitas:
  • Comunicación interauricular.
  • Comunicación interventricular.
  • Tetralogia de Fallot.
  • Transposición de los grandes vasos
Cardiopatía isquémica:
  • Angina de pecho.
  •  Angina de Prinzmetal.
  •  Infarto agudo de miocardio.
  • Sindrome de Dressler.
Enfermedades del endocardio y valvulopatías:
  •  Endocarditis.
  • Endocarditis de Libman-Sacks.
  •  Insuficiencia aórtica.
  • Estenosis aortica.
  •  Insuficiencia mitral.
  •  Estenosis mitral.
  •  Prolapso mitral.
  •  Insuficiencia tricuspídea.
  • Estenosis tricuspídea.
  •  Estenosis pulmonar.
Enfermedades del miocardio:
  • Miocardiopatía (Miocardiopatía dilatada, Miocardiopatía hipertrófica).
  • Displasia arritmogénica.
Enfermedades del pericardio:
  • Pericarditis.
  •  Derrame pericárdico.
  • Taponamiento cardiaco.
Afecciones del sistema de conducción eléctrica del corazón:
  • Síndrome del nodo enfermo.
  • Bloqueo auriculoventricular.
  • Bloqueo de rama derecha.
  • Bloqueo de rama izquierda.
  • Síndrome de Wolff-Parkinson-White.
  •  Extrasístole supraventricular.
  • Taquicardia paroxística.
  •  Taquicardia supraventricular.
  •  Flutter auricular.
  •  Fibrilación (Fibrilación auricular, Fibrilación ventricular).
  

Enric Corbera (Bioneuroemoción)

Corazón
3ª Etapa. (Movimiento, valoración).

Conflicto: Desvalorización por no poder defender mi territorio (real o simbólico).

Miocardio: Conflicto de desvalorización de uno mismo que concierne a la eficacia del corazón (deportistas).
Pericardio:
1. Ataque directo al corazón (una operación).
2. Conflicto de miedo por el propio corazón o el de los demás. (Miedo a un ataque o problema cardiovascular).

Resentir: “Mi ex mujer se queda con la casa”. “Quiero volver a la casa de mi madre". "Dejo la puerta abierta para que mi madre pueda volver".

Válvula mitral: "Nunca está el macho cuando se le necesita".
Endocardio: "Eso me arranca el corazón".
Miocardio: "No lo consigo, mi corazón no es lo suficientemente fuerte".

Las personas con enfermedades cardiacas suelen ser personas que algo las ha obligado a cerrarse a la intimidad y al amor. Han endurecido su corazón. Y sólo se rompe un corazón duro. Estas personas que no escuchan a su corazón, que sólo se dejan llevar por la razón y la mente, acaban padeciendo alguna enfermedad del corazón. Finalmente el corazón toma el mando, y acaban a la fuerza prestando atención a su corazón.

Amores:
Sístole auricular: Recibe la sangre - Es Femenina.
Sístole ventricular: Lanza la sangre - Es Masculina.  

Infarto. (Arterias)
4ª Etapa (Relación).
Conflicto: Conflictos de territorio. Conflictos de desvalorización respecto a la eficacia de mi corazón.
Resentir: “No consigo que mi corazón sea suficientemente fuerte". "He perdido mi empresa", "He perdido mi mujer" (si son territorio). Es un Pat masculino (cerebro derecho) en femenino sería una angina de pecho o un enfisema pulmonar.

No nos olvidemos de que el corazón es casa.
Buscar siempre el lado afectivo y el lado profesional.


Angina de Pecho
4ª Etapa (Relación).
(Venas coronarias)

La angina de pecho, también conocida como angor o angor pectoris, es un dolor, generalmente de carácter opresivo, localizado en el área retroesternal, ocasionado por insuficiente aporte de sangre (oxígeno) a las células del músculo del corazón.

Conflicto: Conflicto de pérdida de territorio. Igual que un enfisema pulmonar. Es un Pat femenino (cerebro izquierdo) en masculino sería un infarto.

Con úlcera de arterias coronarias:
En hombre diestro: Conflicto de territorio. Conflicto biológico de pérdida de territorio o del contenido del territorio (la compañera abandona el territorio).
En mujer zurda: mujer zurda: Conflicto sexual. No copular o de no haber sido apareada, casi siempre acompañado de depresión sin disbalance hormonal.
En mujer diestra consumidora de píldora: Conflicto de territorio en la mujer viril.
En mujer menopaúsica que reacciona de forma masculina: conflicto de territorio en la mujer viril.
En hombre zurdo y mujer diestra con presencia de constelación esquizofrénca. (Las arterias coronarias son derivados de los arcos branquiales y su inervación está regida por el córtex cerebral)



Louise L. Hay

Corazón
Representa el centro del amor y la seguridad. Mi corazón late al ritmo del amor.

Causa probable: Viejos problemas emocionales no resueltos. Falta de alegría. Endurecimiento del corazón. Entrega al esfuerzo y al estrés.
Nuevo modelo mental: Alegría, alegría. Con amor permito que el júbilo inunde mi mente, cuerpo y experiencias.

Infarto de miocardio
Causa probable: por ganar dinero o posición se ha arrancado toda la alegría del corazón.
Nuevo modelo mental: Devuelvo la alegría al centro de mi corazón. A todos expreso mi amor.


Jacques Martel

Corazón
El corazón simboliza el amor, la paz y la alegría de vivir; por lo tanto, los problemas cardíacos proceden frecuentemente de una carencia de amor, de una tristeza, emociones inhibidas que volverán en superficie incluso después de varios años. Mi corazón está endurecido por las heridas anteriores.

Creo sinceramente que la vida es difícil, estresante y que es una lucha de todos los instantes. Me siento frecuentemente en posición de supervivencia, en un estado en que pienso que sólo mi esfuerzo aportará algunos dividendos. Estoy inquieto, sobreexcitado, angustiado o demasiado frágil para conservar mi equilibrio emocional. Ahogo inconsciente mi niño interior y le impido expresar toda esta maravillosa alegría de vivir. El corazón está asociado a la glándula del timo; ésta que es responsable de la producción de las células “T”  del sistema inmunitario se debilita y resiste cada vez menos a las invasiones si vivo mucha ira, odio, frustración o rechazo de mí – mismo.

El corazón necesita amor y paz. La vida está hecha para ser tomada con la actitud de un niño: apertura, alegría, curiosidad y entusiasmo. Incluso si tengo necesidades afectivas por colmar, intento quedar en un equilibrio armonioso, con una apertura del corazón suficiente como para apreciar cada gesto de mi existencia. Acepto amarme más, quedarme abierto al amor por mí y los demás. Me divierto, me relajo, tomo el tiempo de ser. Dejo de “tomarme en serio”. Me siento libre de amar sin obligación, sabiendo que soy feliz a pesar de todo. Existen varias expresiones para describir el corazón y sus diferentes estados: ser “sin corazón”, “tener corazón”, “escuchar su corazón”.

Si alguien me hace la observación del tipo “no tienes corazón”, compruebo este mensaje que la vida me envía. Quizás es el signo de que tendría que cambiar algo. ¿Vivo un desequilibrio? ¿Tengo palpitaciones? ¿Estoy perturbado en el plano emocional? Poco importa la respuesta, no espero a estar enfermo para comprender y aceptar los cambios en mi vida. Me mantengo despierto, abro mi corazón a todo lo que es bueno para mí.

Infarto del miocardio
Cuando oigo hablar de alguien que tuvo un infarto, en el lenguaje popular, esto significa habitualmente que la persona tuvo un infarto del miocardio. También esto se llama “crisis cardíaca” o “achaque cardíaco”.

El órgano más frecuentemente afectado por un infarto es el corazón, el centro del amor en el interior de mí, el núcleo de mis emociones. El achaque cardíaco es para el cuerpo un modo desesperado de enseñarme que voy demasiado lejos, que presto demasiada atención a los aspectos materiales, externos y anodinos de mi vida, mi estatuto social, en vez de volver a lo esencial de mi vida que es la alegría de vivir del corazón en familia, de expresar el amor, de amarse a sí mismo, de saborear cada momento con intensidad. Estoy tan atado a todo lo que forma parte de mi “territorio” (mi mujer, mi trabajo, mis amigos, mi casa, etc.) que si tengo la sensación de haber perdido o que estoy a punto de perder algo o a alguien en el interior de mi territorio, puedo resistir a lo que sucede y haré una crisis cardíaca. Quisiera “con todo mi corazón” seguir siendo el jefe, el dueño a bordo.

Los achaques cardíacos también están vinculados a mis propios sentimientos y a lo que vivo con relación a éstos. ¿Hasta dónde soy yo capaz de sentir el amor y de expresarlo a los demás? ¿Hasta qué punto soy yo capaz de amarme y aceptarme tal como soy? ¿Me obligo yo a ser “alguna otra persona” y hacer demasiado para probar a los demás lo que soy y lo que valgo? ¿Es mi ira, mi frustración, mi agresividad que, demasiado tiempo contenidas, ya no pueden más y explotan?

El descubrimiento de los aspectos más importantes y significativos de la vida no se reduce a la cantidad de dinero ganado o al éxito que tengo. El corazón puede estar asociado a la compasión y al amor pero también puede asociarse a su opuesto que es la hostilidad, el odio y el rechazo. El achaque cardíaco se produce generalmente en un período de la vida en que, bien es demasiado fuerte la competición, bien vivo una presión financiera aliada a la falta de cariño creciente de la familia y de mis seres queridos cercanos. Es la separación entre mis sentimientos, mi implicación, mis relaciones y el Universo así como sus ritmos naturales que atrofian mi corazón. Pienso rechazar a los demás pero en el fondo, me rechazo a mí mismo. Necesito ir con la corriente y tomar el tiempo de aceptar todo lo que la vida debe darme y comprender, para volver a hallar la p habitan y que sólo piden nutrir mi corazón y conservarlo en buena salud.az interior y sentir en todo mi cuerpo la ternura, la dulzura, el amor que me habitan y que sólo piden nutrir mi corazón y conservarlo en buena salud.  


Angina de Pecho
Angina viene de la palabra latina ANGENE que significa apretar. Es un dolor muy vivo asociado a la región principal del corazón (centro energético del amor). Esta falta temporal de oxígeno al nivel de los músculos que rodean el corazón aporta todas las consecuencias que conozco: insuficiencia del caudal sanguíneo en esta región, intervención quirúrgica, puente, etc.…

El corazón representa frecuentemente el motor o la máquina de mi sistema. Cuando doy demasiado amor (con una actitud de apego), puede que el corazón se canse de todas estas preocupaciones y que ya no sienta suficiente alegría en estas situaciones (de aquí el riego sanguíneo disminuido).

Si estoy en situación de angina, posiblemente tomo demasiado a pecho la vida y las cosas que hago y que me gustan. Mis inquietudes (tanto como mis alegrías) están exageradamente ampliadas: me irrito y me hieren fácilmente, vivo insatisfacción, tristeza o irritación con relación a una situación la cual, al final, no es tan grave. Puede que reciba una primera señal de alarma de mi cuerpo después de estos estados de ser: espasmos o dolor que perfora el corazón. Éste lanza un S.O.S. para que tome consciencia de los sentimientos que me habitan y del hecho que estoy de algún modo destruyéndome con mis pensamientos desacordes, poniendo en peligro mi armonía interior, y dándome “mala consciencia”.

Grandes alegrías pueden también traer crisis de angina porque, en este momento, el centro de energía del amor (el corazón) se abre más y puede activar la memoria de grandes penas que están presentes y así provocar una crisis de angina. Hago quizás mucho por obligación y no con alegría y placer. Así, deja la alegría de circular. Es como si prestase atención a los demás (su felicidad y sus dolencias) en vez de ocuparme de mi propio bienestar primero. Mi ego es tan presente y activo que está separado de la totalidad del ser, lo cual conlleva un bloqueo en el plano emocional. Es un aumento inconsciente de la estima de sí colocando casi exclusivamente la atención sobre los demás.

Es el principio judeo–cristiano de la entrega por el sacrificio. Dar a los demás! Me vuelvo vulnerable y se manifiesta el miedo a abrirme a los que amo. “Ya nada me alcanza, pero empiezan los dolores!” Espasmos, puntos en el corazón, extremidades frías (manos y pies). Mi cuerpo me advierte seriamente que algo va mal (este aviso se reconoce mejor generalmente en el plano metafísico – psíquico que físico). Inconscientemente puedo desear dejar la “vida terrestre” porque tengo la sensación de estar ahogado por las preocupaciones y que no sé cómo salirme, pero el tiempo no necesariamente ha llegado! ¿Qué temo, en el fondo? La vida es un intercambio continuo.

Doy tanto como recibo, como la contracción y la dilatación de los vasos sanguíneos, sino vivo un desequilibrio y mi atención debe volver a este equilibrio necesario a una vida sana. Es un proceso fundamental en la existencia humana porque soy un ser divino que debe expresarse en este equilibrio.
Mi toma de consciencia es ésta: Dejo de tomar la vida en serio y me mantengo abierto!. Es fácil porque no tengo ganas de morir sino que tengo ganas de vivir, de abrirme al amor y dejar cualquier lucha de poder. Pongo mi atención sobre los aspectos hermosos de la vida.
Aprendo a amarme tal como soy: mi energía vital podrá así volver a la vida.
Son los primeros pasos hacía un restablecimiento serio de esta enfermedad.

Un último punto que recalcar: vigilar todas las expresiones vinculadas con el corazón: “un corazón de piedra, un corazón duro, no tiene corazón, es un sin corazón”, etc.
Cada expresión es la indicación de que sucede algo que merece mi atención…


Lisa Bourbeau

Corazón
Bloqueo físico: Las enfermedades cardíacas ocupan actualmente el primer lugar en las causas de mortalidad.

Bloqueo emocional: Cuando hablamos de una persona "centrada", hablamos de aquella que deja que su corazón decida, es decir, que vive en armonía, alegría y amor. Cualquier problema del corazón señala una actitud contraria, o sea, que esta persona se toma la vida demasiado a pecho. Se esfuerza más allá de sus límites emocionales, lo cual la incita a hacer demasiado físicamente. El mensaje más importante de los problemas cardíacos es: ¡ÁMATE A TI MISMO! La persona con problemas de corazón olvida sus propias necesidades y quiere hacer demasiado para sentirse amada por los demás. Como no se ama lo suficiente, busca que los demás la quieran por lo que hace.

Bloqueo mental: Este tipo de problema te indica la urgencia de cambiar la percepción que tienes de ti mismo. En lugar de creer que el amor sólo puede venir de los demás, sería más sensato que te lo dieras a ti mismo. De este modo, ese amor estará siempre presente en ti; no tendrás que recomenzar continuamente para recuperarlo. Cuando alguien depende de los demás para cualquier cosa, siempre hay que rehacer. Cuando sepas cuán especial eres como persona y tengas más autoestima, estará siempre presente en ti. Te sugiero que te dediques al menos diez elogios al día para ayudarte a restablecer el contacto con tu corazón.
Cuando lo hayas hecho internamente, tu corazón físico se dejará guiar. Un corazón en buen estado sabe soportar las decepciones amorosas y afectivas; no tiene miedo de no ser amado.

Esto no quiere decir que no hagas nada por los demás; al contrario, sigue haciéndolo, pero con una motivación diferente. Lo harás por el placer de hacerlo y no para comprar el amor de los demás ni para probar que eres digno de ser amado.