sábado, 25 de junio de 2016

Cuento para Melahel: "Las plantas curativas"

Los padres de Ángel se encontraban ya al borde de la desesperación. La enfermedad que padecía su único hijo les estaba consumiendo mentalmente.


Habían consultado a los mejores médicos de la ciudad y a pesar de ello, su hijo no encontraba mejoría alguna. Ya no sabían qué hacer, ni a dónde acudir. Ya, si a penas, les quedaba un hilo de esperanza..


Su madre -mujer de profunda fe -, no dejaba de rogar a Dios por la salud de su hijo. Veía que la vida se le escapaba y su impotencia al no poder evitarlo la hacía sufrir profundamente.


Una mañana, llegó inesperadamente al pueblo un viajero que por su indumentaria llamó mucho la atención. Su único equipaje era un hatillo, pero su contenido debía de ser de gran valor para el recién llegado, puesto que lo custodiaba cuidadosamente.


Muy cerca de la plaza, donde habitualmente se reunían los vecinos del pueblo, el viajero pudo oír una conversación que le causó una extraña sensación.


Aquellas dos mujeres comentaban la tristeza de Doña Marta, la madre de Ángel. Pudo conocer que su hijo se encontraba enfermo desde hacía meses y que su mal era un misterio para los médicos, pues éstos, no habían conseguido curarle, y mucho temían que fuese a morir.


Nada mas conocer aquellos detalles, no pudo evitar entrometerse en la conversación
  • Señoras, perdonadme. Sin querer he podido oír lo que decían acerca de un niño enfermo, y me gustaría hacerle una visita. ¿Podrían decirme dónde vive?
Ambas señoras se sorprendieron y mirándole de la cabeza a los pies, sintieron desconfianza, sin embargo, cuando sus miradas se cruzaron, aquellos ojos claros disiparon toda duda.
  • Sí buen hombre, vive al final de esta calle.
Y sin demorarlo más, aquel extraño se dirigía ya a cumplir con su objetivo.


Llamó varias veces a la puerta y fue recibido por una señora de aspecto triste.
  • ¿Es usted la madre del niño enfermo? -preguntó el misterioso viajero -.
  • Sí, pero usted, ¿quién es? ¿Cómo sabe que mi hijo está enfermo?
  • No debe alarmarse. Soy Melahel, un humilde viajero que está de paso y que quiere ayudarle, si me lo permite claro.
  • Y, ¿cómo podrá hacerlo? ¿Acaso es usted medico? -interrogó sin mucha confianza la madre-.
  • Una voz en mi interior ha guiado mis pasos hasta este pueblo. Me decía que tomase estas hierbas medicinales, pues servirían para devolver la salud a alguien, y creo que esa persona es su hijo.
Aquellas palabras tuvieron un don milagroso, pues le había devuelto una chispa de esperanza, y no sería tan sólo eso, pues aquellas hierbas curaron definitivamente a su hijo. La dicha sería completa.


Desde aquel día todos recordarían al extraño viajero, del que aprendieron las propiedades curativas de las plantas y sus maravillosos efectos.


Fin

Diálogo con el Ángel Melahel

  • Posees un don que muchos codician…, La Comprensión…
  • Sabes reconocer el hilo conductor que da respuesta a los muchos interrogantes que el intelecto humano ansía conocer.
  • Todo fruto ha sido moldeado por el potencial encerrado en la semilla…, y todo acto se ha forjado en la fragua del pensamiento.
  • El mundo, clama con rigor, sintiéndose víctima del dolor…, y reclama justicia para acallar las voces de la incomprensión…
  • Hambre, genocidio, violencia de género, pobreza, crisis, paro, accidentes, terremotos, tsunamis, inundaciones, engaños, fraudes, especulación, miserias…
  • Eleva tu voz, Peregrino, y proclama tu verbo a los Cuatro Puntos Cardinales…
  • Contagia al mundo con el sabor de las Leyes Naturales… enséñanos…, instrúyenos…

Plegaria y Exhorto de Melahel

PLEGARIA

MELAHEL: Dios que libera de los males.
El Eterno guardará tu salida y tu regreso, desde ahora y para siempre jamás.
MELAHEL: Permíteme, Señor, contemplar la eternidad
en las cristalizaciones físicas de tu esencia.
Permíteme ver, en los objetos materiales y en lo instituido,
la expresión transitoria de tu divino acontecer.
Quiero, Señor, participar
en la elaboración de ese relato cósmico que Tú escribes
con las sucesivas oleadas de vida que propulsas al mundo.
Inspira mi mente, Señor MELAHEL
para que pueda sacar conclusiones generales
de las observaciones particulares;
para que todo, dentro de mi,
se reconstruya según su orden natural
y pueda aportar a los demás la imagen de tu divina armonía,
a fin de que con ella reencuentren
el ritmo perfecto en su organismo
y se vea restablecida su salud.
Dame poderes para ser aquel que, a través de Ti,
dé profundo y universal significado
a las cosas, a los hechos, a las situaciones, a lo Instituido,
a lo que sólo es instante fugaz
en tu sublime y eterno transcurrir.
 


MELAHEL exhorta:
He puesto en ti, peregrino, poderosa imaginación,
para que seas el intérprete de mis símbolos,
en la piedra, en el gesticular del hombre, en sus sueños.
Quiero que sepas que el mundo de formas que percibes,
antes fue idea que Yo concebí
y que mi sensibilidad amó.
Pero otras Ideas y otros Amores se suceden en mi esencia
y para plasmarlos en el mundo humano necesito
que los hombres destruyan lo que un día amé.
Cuento contigo, peregrino,
para que hagas saber a tus hermanos
que deben sincronizarse con mi Idea y con mi Amor;
que es preciso que amemos juntos las mismas cosas
y no que, desconectados de mi,
estén construyéndo lo que Yo ya pienso en destruir.
Te he dado verbo para que les refieras
mi eterno caminar
hacia universos cada vez más perfectos,
donde los materiales de ayer, magnificados,
serán las columnas de los Templos de la nueva luz.
Diles a los que te lean, a los que te escuchan,
cuán fabulosos han de ser mis Días de Creación,
a medida que mi Obra vaya acercándose a la Séptima jornada.


(Plegarias y Exhortos de los 72 Genios de la Cábala - KABALEB)

Melahel: "Dios que liberas de los males"


Nombre: Melahel, "Dios que liberas de los males".

Coro: Tronos, Ángeles al servicio de Binah-Ley.

Nombre del Ángel en letras: Mem-Lamed-Hé-Aleph-Lamed

Nombre del Ángel en cifras: 13-12-5-1-12

Nombre del Ángel en Arcanos Mayores: Muerte-Colgado-Sumo Sacerdote-Mago-Colgado.


Maestro del Sub-Sendero que une Binah a Hod en su trayecto de Ida.


Días de regencia: 13 de abril; 26 de junio; 9 de Septiembre; 21 de Noviembre; 31 de Enero. Del 13 de julio al 18 de julio.

Regencia zodiacal: 22º al 23º de Aries; 4º al 5º de Cáncer; 16º al 17º de Virgo; 28º al 29º de Escorpio; 10º al 11º de Acuario; 20º al 25º de Cáncer


Lo que otorga:
  • Protege contra las armas de fuego, contra los posibles atentados. 
  • Curación a través de las plantas medicinales. 
  • Fecundidad en los campos, propiciando la lluvia. 
  • Osadía para emprender operaciones arriesgadas.
  • Protege contra contagios, infecciones y enfermedades.

Programa-Lección: Comprensión de las Leyes Divinas.

viernes, 24 de junio de 2016

Cuento para Yeiaiel: "Cambiando el rumbo"

Zaim era un joven valiente, muy valiente, que había soñado siempre con llegar a ser algún día capitán de un barco y navegar por todos los mares del mundo en busca de emocionantes aventuras.

Pero por ahora -y ya era algo -, debería conformarse con ser ayudante del cocinero si quería formar parte de aquella tripulación que ya se disponía a zarpar rumbo a las Tierras de la Fortuna.

El joven Zaim era simpático, amistoso y muy pronto consiguió ganarse la confianza de todos sus compañeros de viaje, los cuales admiraban su valor y arrojo.

La aventura había comenzado, pero nadie sabía con certeza el lugar de su destino. iRumbo a las tierras de la fortuna! . Habían sido las órdenes del suboficial. Pero. ¿dónde se encontraban aquellas tierras?

No todos conocían al capitán, pero los que decían conocerle murmuraban que su único propósito era adquirir fortuna y para conseguirlo, estaba incluso dispuesto a acabar con toda una tribu de indígenas.

Con esta duda y sin saber bien como acabaría todo aquello, los días fueron pasando. Hasta que una noche el viento comenzó a soplar cada vez con más intensidad. De repente el cielo se cubrió de nubes y una tormenta se desencadenó. El mar enfurecido escupía gigantescas olas que amenazaban a la embarcación con hacerla zozobrar.

Todos los tripulantes, incluidos el capitán, estaban muertos de miedo, pero aquel pánico no consiguió atemorizar al joven Zaim, que luchaba en aquellos momentos con todas sus fuerzas contra el viento. Recordó todas las aventuras referidas por su abuelo, y en aquel crítico momento una conversación le vino al pensamiento:
  • Si algún día te enfrentas a un fuerte temporal, ten bien presente una cosa hijo mío. El rumbo que llevas es el equivocado. El mar que es sabio, te avisa enfureciendo el espíritu de sus aguas para que no sigas hacia adelante. En ese momento debes invocar al Arcángel Yeiaiel y su toque de trompeta callará la tormenta de inmediato.
  • Capitán -exclamó el valiente muchacho -, debemos cambiar el rumbo e invocar a Yeiaiel, él nos ayudará a salir de este infierno.
El capitán que era un hombre bregado en el mar también había oído hablar de la magia del Arcángel, pero no comprendía porque debía cambiar el rumbo. Pero algo le dijo que debía hacerlo, y acertó, pues de inmediato la furia de las olas se calmó y el mar volvió a su acostumbrada tranquilidad. 

Si en nuestra vida tomamos un rumbo y encontramos que todo nos sale mal, cambiemos nuestra dirección y todo volverá a mejorar.

Fin

Diálogo con el Ángel Yeiaiel

  • Posees un elevado privilegio…, posees conciencia de la Unidad que da cohesión a todas las cosas.
  • Sin embargo, tendrás que enfrentarte al mundo, donde no podrás evitar ser seducido por las voces de los instintos…
  • Por tus cualidades, serás aplaudido y muchos venerarán tu nombre…
  • Por tu belleza, serás amado…, y ese amor te poseerá…
  • ¿Vivirás identificado con ese frágil y transitorio espectáculo?, ó...
  • ¿Decidirás invertir tus riquezas, tus valores, en el servicio de la luz…, amando a los demás?

Plegaria y Exhorto de Yeiaiel

PLEGARIA

YElAYEL: La Derecha de Dios.
El Eterno es tu guardián. El Eterno es tu sombra y tu mano derecha.
YElAYEL: Me has dado, Señor, conciencia
de la unidad de tu Reino
y la visión de lo que será la vida
cuando las voces de los instintos
encuentren su ordenado silencio.
Permíteme, Señor, que ese conocimiento interno
pueda expresarse a través de mi comportamiento,
haz que Tu idea se haga en mi músculo y sangre,
de manera que puedan hablar mis gestos
más alto y mejor que las palabras.
Y en ese viaje hacia tu esplendoroso futuro,
guárdame, Señor, del peligro de naufragio,
de esa catástrofe que acecha siempre al hombre
cuando su alma se desvincula del Eterno,
para adorar su personalidad pasajera y mortal.
Libérame, Señor, del error que cometió Narciso
y cuando me refleje en un espejo,
haz que mis ojos te descubran, en mi imagen, a Ti.

YElAYEL exhorta:
Por tus palabras, por tus acciones, por tus empresas,
el mundo debe saber que la vida es eterna;
que hay otra vida después de esta vida,
y cuando la otra se agote, una nueva nacerá
del inagotable manantial de lo Eterno.
Quiero, peregrino, que vivas como si fueras a existir 100.000 años,
y que los demás aprendan de ti
que no puede haber eternidad sin renovación,
sin un incesante retorno a la juventud,
eliminando las heces perecederas
de tu cuerpo mental y de tu cuerpo de deseos,
así como el cuerpo físico las expulsa automáticamente.
Te he dado renombre y fortuna para que los demás te respeten;
no olvides jamás, peregrino,
que el oro es una cristalización de la luz
y que si malgastas ese oro, la luz desaparecerá de ti.
Y serás pobre en ambos mundos, en el físico y en el mental.
Quiero que sepas ser el eterno joven creando empresas eternas,
el que edifica en la piedra Mi Pensamiento.


(Plegarias y Exhortos de los 72 Genios de la Cábala - KABALEB)

Yeiaiel: "La derecha de Dios"

Nombre: Yeiaiel, "La derecha de Dios". 

Coro: Tronos, Ángeles al servicio de Binah-Ley.

Nombre del Ángel en letras: Yod-Yod-Yod-Aleph-Lamed

Nombre del Ángel en cifras: 10-10-10-1-12

Nombre del Ángel en Arcanos Mayores: Rueda de la Fortuna-Rueda de la Fortuna-Rueda de la Fortuna-Mago-Colgado.

Maestro del Sub-Sendero que une Binah a Netzah en su trayecto de Ida.

Días de regencia: 12 de abril; 25 de junio; 8 de Septiembre; 20 de Noviembre; 30 de Enero. Del 8 de julio al 12 de julio.

Regencia zodiacal: 21º al 22º de Aries; 3º al 4º de Cáncer; 15º al 16º de Virgo; 27º al 28º de Escorpio; 9º al 10º de Acuario; 15º al 20º de Cáncer

Lo que otorga: 
  • Otorga fortuna y renombre. 
  • Protege contra los naufragios, en sentido literal o figurado. 
  • Ayuda a los comerciantes a mantenerse en sus comercios. 
  • Favorece el altruismo y la filantropía. 
  • Protege contra aquellos que pretenden despojarnos de nuestros legítimos tesoros..
Programa-Lección: Vencer el narcisismo.

miércoles, 22 de junio de 2016

Cuento para Nelkhael: "Invocando a los Espíritus"

Desde muy pequeño el joven Nelkhael se había sentido atraído por los misterios ocultos de la vida. Su lugar preferido de juegos era el cementerio, le apasionaba la idea de poder comunicarse con los muertos, aunque aún no lo había conseguido, al menos hasta aquel día, pues a partir de él, las sorpresas se sucederían unas tras otras.
Nelkhael se levantó muy temprano en aquella mañana. Parecía tener verdadera prisa por llegar puntual a una cita, pero lo único que le preocupaba en aquel día, era visitar la biblioteca. Deseaba buscar un libro que le habían recomendado para poder de una vez por todas comunicarse con los espíritus de los muertos.
Fue el primero en visitar la biblioteca y tenía todo el tiempo del mundo para leer. "Diálogo con los muertos" se titulaba el libro, y no tardó en encontrarlo.
Durante toda la mañana el inquieto joven no levantó la cabeza del manual. Estaba profundamente concentrado en la lectura de su contenido y no se percató que iban a cerrar. Había merecido la pena, pues ahora sabía cómo ponerse en contacto con los espíritus, y no podía perder más el tiempo.
Fue a casa y siguiendo las instrucciones del texto que había leído, preparó una tabla donde dibujó las letras del alfabeto, así como números y algunas frases. Aquello le resultaba muy divertido, y estaba ansioso por poner en práctica lo que había aprendido.
Y así lo hizo. Nelkhael invocó a los espíritus de los muertos. Les llamó varias veces, hasta que éstos se manifestaron a través de él.
Su propio espíritu había quedado parcialmente fuera de su cuerpo y su lugar lo ocupaba ahora un espíritu burlón con ganas de divertirse, pero que le robaba sus energías para poder expresarse.
Aquella experiencia le gustó, y la repitió una, dos, tres, infinitas veces, hasta que llegó el día en que comenzó a darse cuenta que dependía de ese espíritu. Se sentía atrapado por él y su voluntad ya no le respondía. Aquel espíritu le daba órdenes y se veía impotente para negarse a obedecerlas.
Cierta noche, mientras dormía, el espíritu de Nelkhael recibió una visita en el mundo donde los sueños toman vida.
Se trataba de un ser luminoso que dirigiéndosele, le dijo:
·       Debes saber que somos Hijos de la Luz. Si aspiras y meditas en la luz, te convertirás en luz viviente y ningún ser de las sombras podrá oprimirte.
Aquellas palabras fueron pronunciadas dulcemente y cautivaron al joven Nelkhael.
Cuando despertó, lo primero que hizo fue encender una gruesa vela que utilizó para disipar la oscuridad. Sin demorarlo más, se entregó a la meditación y buscó en su mente la luz, y la encontró. Deseó en su corazón amar la luz, y se sintió luz. Vio como con sus manos transportaba luz y se hacia luz en los demás.
Desde aquel día, Nelkhael fue libre. Ya no se sentía prisionero de aquel espíritu burlón.


Fin

Diálogo con el Ángel Nelkhael

  • La vida te sonríe peregrino, rodeándote de todo cuanto necesitas para vivir gozoso en tu paraíso terrenal…
  • Sin embargo, sientes en tu interior el afán que inspira a los buscadores de tesoros, y esa inquietud te llevará a saciar tu sed de conocimientos.
  • Busca y encontrarás…
  • Pide y te será dado…
  • Y yo te pregunto, ¿qué harás con tus conocimientos? ¿Qué harás con lo que te ha sido dado?
  • ¿Te comportarás como un avaro con tu saber…?, o en cambio, ¿mostrarás al mundo los múltiples rostros de la verdad?

Plegaria y Exhorto de Nelkhael

PLEGARIA

NELKHAEL: Dios sólo y único.
En Tí confío, ¡oh Eterno! Tú eres mi Dios y mi destino está en tus manos.
NELKHAEL: Haz que mi proyección hacia el futuro
no sea un puro juego, un sueño vano;
permite que al echar las redes de mi fantasía
a tu mundo constelado,
pueda retornar hacia mis hermanos, los hombres,
con una abundante pesca de transcendentes verdades.
Haz que por mis venas transcurra el soplo de la eternidad,
que mi mente conciba el palacio del espíritu
y que con las piedras del pasado
mis manos puedan construir nuevos universos.
Libérame, Señor NELKHAEL,
de los calumniadores
y de los espíritus que libran eterno combate contra Tu Obra.
NELKHAEL exhorta:
Te he situado, peregrino,
en un confortable bienestar interior.
Tu alma se encuentra en ese frondoso Edén,
bañado por cuatro ríos de aguas cristalinas,
donde tus arcaicos antepasados vivieron días felices.
Pero, como en ellos,
he puesto en ti la sed de conocimientos,
el hambre de Verdad, de Belleza y de Sabiduría,
para que salgas de tu paradisíaco mundo interior
y busques la manera de comunicar a tus hermanos
ese fruto prohibido que tú arrancas
del Árbol de la Vida.
Grandes son tus méritos, peregrino,
por tu valentía de salir del Edén reencontrado,
y en justo premio Yo he de darte
la llave que abre las puertas de todos los tesoros del universo.
Conocerás lo que se oculta tras la luz del Sol,
Yo te revelaré la ley secreta de los números
y tu mente captará la poesía de las esferas.
Por tu amor de los hombres recibirás el Amor de Dios
y por tu arte, por tu ciencia, por tu fe,
serás como una columna del Eterno.


(Plegarias y Exhortos de los 72 Genios de la Cábala - KABALEB)

Nelkhael: "Dios solo y único"

Nombre: Nelkhael, "Dios solo y único".

Coro: Tronos, Ángeles al servicio de Binah-Ley.

Nombre del Ángel en letras: Noun-Lamed-Khaf-Aleph-Lamed

Nombre del Ángel en cifras: 14-12-11-1-12

Nombre del Ángel en Arcanos Mayores: Templanza-Colgado-Fuerza-Mago-Colgado.

Maestro del Sendero 17 en su trayecto de Ida. Ejerce su ministerio con el título de Inteligencia Disponible.

Días de regencia: 10 de abril; 24 de junio; 7 de Septiembre; 19 de Noviembre; 29 de Enero. Del 3 de julio al 7 de julio.

Regencia zodiacal: 20º al 21º de Aries; 2º al 3º de Cáncer; 14º al 15º de Virgo; 26º al 27º de Escorpio; 8º al 9º de Acuario; 10º al 15º de Cáncer.

Lo que otorga:

  • Destruye el poder de los malos espíritus.
  • Liberación de situación opresiva.
  • Favorece el aprendizaje de las matemáticas y ciencias abstractas.
  • Sumisión a las reglas y a las leyes.
  • Preserva de la ignorancia, de los prejuicios y de los errores.
Programa-Lección: Instruir al mundo en materia de reglas y leyes.

martes, 21 de junio de 2016

Cuento para Pahaliah: "Pagando errores"



Todos en la escuela le temían, y si tenía amigos era porque nadie se atrevía a contrariarle. Lo que él decía debía hacerse y si alguien no estaba de acuerdo que se preparase para vérselas con él.

Ya comprenderéis que Pahaliah "el temido", como muchos le llamaban, no tenía en verdad ni un amigo, pues éstos se veían obligados a serlo si no querían ser víctimas de su rabia.

Cuando deseaba algo lo cogía, sin importarle lo más mínimo quién fuese su dueño. Y si alguno se le ocurría traicionarlo, ese recibiría un duro castigo.

Pahaliah parecía no tenerle temor a nada ni a nadie, su indiferencia por el peligro era asombrosa y disfrutaba haciendo sufrir a los demás.

La vida no le había tratado muy bien. La agresividad con la que se había alimentado durante su infancia, le estaba pasando factura ahora y le hacia sentirse importante y poderoso.

Pero tanto va el cántaro a la fuente hasta que se rompe, y un buen día, todos empezaron a echarle de menos. Durante toda la semana no había ido a la escuela y nadie lo había visto rondando el barrio.

Pahaliah se encontraba enfermo, gravemente enfermo. Un misterioso mal se había apoderado  de él y a pesar de que los médicos estudiaron su caso, no consiguieron diagnosticar su enfermedad, la cual cada vez lo consumía más.

El temido Pahaliah yacía ahora débil y frágil, apenas si podía mantener abierto los ojos. A pesar de que no se lo merecía, sus compañeros no faltaron ni un sólo día, ayudando a sus padres a cuidarle.
Cada día que pasaba las esperanzas se reducían, ya casi no comía y la respiración se hacia cada vez más difícil.

Pahaliah se encontraba en el umbral de la muerte física, y sería en esta puerta del más allá, donde recibió una visita inesperada.

  • Pahaliah, Pahaliah ¡despierta! -exclamó una voz profunda llamando su atención -.
Pahaliah vio a su derecha a un ser luminoso que le resultó familiar, abrió aún más los ojos y se llevó una gran sorpresa. Era él mismo pero envuelto en luz. 

  • ¿Quién eres? ¿Cómo es posible que seas igual que yo? -preguntó el sorprendido joven-
  • Soy tu yo profundo que he permanecido prisionero durante mucho tiempo en tu interior sin que oyeras jamás mi voz, ahora que estás a punto de abandonar el mundo físico, he venido a revelarte tus errores. Tuviste la oportunidad de ser un muchacho ejemplar, y decidiste por el contrario ser una calamidad, tu enfermedad la has causado con tu mal obrar.
Por primera vez en su vida, Pahaliah sintió temor, comprendió que había atentado contra los demás y el pago de sus errores le llevó a sufrir aquella maligna enfermedad. Era el mal que había sembrado. 
  • Dadme otra oportunidad, dejadme que rectifique mis errores, dejadme que pueda cambiar -rogó con fe el joven Pahaliah.
Pero ya no se encontraba en el umbral del más allá, se encontraba de nuevo en su casa, y el mal que le afligía había desaparecido.



Fin

Diálogo con el Ángel Pahaliah

  • Tus sentimientos son sensibles al Soplo de lo Eterno…
  • Tu garganta está ávida por pronunciar verdades, con el propósito de guiar a los buscadores perdidos…
  • Tu fe, es poderosa, contagiosa, y muchos seguirán tus pasos, sintiendo que les llevarás a la conquista de sus sublimes anhelos.
  • Si eres un faro para los demás, ¿hacia dónde dirigirás el haz de tu luz?
  • Recuerda, que las aguas embravecidas de las emociones están prestas y tu nave puede zozobrar en las profundidades de las pasiones.
  • Dirígete, siempre, con paso firme hacia donde nace el Sol cada día pues, con tu gesto, con tu maniobrar humano, inspirarás a cada hombre y podrán rencontrarse con su divinidad dormida.

Plegaria y Exhorto de Pahaliah


PLEGARIA


PAHALIAH: Dios Redentor.
Eterno, libera mi alma del labio engañoso y de la lengua inicua.

PAHALIAH: Ilumina, Señor, mi fe, 
para que pueda contemplar desde esa puerta,
las verdades de mundos
en los que aún no puede penetrar la razón.
Haz, Señor, que mi verbo
lleve a los demás el sabor de tus sublimes evidencias,
y que para aquellos que han perdido el camino,
pueda ser como un poste indicador.
Conduce, PAHALIAH, mis energías interiores
por los canales que riegan el cerebro,
para que pueda procrear con mis órganos superiores
y no malgaste mi simiente en vanos juegos eróticos.
Procúrame la soledad que mi sed de meditación necesita,
y cuando tu sagrada ciencia rebose de mi alma,
acércame a las gentes necesitadas de tu esplendor,
para transmitirles el germen de la eternidad.

PAHALIAH exhorta:

En tus sentimientos he puesto
el soplo de la eternidad,
y he llenado tu boca de palabras cálidas
para que comuniques a tus hermanos
las verdades eternas.
Quiero que todo cuanto digas, peregrino,
sea tan puro e inalterable como el oro,
y quiero que tus gestos no desmientan
el sentido de tus palabras.
Huye de los que son demasiado razonables
para comprender verdades lejanas
y acércate a los que, como Simbad,
buscan perlas en mares remotos;
acércate a los exploradores del imposible,
a los que sienten la necesidad de vivir
en un fantástico más allá.
Es para ésos que te inspiro,
para esos te revelo
el prodigioso destino que el Eterno reserva a los humanos.
Sé tú el precursor, el visionero, el profeta,
el revelador de las eternas reglas del juego;
aquél cuya vocación es hablar frente a frente
con los plurales rostros de Dios.


(Plegarias y Exhortos de los 72 Genios de la Cábala - KABALEB)

Pahaliah: "Dios Redentor"


Nombre: Pahaliah, "Dios Redentor".

Coro: Tronos, Ángeles al servicio de Binah-Ley.

Nombre del Ángel en letras: Phé-Hé-Lamed-Yod-Hé

Nombre del Ángel en cifras: 17-5-12-10-5

Nombre del Ángel en Arcanos Mayores: Estrella-Sumo Sacerdote-Colgado-rueda de la Fortuna- Sumo Sacerdote.

Maestro del Sendero 18 en su trayecto de Ida. Ejerce su ministerio con el título de Inteligencia Abundante.

Días de regencia: 9 de abril; 23 de junio; 6 de Septiembre; 18 de Noviembre; 28 de Enero. Del 28 de junio al 2 de julio.

Regencia zodiacal: 19º al 20º de Aries; 1º al 2º de Cáncer; 13º al 14º de Virgo; 25º al 26º de Escorpio; 7º al 8º de Acuario; 5º al 10º de Cáncer

Lo que otorga:

  • Descubrimiento de las leyes divinas que rigen el mundo.
  • Guardar castidad.
  • Despertar de una vocación religiosa.
  • Argumentos para convencer a los incrédulos.
  • Protección contra las tendencias al libertinaje y al error.


Programa-Lección: Control de las emociones y deseos.

lunes, 20 de junio de 2016

Cuento para Leuviah: "La Verdadera Memoria"



Leuviah tenía todo lo que un joven de su edad podía desear, una familia que lo quería, amigos con los que poder jugar y era adorado por las chicas de su escuela.


Sin embargo, no era totalmente feliz, solo una cosa se lo impedía, su mala memoria.


No le importaba mucho, si tan solo le fuese importante para estudiar, empleaba el doble de tiempo que sus compañeros, pero al final conseguía, aunque con esfuerzos, aprobar. Lo que más le preocupaba era que no recordaba nada de su infancia, parecía como si nunca hubiese sido pequeño y aquello le hacia sentirse un poco perdido.


A veces él mismo se consolaba, cuando comprobaba con no poca desilusión, como había olvidado lo más elemental.


Hablaba y se comprometía con los amigos a hacer cosas y luego no se acordaba de nada, y muchas veces estos se enfadaban con él, pero lo que no sabían era que el que más se enfadaba era él mismo por no lograr acordarse.


Aquel problema llegó a obsesionarle hasta tal punto que mientras dormía sufría pesadillas. Cierta noche cuando su alma se encontraba transitando por el Mundo de los Sueños, tuvo una experiencia que vendría a cambiar toda su vida. Pero veamos qué le sucedió.


Se vio en una habitación muy oscura, alumbrada tan sólo por una vela que despedía una tenue luz. A pesar de reconocerse, su rostro representaba mayor edad. Se encontraba reclinado sobre sus rodillas y en su mano sostenía una afilada espada. De repente sus manos se elevaron y aquella arma se introdujo en su cuerpo poniendo fin a su vida.


Leuviah sufrió una fuerte impresión, pero aquella voz vino a tranquilizarle.

  • Leuviah, fíjate en ese cuerpo y observa lo que ocurrirá.

Así lo hizo el aturdido joven y vio como de el salía una silueta en forma de luz, era él mismo pero resplandeciente. Aquella luz tomó un sendero que le aguardaba y en él encontró a un instructor que le explicó que había cometido un grave error y que para rectificarlo debería volver a nacer y volver a morir, pues aquella muerte suicida había interferido en su evolución, haciéndole olvidar todo cuanto había aprendido, y si no volvía pronto a aquel mundo, no podría devolverle la memoria de lo que aprendió.

De este modo Leuviah vio como aquella luz resplandeciente se rencarnaba en un nuevo cuerpo que lo abandonó cuando contaba tan solo unas horas de vida, retornando de nuevo a aquel mundo de luz. Ya en él, aquella alma recibió la memoria que perdió, advirtiéndosele:

  • Cuando vuelvas a nacer olvidarás cosas, tal vez muchas cosas, pero ten la seguridad de que algo no olvidarás. ¡Contra la vida jamás se ha de atentar!

Leuviah se despertó muy impresionado pero gozoso de felicidad. Ya no le importaba olvidar algunas cosas, pues había podido recordar lo mas primordial.


Fin

Cuento de Caliel: "Venciendo la adversidad"

Para Tarón, todo cuanto sucedía no tenia sentido. Siempre había oído decir a los mayores que quien mal anda, mal acaba. Sin embargo, el consideraba que sus pasos iban por buen camino y que no debía de ser víctima de la adversidad que le sobrevino en aquellos días.


Nunca más oiría los consejos de los ancianos. Jamás creería en otra cosa que no fuesen sus propios razonamientos. La vida era dura con Tarón, el mayor de tres hermanos y en el que recaería toda la responsabilidad de mantenerlos y educarlos, ya que sus padres acababan de abandonar el mundo material y de pasar el Umbral de la Vida Eterna.

¿Por qué aquella desgracia? -se preguntaba una y otra vez el joven-.



Con esta duda, fue creciendo nuestro amigo, y los años no pasarían en balde. Cada día que transcurría era como una lección que Tarón incorporaba en su vida, y muy pronto, aquel inocente muchacho se convertiría en un responsable adulto.


Había momentos en los que Tarón desesperaba, se sentía impotente para seguir hacia adelante. Fueron muchas las ocasiones en las que el sentimiento de desdicha era tan fuerte que pensaba en abandonarlo todo y huir lejos de aquella opresión, pero siempre en el último momento desistía en su intento.


Aquella tarde Tarón había llegado muy temprano del trabajo y se sentía muy cansado, por lo que no tardó en abandonar su cuerpo en manos del confortador sueño. Durante la noche el alma de Tarón se trasladó al Mundo de los Deseos y allí tuvo una interesante experiencia.
  • ¡Alto Tarón!, te encuentras delante de la Puerta del Gran Templo del Conocimiento. Tan solo aquellos que sepan desvelar el Enigma Secreto podrán traspasar su velo.
Eran las palabras de Caliel, el Anciano que custodiaba el acceso al Templo de los Misterios.
  • ¿Cuál es el enigma? -preguntó el joven-.
  •  Has de contestarme esta pregunta: ¿cuál es la razón del sufrimiento?
Tarón meditó profundamente la pregunta. Recordó su propia vida y reunió todo el conocimiento que en ella había aprendido, y vio como aquello que menos quería le era impuesto, y comprendió lo que con ello debía aprender. Entonces contesto:
  • La razón del sufrimiento no puede ser otra que aprender a hacer bien aquello que hicimos mal en otro tiempo.
De repente las Puertas del Gran Templo del Conocimiento se abrieron, y Tarón pudo penetrar en su interior. Allí pudo conocer la causa de su adversidad. Vio como en otro tiempo había abandonado a su familia, prefiriendo vivir para su gloria personal.


Con el recuerdo de esa experiencia vivida en el Mundo del Deseo, Tarón se había convertido en un hombre nuevo. Desde aquel día ya nunca más volvió a sentir la necesidad de huir de su prueba, y lo que durante mucho tiempo fue adverso, ya había dejado de serlo.


Fin

Diálogo con el Ángel Caliel

  • ¿Qué hay en ti de verdadero y qué hay en ti de falso?
  • Si te lo pregunto, es para que no te extralimites en tus juicios, en tus sentencias, en tus críticas…
  • ¿Qué afanes te llevan a juzgar?
  • ¿Acaso, persigues vanagloriarte con el vano alardeo de tus facultades ó verdaderamente, eres sensible al sufrimiento y a la adversidad ajena?
  • Recuerda, que no conseguirás discernir lo verdadero de lo falso, si en tu interior no has dado cobijo al Orden y a la Justicia.
  • Si te juzgas…, no olvides ser prudente y que tu bondad impere sobre tu rigor…

Diálogo con el Ángel Leuviah


  • Cuando sacies tu sed en la fuente de donde emanan las emociones… ¿qué harás?
  • ¿Te regocijarás con los placeres de los instintos?, o en cambio, ¿pondrás tu potencial emocional, al servicio de recrear el mundo con obras de amor?
  • Si tu imaginación es fértil y desbordante, no la malgastes en satisfacer tu naturaleza pasional…
  • Haz que ese potencial, tome vida en expresiones artísticas. Moldea las formas ó mezcla los colores, para que tus creaciones, sean portadoras de Alegría y Felicidad…

Plegaria y Exhorto de Leuviah

PLEGARIA
LEUVIAH: Dios que socorre a los pecadores.
Puse en el Eterno mi esperanza y Él se ha inclinado hacia mi y escuchado mis gritos.


LEUVIAH: Limpia, Señor, mi memoria subconsciente
de elementos polucionantes;
aparta de mis sueños las grotescas imágenes eróticas
y haz que mis proyecciones imaginativas
tengan un sentido
y que gracias a ellas mis hermanos los hombres puedan vislumbrar
un universo sin fronteras,
en el que el pasado ancestral dé la mano a un esplendoroso futuro.
Permite, Señor LEUVIAH,
que encuentre mi punto de equilibrio entre mi realidad física
y mi realidad imaginativa, a fin de poder ser el programador
de un mundo hoy situado más allá de lo humano.

LEUVIAH exhorta:
He dado poderes a tu sensibilidad,
no para que te regocijes con los placeres de los instintos,
sino para que puedas captar
las bellezas de un mundo al que el hombre no ha llegado aún.
He abierto la llave de tu memoria de las vidas,
no para que recuerdes irrisorias orgías,
sino para que recojas de tu pasado
el testimonio vivo de la eternidad.
Guárdate de la nostalgia y de la evocación de lo que fue,
para proyectar tus fuerzas interiores
vigorosamente hacia el futuro.
Quiero que seas, peregrino,
una muestra viva del hombre de mañana,
de ese hombre que habrá superado su actual condición.
La humanidad se prepara
para crear universos,
y de ti deben salir, mediante la ficción del arte,
obras que tengan el sabor de esos futuros mundos.
Lanza hacia mí
el lazo de tus aspiraciones
y Yo te conectaré con la región de los arquetipos,
para que tu personalidad humana pueda expresar a la vez:
nuevo arte, nueva ciencia y nueva religión.


(Plegarias y Exhortos de los 72 Genios de la Cábala - KABALEB)

Plegaria y Exhorto de Caliel

PLEGARIA

CALIEL: Dios pronto a socorrer.
Hazme justicia, ¡oh Eterno!, según mi derecho y según mi inocencia.

CALIEL, Permíteme, Señor, que mí inteligencia
esté siempre al servicio de causas justas.
Libérame de la tentación de utilizar mi ingenio
en un vano alardeo de mis facultades.
Y cuando tus fuerzas me lleven a ir más allá de mi mismo,
permanece a mi lado, para inspirarme prudencia.
Haz que mi lógica sea Tu Lógica
y que mi afán de intervenir en los asuntos ajenos
sea motivado por Tu interés por el necesitado de protección.
Y sí debo ser yo quien desenmascare a un culpable
que ello se realice en puro acto de justicia
y no me lo apuntes, Señor, en la cuenta de mi Karma.
Permíteme, CALIEL, que comprenda el mundo de los forajidos
y que al juzgarlos, no se separe de mi la eterna bondad.

CALIEL exhorta:

He querido que tú seas, peregrino,
el mensajero de mi justicia,
aquel que siente las adversidades ajenas
como si le arrancaran a jirones su piel
de modo que para poner fin al suplicio
es necesario intervenir, hacer algo, pronto y con vigor.
Así quiero que actúes en mi nombre,
con toda la vehemencia de que tu verbo es capaz,
para que la inocencia del inocente sea notoria,
para que la falsedad del falso testigo se evidencie.
Reconocer lo verdadero entre la diversidad de lo falso,
he aquí tu misión.
Quizás tu habilidad te permita fácilmente reconocerlo
en el mundo de las relaciones sociales,
pero es en tu propio interior que quiero que escarbes
y que efectúes ese tríaje supremo;
porque si dentro de ti los valores están mezclados,
no podrás discernirlos en el exterior,
y entonces no serás más que un abogado listo,
que un promotor de pleitos
para tu gloria personal.
En tu mano está, peregrino,
el que seas un hombre justo
y éste es tu trabajo humano en la presente encarnación.


(Plegarias y Exhortos de los 72 Genios de la Cábala - KABALEB)