sábado, 14 de mayo de 2016

Tauro y las "Afecciones de Garganta"

Nos encontramos bajo las influencias del tránsito del Sol por el signo de Tauro. Es por ello, que vamos a dedicar este artículo a analizar, desde varios puntos de vista,  las enfermedades más comunes relacionadas con este signo.
Los textos astrológicos coinciden en asignar al signo Tauro las siguientes zonas fisiológicas: el cuello, la garganta, el paladar, la laringe, las amígdalas, la mandíbula inferior, las orejas, la región occipital, el cerebelo; la vértebra atlas, la segunda vértebra o axis, las arterias carótidas externas, las venas yugulares, la faringe, la glándula tiroidea y la vértebra cervical.
Para el desarrollo de este artículo, vamos a centrarnos en el estudio de los trastornos de la garganta, la faringe, las amígdalas y la laringe.

GARGANTA

Wikipedia:
En anatomía, la garganta la parte del cuello anterior a la columna vertebral conocida como faringe que es la porción del cuello en donde pasa el bolo alimenticio y el aire inspirado. La garganta contiene varios vasos sanguíneos, músculos de la faringe, la tráquea y el esófago. El hioides es el único hueso ubicado en la garganta de los mamíferos.

La faringe es una estructura en forma de tubo que ayuda a respirar y está situada en el cuello y revestido de membrana mucosa; conecta la nariz y la boca con la laringe y el esófago respectivamente, y por ella pasan tanto el aire como los alimentos, por lo que forma parte del aparato digestivo así como del respiratorio. En el ser humano mide unos trece centímetros, extendida desde la base externa del cráneo hasta la 6ª o 7ª vértebra cervical, ubicada delante de la columna vertebral.

La faringe es un órgano muscular y membranoso que se extiende desde la base del cráneo, limitado por el cuerpo del esfenoides, apófisis basilar del hueso occipital y el peñasco, hasta la entrada del esófago que coincide con la séptima vértebra cervical. Se encuentra sostenida por una masa muscular, los músculos constrictores de la faringe, los músculos que se insertan en la apófisis estiloides (como el estilogloso, estilofaríngeo, etc) y los músculos que se insertan en la apófisis mastoides, principalmente el esternocleidomastoideo. La faringe se encuentra recubierta por una mucosa la cual es diferente según la zona que se estudie:
  • Rinofaringe: epitelio cilíndrico ciliado pseudo-estratificado.
  • Mesofaringe: epitelio escamoso estratificado.
  • Hipofaringe: epitelio cilíndrico ciliado pseudo-estratificado.

También es un canal que comunica la boca y el esófago. La contracción permite que el bolo alimenticio pase al esófago.

Funciones:
  1. Deglución: Es el paso del bolo alimenticio desde la boca hacia el esófago.
  2. Respiración: Por respiración generalmente se entiende al proceso fisiológico indispensable para la vida de los organismos que consta de inspiración o inhalación y expiración (suele simplificarse en 'aeróbicos' y 'anaeróbicos' vulgarmente).
  3. Fonación: Es el trabajo muscular realizado para emitir sonidos inteligibles, es decir, para que exista la comunicación oral.
  4. Audición: Interviene en la audición ya que la trompa auditiva está lateral a ella y se unen a través de la trompa de Eustaquio.
  5. Otras funciones de la faringe son la olfacción, salivación, masticación, funciones gustativas, protección y continuación de la cámara de resonancia para la voz.

Enfermedades de la faringe:
  • Faringitis.
  • Amigdalitis.
  • Cáncer de orofaringe.
  • Carcinoma de cavum.
  • Carcinoma de hipofaringe.
  • Ronquido.
  • Cáncer.


LARINGE
La laringe es un órgano tubular, constituido por varios cartílagos en la mayoría semilunares. Además, comunica a la faringe con la tráquea y se halla delante de aquella.

Es una estructura músculo-cartilaginosa, situada en la parte anterior del cuello, a la altura de las vértebras cervicales C3, C4, C5 y C6. Está formada por el hueso hioides y por los cartílagos tiroides, cricoides, aritenoides, corniculado, cuneiforme, la epiglotis y por cuatro pares laterales, todos ellos articulados, revestidos de mucosa y movidos por músculos.
Corniculados: Son pequeños cartílagos cónicos, incurvados hacia dentro situados sobre los aritenoides.
Aritenoides: Cartílagos de forma piramidal asentados sobre el cricoides en el cual se insertan las cuerdas vocales.

La laringe es la parte superior de la tráquea, adaptada a las necesidades de la fonación o emisión de la voz. Es el órgano de la fonación pues contiene las cuerdas vocales superiores o falsas (también llamado pliegues vestibulares) e inferiores o verdaderas (también llamado pliegues vocales) el término pliegues es el que se usa según la terminología anatómica internacional, los pliegues están separados por el ventrículo laríngeo.

En los mamíferos, la posición de la laringe en el cuello ocupa una posición elevada, comunicándose casi directamente con la nariz. Esto permite a los mamíferos beber líquidos mientras se respira, en forma simultánea. Este atributo es esencial para la lactancia. Sin embargo existe una pequeña pero importante excepción: En el Homo sapiens esta posición elevada de la laringe está modificada y ocupa una posición más bien baja, lo que permite generar sonidos de diversas variedades, cosa que otros mamíferos no pueden hacer.1 Pero incluso en el Homo sapiens, desde el nacimiento hasta los dos años la laringe ocupa una posición elevada (los bebés pueden lactar y respirar al mismo tiempo), posicionándose definitivamente en forma más baja a los dos años.



Enric Corbera (Bioneuroemoción):

FARINGE
1ª Etapa (Supervivencia)
Conflicto: Cacho que hay que atrapar o escupir. Querer algo que no podemos tener. Coger, tragar, oler, probar, degustar, escupir.
Resentir: “Quiero bloquear el pedazo en la garganta para que así no me lo quiten”. “Quiero atrapar, guardar, el olor de mi madre". "No consigo atrapar el olor de mi madre". "Decir algo que no tengo que decir".

Problemas en la garganta, laringitis, afonía, furia que impide hablar, impulso tremendo a hablar e incapacidad y miedo de hacerlo.
Nudo en la garganta, miedo, desconfianza.
Paso común para la comida, líquidos y aire, los dirige hacia sus respectivos órganos. Nasofaringe (garantiza el paso del aire).
Orofaringe (está en el medio, ayuda al paso del aire y contribuye en la deglución). Laringofaringe (importante para la deglución).
También están las cuerdas bocales, para el hombre la voz es muy importante, puesto que si sale a cazar y se encuentra en peligro, la voz puede ser su salvación, su supervivencia.

Jacques Martel:

Faringitis
La garganta contiene cuerdas vocales (la laringe) y la faringe. Me permite expresar quien soy y me permite también intercambiar con personas que me rodean. La garganta está vinculada al centro de energía de la laringe también llamado chakra de la garganta (quinto chakra), centro de la creatividad, de la verdad y de la afirmación. Trabaja también en estrecha colaboración con el centro de energía sagrado o segundo chakra, el centro de la energía sexual, la sexualidad siendo un modo de comunicar con otra persona. Este centro de energía es importante para la afirmación del yo.
También se dice: “El pensamiento crea, el verbo manifiesta.” Así, por la palabra, hago que mis pensamientos se materialicen en el mundo físico.
Entonces, aunque pensamientos negativos puedan tener repercusiones en mi salud, palabras negativas podrán tenerlas aún más. Esto es verdad para el lado positivo también. Por lo tanto tengo ventaja en hablar de modo positivo, respetando así mi templo de carne que alberga mi parte divina. Cuanto más exprese la verdad por esta vía de comunicación, más podré intercambiar con mi entorno.

La faringitis es mucho más conocida bajo la expresión dolor de garganta. Todas las emociones, los sentimientos o las energías que bloquean mi garganta se deben de entrar por la nariz o la boca. O también, vienen de las profundidades de mi ser interior y bloquean al nivel de la garganta.
Frecuentemente son emociones o situaciones que vuelvo a tragar y que tengo dificultad en aceptar. Por lo tanto, siento (nariz) que algo va mal o que no absorbo (boca) una o varias energías que se presentan a mí. A veces, son las mismas emociones que se han ampliado después de un resfriado. Estas emociones me afectan más profundamente, más cerca de mi interior que un simple resfriado. He de analizar este sentimiento que se engancha y bloquea al nivel de la garganta para poder aceptarlo y dejarlo ir.


Louise L. Hay:

Garganta: Canal de expresión y creatividad. Abro mi corazón y canto las alegrías del amor.

Causa probable: Canal de expresión y creatividad.
Nuevo modelo mental: Abro mi corazón y canto las alegrías del amor.

Dolor, irritación:
Causa probable: Represión del enfado. Sentirse incapaz de expresarse.
Nuevo modelo mental: Dejo marchar todas mis limitaciones. Soy libre de ser yo.

• Nudo en la garganta:
Causa probable: Miedo. Desconfianza del proceso de la vida.
Nuevo modelo mental: Estoy a salvo. Confío en que la vida me apoya. Me expreso libre y gozosamente.

• Problemas:
Causa probable: Incapacidad para hacerse valer. Rabia reprimida y tragada. Creatividad sofocada. Negativa a cambiar.
Nuevo modelo mental: Es normal hacer ruido. Me expreso libre y gozosamente. Me es fácil hacerme valer. Expreso mi creatividad. Estoy dispuesta a cambiar.


LISA BOURBEAU

GARGANTA (DOLOR EN LA)

Bloqueo físico: Tiene una función esencial en la respiración, el habla y la deglución.

Bloqueo emocional: Por lo descrito antes, puede verse que la garganta posee una importante función. Su mensaje es triple. Si el dolor se presenta acompañado de una dificultad para respirar, es una indicación de que a esta persona le cuesta trabajo aspirar la vida. Si la garganta se cierra, esta persona se siente agarrada por el cuello, forzada a hacer o decir algo por otra persona. Se siente bajo presión. Si duele cuando la persona traga, se plantea la pregunta: "¿A quién o qué me cuesta trabajo tragar en este momento?". Puede ser una emoción convertida en drama, tan grande que no la puede deglutir. O tiene dificultad para tragar a alguien o para aceptar lo que ha creado. Esto le hace sentir enojo y agresividad hacia sí misma o hacia otros. Entonces suele asumir la actitud de víctima, de "pobre de mí".

Bloqueo mental: En la garganta se localiza el centro de la creatividad. Por lo tanto, es importante para ti que te concedas el derecho de crear lo que quieres y de vivir las experiencias deseadas sin culparte y sin tener miedo de molestar a los demás. Debes aprender a aceptar con amor lo que creas, en lugar de sentirte resentido por haber creado o decidido algo. De este modo lograrás tu verdadera individualidad. Es interesante señalar que la garganta es el paso entre el corazón y la cabeza, por lo tanto, entre el amor a sí mismo y el yo soy. Al crear tu vida de acuerdo con tus verdaderas necesidades, te abres a tu verdadero yo soy y también a la abundancia. Sucede así porque darte el derecho de crear tu vida como quieres, te ayuda a desarrollar tu creatividad. Si te sientes agarrado por el cuello, date cuenta de que sólo es una percepción tuya. Nadie quiere tenerte así; sólo tú puedes dejarte agarrar. Por otro lado, no dejes que los demás te molesten y se conviertan en las píldoras que no tragas porque no los puedes controlar; cuando quieres hacerlo, no te queda ni la energía ni el tiempo necesario para crear tu propia vida.

Enric Corbera (Bioneuroemoción):

AMÍGDALAS
1ª Etapa (Supervivencia)
Función de defensa, retienen las bacterias y virus nocivos. Es la primera puerta de control del organismo (como los escáneres de los aeropuertos). Son los escáneres que detectan si el pedazo es bueno o no.  
Conflicto: No poder tragar la presa (objetivo). En el último momento nos es arrebatado algo que parecía nuestro: casa, coche, etc. Miedo a no conseguir la totalidad de algo.
Amígdala derecha: Palabras que queremos decir y no podemos. (Palabras que nos tragamos). Querer atrapar algo.
Amígdala izquierda: Palabras que hemos dicho y no queríamos decir (Palabras que deberíamos haber tragado). Querer escupir algo.
Resentir: "Ya lo tenía y a última hora me lo han quitado" “No consigo tragar un trozo” o “me he tragado un trozo que no me conviene”

Amigdalitis: miedo, rabia, emociones y creatividad reprimidas, la persona no puede ser ella misma. Aquí tenemos el bocado afectivo.
Para los niños: Atrapar el cariño (abrazo) de los papas. Tener buenas notas o buena imagen, hace que los padres estén contentos y voy a conseguir cariño y abrazos.
Para los adolescentes: “Estoy enamorado de María pero no la puedo atrapar”. Ejemplo: Una joven fue a comprar un teléfono con el dinero que le dieron sus padres, al llegar resulta que el teléfono costaba más de lo que le habían dado. Al día siguiente tenía amígdalas.

Louise L. Hay:

Causa probable: Miedo; emociones reprimidas. Creatividad sofocada.
Nuevo modelo mental: Mi bien fluye libremente. A través de mí se expresan las ideas divinas. Estoy en paz.


Jacques Martel:

AMIGDALAS
Las amígdalas, que significan “almendras” forman parte del sistema inmunitario y de la linfa (líquido que limpia el cuerpo humano), y son definidas como filtros que controlan todo lo que circula al nivel de la garganta (lo cual corresponde a la creatividad, a la comunicación). Cuando están inflamadas, tengo dificultad en tragar y corro el riesgo de ahogarme. Inhibo mis emociones y “ahogo” mi creatividad. Hay una situación que me ahoga a través la cual inhibo mis sentimientos de cólera y de frustración. Una amigdalitis (itis = cólera) se manifiesta generalmente cuando mi realidad que trago me trae una intensa irritación a tal punto que mis filtros (las amígdalas) no pueden cogerlo todo y se vuelven rojas de cólera por no poder alcanzar un objetivo interior que estoy viviendo. Puede ser el miedo de no poder alcanzar un objetivo en perspectiva o de no ser capaz de realizar algo importante para mí, por falta de tiempo o de oportunidad. Tengo la sensación que estoy a punto de lograr algo que me es caro (un trabajo, un cónyuge, un coche, etc.) pero temo que se me escape y que deba hacer sin ello, o que sólo pueda disfrutar de ello en parte o no totalmente, lo cual para mí “es duro de tragar”.
Un conflicto interior muy intenso está “ahogado” y no expresado. Es un bloqueo, el cierre de esta vía de comunicación. ¿Tengo yo la sensación de que hay una situación que “trago equivocadamente”? Vivo en rebelión con una persona cercana a mí (familia, escuela, trabajo) incluso en revuelta. Si soy un niño, frecuentemente tengo amigdalitis porque aún no estoy bastante consciente de lo que sucede y no tengo control sobre los acontecimientos.
Vivo frustración vinculada a lo que debo “tragar” en la vida. Si quiero resolver la amigdalitis, acepto las cosas tales como son alrededor mío, tomo el tiempo de aceptar las situaciones que trastornan mi vida, con calma y serenidad. Es posible y fácil enseñar esta actitud a los niños que están preparados para ello. Observemos que la ablación de las amígdalas significa la aceptación  de tragar la realidad sin que esté filtrada o censurada (protegida) previamente. Es una carencia de protección. Debo tratar esta situación de un modo diferente que sería más armoniosa para mí.


LISA BOURBEAU

AMIGDALITIS
Bloqueo físico: La amígdala es un órgano de defensa para el organismo y una barrera antimicrobiana, que está situada como centinela en la entrada de las vías aerodigestivas. La amigdalitis se manifiesta cuando las amígdalas se convierten en un foco de infección, creando problemas, especialmente al tragar los alimentos.

Bloqueo emocional: Esta enfermedad manifiesta la ira causada por algo que no puedes tragar. ¿Qué situación o qué persona no "tragas" en ese momento? ¿Qué píldora te parece demasiado grande para tragarla?

Bloqueo mental: Si hay algo que n o puedes tragar en este momento, es porque una parte de ti está demasiado involucrada en el juicio (una parte de tu ego). Alimentas pensamientos de rebelión que pueden estar dirigidos hacia ti o hacia alguien más. Estás seguro de tener la razón. Te beneficiaría vivir esta situación con más amor y aceptación.


Enric Corbera (Bioneuroemoción):

LARINGITIS
4ª Etapa (Relación).
Conflicto: Reprimir, rebelión, ahogo.
Resentir: “No me expreso por temor al ridículo".

Louise L. Hay:

LARINGITIS
Causa probable: Furia que impide hablar. Miedo de hacerse valer. Resentimiento contra la autoridad.
Nuevo modelo mental: Soy libre de pedir lo que deseo. Me expreso confiada y segura. Estoy en paz.


Jacques Martel:

LARINGITIS
La laringe es la parte de las vías aéreas superiores situada entre la tráquea y la faringe. Una afección al nivel de la laringe se produce generalmente después de un suceso en el cual tuve “el soplo cortado”. Tenía tanto miedo “que ningún sonido podía salir de mi boca”. Estuve pillado por sorpresa y frecuentemente, me siento en peligro, al punto que tengo la sensación que mi vida está en peligro. Es importante que recuerde y vuelva a vivir en pensamiento este suceso que probablemente sucedió justo antes de que mi laringe esté afectada por la enfermedad. Así podré eliminar el traumatismo que se quedó “enganchado” en mi laringe y le permitirá curar.

La laringitis es una inflamación de la laringe, acompañada de tos y ronquera. Esta infección está causada por la dificultad en expresarme por temor al ridículo, frecuentemente frente a la autoridad. Esto puede vincularse con el hecho de vivir rechazo por parte de los demás y si me afirmo, estar incomprendido por ellos. Reprimo rebelión, me siento ahogado. Cuando me callo en vez de expresarme por vergüenza, por temor o por culpabilidad, estos sentimientos que escondo por el silencio causan un bloqueo de energía que se traduce por una laringitis. Una gran resistencia entonces puede manifestarse cuando las emociones intentan luego expresarse. La laringe está inflamada y existe un alto nivel de energía emocional vinculada a la voz y a la expresión de sí. Mi creatividad intenta encontrar su propia afirmación: quiere ser libre de hablar y “vocalizar” hábilmente sus emociones. Debo aprender a decir las cosas, a expresar mis sentimientos, lo cual permitirá a esta energía circular libremente. Si, en mi personalidad presente, tengo dificultad en expresarme diciendo las cosas, entonces puedo expresarme escribiéndolas. Al estar la laringe vinculada al centro de energía de la garganta que es la comunicación, puedo comunicar mis sentimientos escribiéndolos, incluso si conservo estos escritos para mí. Esto permitirá una mejor comunicación conmigo mismo.


LISA BOURBEAU

LARINGITIS
Bloqueo físico: Es una inflamación de la laringe, que se manifiesta por un enronquecimiento con tos.

Bloqueo emocional: Debido a que la persona que sufre laringitis pierde la voz parcialmente o por completo, su cuerpo le está diciendo que se impide hablar a causa de un temor. Esta persona desea decir algo, pero tiene miedo de no ser escuchada o teme disgustar a alguien. Se traga sus palabras, pero éstas permanecen atoradas en su garganta. Están listas para salir. No consigue callarlas. También es posible que la persona tenga miedo de no estar a la altura de las expectativas de alguien si dice lo que tiene que decir, o puede temer el juicio de quien considera una autoridad en la materia; incluso puede ser que acabe de decir algo a alguien y sienta que ha hablado demasiado; entonces se promete callarse en el futuro; silencia su voz por miedo a que se le escape de nuevo. Por otro lado, puede que esta persona tenga una petición importante que hacer, pero prefiere callarse antes que correr el riesgo de ser rechazada. Incluso puede dar rodeos para no tener que hablar con alguien.

Bloqueo mental: Cualquiera que sea el miedo que sientes, no es bueno, ya que impide expresarte libremente. Si persistes en creer que es mejor para ti no hacerlo, toda esa represión terminará por perjudicarte enormemente y no sólo la garganta resultará afectada. Además, el hablar te ayudará a abrir más tu centro de energía relacionado con la creatividad, que está situado en la garganta. Acepta la idea de que jamás podrás expresarte de forma que complazca a todos y cada uno de los que te rodean. Si te das el derecho de expresarte a tu manera, los demás también te lo darán. Date cuenta, además, de que tu opinión es tan importante como la de ellos y de que tienes el mismo derecho de expresarla. Cuando tengas una petición que hacer, lo que puede pasar es que el otro conteste con una negativa. Esto no quiere decir que no te quieran, ni que nieguen lo que eres. ¡Sólo se refiere a lo que pides!

AFONÍA
Bloqueo físico: Una persona con afonía ha perdido la voz, o suena muy apagada.

Bloqueo emocional: Este problema se presenta después de un choque afectivo que sacude la sensibilidad de la persona, quien luego se fuerza demasiado para hablar, aun cuando no exprese todo lo que su corazón desearía decir. Este excesivo esfuerzo crea angustia y deja un vacío. Finalmente, los sonidos acaban por extinguirse.


Bloqueo mental: Más que creer que debes apagarte y dejar de hablar, sería sensato que revisaras lo que tu corazón quiere decir realmente y permitirte no hablar más que para decir palabras verdaderas, expresadas con amor. No es necesario que te fuerces a hablar para verte bien o para ser aceptado y querido. 

UCDM. Libro de Ejercicios. Lección 135

LECCIÓN 135

Si me defiendo he sido atacado.

1. ¿Quién se defendería a sí mismo a menos que creyese que ha sido atacado, que el ataque es real y que defendiéndose es cómo puede salvarse? 2En esto radica la insensatez de las defensas, las cuales otorgan absoluta realidad a las ilusiones y luego intentan lidiar con ellas como si fuesen reales. 3Ello no hace sino añadir más ilusiones, a las ilusiones, haciendo así que la corrección sea doblemente difícil. 4Y esto es lo que haces cuando tratas de planear el futuro, reactivar el pasado u organizar el presente de acuerdo con tus deseos.


2. Actúas basándote en la creencia de que tienes que protegerte de lo que está ocurriendo porque ello encierra una amenaza para ti. 2Sentirte amenazado es el reconocimiento de una debilidad inhe­rente; es asimismo, la creencia de que hay un peligro que tiene el poder de incitarte a que busques una defensa apropiada. 3El mundo está basado en esta creencia demente. 4Y todas sus estruc­turas, pensamientos y dudas, sus castigos y su pesado arma­mento, sus definiciones legales y sus códigos, su ética, sus líderes y sus dioses, no hacen sino perpetuar esta sensación de amenaza. 5Pues nadie andaría por el mundo. cargando con una pesada armadura si no fuese porque el terror le encoge el corazón.

3. Las defensas son atemorizantes. 2Surgen del miedo, el cual se intensifica con cada defensa adicional. 3Crees que te ofrecen segu­ridad. 4Sin embargo, lo que hacen es proclamar que el miedo es real y que el terror está justificado. 5¿No te parece extraño que al elaborar planes para reforzar tu armadura y afianzar tus cerrojos todavía más, jamás te detienes a pensar qué es lo que estás defen­diendo, cómo lo estás defendiendo y contra qué?

4. Examinemos en primer lugar qué es lo que defiendes. 2Debe ser algo muy débil y vulnerable. 3Algo que es presa fácil, incapaz de protegerse a sí mismo y que, por lo tanto, necesita que tú lo defiendas. 4¿Qué otra cosa sino el cuerpo adolece de tal fragili­dad que para proteger su insignificante vida es necesario pres­tarle un constante cuidado y preocuparse en gran manera por su bienestar? 5¿Qué otra cosa sino el cuerpo flaquea y es incapaz de ser el digno anfitrión del Hijo de Dios?

5. Sin embargo, no es el cuerpo el que puede temer o ser algo temible. 2Las únicas necesidades que tiene son las que tú mismo le impones. 3No necesita complicadas estructuras que lo defiendan, ni medicamentos para conservar la salud, ni cuidados, ni que te preocupes por él en absoluto. 4Si defiendes su vida, le haces rega­los para embellecerlo o construyes murallas para su protección, estarás declarando que tu hogar está a merced del ladrón del tiempo, que es corruptible, que se está deteriorando y que es tan vulnerable que tienes que protegerlo con tu propia vida.

6. ¿No es este cuadro aterrador? 2¿Cómo puedes estar en paz con semejante concepto de tu hogar? 3Sin embargo, ¿qué fue lo que dotó al cuerpo con el derecho de servirte de esta manera sino tus propias creencias? 4Fue tu mente la que le asignó al cuerpo todas las funciones que percibes en él, y la que fijó su valor muy por encima del pequeño montón de polvo y agua que realmente es. 5¿Quién defendería semejante cosa si reconociese que eso es lo que es?

7. El cuerpo no necesita ninguna defensa. 2No podemos hacer suficiente hincapié en esto. 3El cuerpo se mantendrá fuerte y salu­dable si la mente no abusa de él asignándole funciones que no puede cumplir, propósitos que están fuera de su alcance y eleva­das metas que no puede alcanzar. 4Tales intentos ridículos, aun­que celosamente atesorados, son la fuente de los múltiples y dementes ataques a que lo sometes. 5Pues el cuerpo parece frus­trar tus esperanzas, tus valores y tus sueños, así como no satisfa­cer tus necesidades.   

8. El "ser" que necesita protección no es real. 2El cuerpo, que de por sí no tiene valor ni es merecedor de la más mínima defensa, sólo requiere que se le perciba como algo completamente ajeno a ti, para convertirse en un instrumento saludable y útil a través del cual la mente puede operar hasta que deje de tener utilidad. 3Pues ¿quién querría conservarlo una vez que deja de ser útil?

9. Defiende el cuerpo y habrás atacado a tu mente. 2Pues habrás visto en ella las debilidades, las limitaciones, las faltas y los defec­tos de los cuales crees que el cuerpo debe ser liberado. 3De este modo, no podrás ver a la mente como algo separado de las condi­ciones corporales. 4Y descargarás sobre el cuerpo todo el dolor que procede de concebir a la mente como frágil, limitada y sepa­rada de las demás mentes y de su Fuente.

10.   Estos son los pensamientos que necesitan curación, y una vez que hayan sido corregidos y reemplazados por la verdad, el cuerpo gozará de perfecta salud. 2La verdad es la única defensa real del cuerpo. 3Sin embargo, ¿recurres a ella para defenderlo? 4El tipo de protección que le ofreces no le beneficia en absoluto, sino que le añade más angustia a tu mente. 5Y no sólo no te curas, sino que eliminas toda esperanza de curación, pues no puedes ver dónde se deben depositar las esperanzas si es que éstas han de ser esperanzas fundadas.

11. La mente que ha sanado no planifica. 2Simplemente lleva a cabo los planes que recibe al escuchar a una Sabiduría que no es la suya. 3Espera hasta que se le indica lo que tiene que hacer, y luego procede a hacerlo. 4No depende de sí misma para nada, aunque confía en su capacidad para llevar a cabo los planes que se le asignan. 5Descansa serena en la certeza de que ningún obstá­culo puede impedir su avance hacia el logro de cualquier obje­tivo que sirva al gran plan que se diseñó para el bien de todos.

12. La mente que ha sanado se ha liberado de la creencia de que tiene que planear, si bien no puede saber cuál sería el mejor desen­lace, los medios por los que éste se puede alcanzar, ni cómo reco­nocer el problema que el plan tiene como propósito solucionar. 2La mente no podrá sino hacer un mal uso del cuerpo al hacer sus planes mientras no reconozca que esto es así. 3Mas cuando acepte que esto es verdad, sanará y dejará a un lado al cuerpo.

13. Forzar al cuerpo a que se amolde a los planes que una mente no curada traza para salvarse a sí misma es lo que hace que el cuerpo enferme. 2En tal caso el cuerpo no es libre para ser un instrumento de ayuda en un plan que le ofrece mucha más pro­tección de la que él podría prestarse a sí mismo, y que por un tiempo requiere de sus servicios. 3Cuando se utiliza con este pro­pósito, la salud está asegurada. 4Pues todo aquello de lo que la mente se valga para tal fin funcionará perfectamente y con la fortaleza que se le ha otorgado, la cual no puede fallar.

14. Tal vez no sea fácil darse cuenta de que los planes que uno mismo inicia son tan sólo defensas, al ser su propósito el mismo para el que se concibieron todas las defensas: 2Estos planes cons­tituyen los medios a través de los cuales una mente atemorizada intenta hacerse cargo de su propia protección a costa de la ver­dad. 3Esto se puede reconocer fácilmente en algunas de las for­mas que adopta este auto-engaño, en las que la negación de la realidad es muy evidente. 4No obstante, rara vez se reconoce que hacer planes es en sí una defensa.

15. La mente que se dedica a hacer planes para sí misma está tra­tando de controlar acontecimientos futuros. 2No cree que se le vaya a proveer de todo cuanto pueda necesitar, a menos que ella misma lo haga. 3El tiempo se convierte en algo en lo que lo que se enfatiza es el futuro, el cual se debe controlar mediante el apren­dizaje y la experiencia derivada de sucesos pasados y de las cre­encias que se abrigan. 4Dicha mente pasa por alto el presente, basándose en la idea de que el pasado le ha enseñado lo suficiente como para permitirle dirigir su futura trayectoria.

16. La mente que hace planes, por lo tanto, no permite ningún cam­bio. 2Lo que aprendió en el pasado se convierte en la base de sus futuros objetivos. 3Sus experiencias pasadas determinan su elección de lo que ha de suceder. 4Y no se da cuenta de que aquí y ahora se encuentra todo cuanto necesita para garantizar un futuro muy diferente del pasado, libre de la continuidad de las viejas ideas y de las creencias enfermizas. 5No hay ansiedad con respecto al porvenir, pues la confianza presente está a cargo de éste.

17.   Las defensas son los planes que emprendes para atacar la ver­dad. 2Su objetivo es seleccionar aquello a lo que le das tu confor­midad, y descartar lo que consideras incompatible con tus creencias acerca de lo que es tu realidad. 3No obstante, lo que queda ciertamente no tiene significado. 4Pues tu realidad es la amenaza que tus defensas intentan atacar, ocultar, despedazar y crucificar.

18.   ¿Qué no ibas a poder aceptar si supieses que todo cuanto sucede, todo acontecimiento, pasado, presente y por venir; es amorosamente planeado por Aquel cuyo único propósito es tu bien? 2Tal vez no hayas entendido bien Su plan, pues Él nunca podría ofrecerte dolor. 3Mas tus defensas no te dejaron ver Su amorosa bendición iluminando cada paso que jamás diste. 4Mien­tras hacías planes para la muerte, Él te conducía dulcemente hacia la vida eterna.

19. Tu presente confianza en Él es la defensa que te promete un futuro tranquilo, sin ningún vestigio de sufrimiento y lleno de un júbilo que es cada vez mayor, a medida que esta vida se vuelve un instante santo, ubicado en el tiempo, pero reconociendo úni­camente la inmortalidad. 2No permitas que ninguna defensa, excepto tu presente confianza, dirija el futuro, y esta vida se con­vertirá en un encuentro significativo con la verdad, la cual sólo tus defensas podrían ocultar.

20.   Sin defensas, te conviertes en una luz que el Cielo mismo, lleno de gratitud, reconoce como propia. 2Y te conducirá por los cami­nos que se diseñaron para tu felicidad, de acuerdo con el plan ancestral que comenzó al nacer el tiempo. 3Tus seguidores unirán su luz a la tuya, y ésta aumentará hasta que el júbilo ilumine al mundo. 4Y nuestros hermanos gustosamente dejarán a un lado sus engorrosas defensas, que de nada les sirvieron y sólo les causaban terror.

21. Esperaremos hoy con gran expectación ese momento llenos de absoluta confianza en el presente, pues esto es parte de lo que se planeó para nosotros. 2Descansaremos en la certeza de que se nos proveerá de todo cuanto podamos necesitar para lograr esto hoy. 3No haremos planes acerca de cómo se va a lograr, sino que nos daremos cuenta de que nuestra indefensión es lo único que se requiere para que la verdad alboree en nuestras mentes con abso­luta certeza.

22. Durante quince minutos, en dos ocasiones hoy, nos abstendre­mos de elaborar planes sin sentido y de albergar pensamientos que le impidan la entrada a la verdad en nuestras mentes. 2Hoy recibiremos en lugar de planear, de manera que podamos dar en vez de organizar. 3Y en verdad se nos da cuando decimos:

4Si me defiendo he sido atacado.
5Mas en mi indefensión seré fuerte.
6Y descubriré lo que mis defensas ocultan.

23. Eso es todo. 2Si tienes que hacer planes, ya se te dirá cuáles son. 3Puede que no sean los planes que tú creías necesarios, ni las respuestas a los problemas a los que creías enfrentarte. 4Mas son las respuestas a otro tipo de pregunta, la cual sigue aún sin con­testar -si bien necesita ser contestada- hasta que por fin te llegue la Respuesta.

24. El propósito de todas tus defensas ha sido impedir que recibas lo que has de recibir hoy. 2Y ante la luz y la dicha de la simple confianza, te preguntarás sorprendido cómo pudiste jamás pensar que tenías que defenderte de tu liberación. 3El Cielo no pide nada. 4Es el infierno el que exige extravagantes sacrificios. 5Hoy no esta­rás renunciando a nada durante estos momentos en los que, sin defensas, te presentas ante tu Creador tal como realmente eres.

25. Él se ha acordado de ti. 2Hoy nosotros nos acordaremos de Él. 3Pues ésta es la Pascua Florida de tu salvación. 4Y tú emerges de nuevo de lo que parecía ser la muerte y la desesperanza. 5Ahora renace en ti la luz de la esperanza, pues ahora vienes sin defensas a descubrir cuál es tu papel en el plan de Dios. 6¿Qué insignifi­cantes planes o creencias mágicas pueden seguir teniendo valor una vez que la Voz que habla por Dios Mismo te ha mostrado tu función?

26. No trates de que este día se ajuste a lo que según tú sería más beneficioso para ti. 2Pues no puedes ni concebir toda la felicidad que te llega sin que tú tengas que planear nada. 3Decídete a aprender hoy, 4y todo el mundo se unirá a ti para dar este paso gigantesco y celebrar tu Pascua Florida contigo. 5Si en cualquier momento a lo largo del día adviertes que cosas pueriles e insigni­ficantes parecen ponerte a la defensiva y tentarte a urdir planes, recuerda que éste es un día dedicado a un aprendizaje especial, y reconócelo repitiendo lo siguiente:

6Ésta es mi Pascua Florida.
7Y quiero conservarla santa.
8No me defenderé, pues el Hijo de Dios no necesita defen­sas contra la verdad de su realidad.

¿Qué me enseña esta lección?

Si analizamos el origen del ego, el principio de individualización, asistiremos al nacimiento de la errónea creencia de la separación. El proceso de individualización forma parte del proceso evolutivo de la conciencia, pero la identificación y el estancamiento en esa fase evolutiva no forma parte de dicho proceso.

Como consecuencia de ese error primigenio, se han ido produciendo nuevos errores. La separación, ha generado la creencia en el pecado y este a su vez ha dado lugar a la culpa. La culpa para ser redimida, se alía con el castigo. Pero ese castigo, más allá de encontrar la liberación, nos condiciona al dolor, al miedo, a la venganza y al ataque.

Creernos separados, nos lleva a sentirnos indefensos y al mismo tiempo merecedores de recibir el castigo en forma de ataques que viene a justificar nuestra soledad en el mundo.

Desde el error primigenio, todo es una cadena de errores que han dado lugar a que utilicemos muchas energías en proteger aquello a lo que ha dado lugar el proceso de individualización: el cuerpo.

Todo nuestro mundo gira en torno al cuerpo, pero no nos damos cuenta de que éste es el vehículo más denso en el que se manifiesta nuestro verdadero Ser. Es decir, el cuerpo físico, está al servicio del Espíritu. Pero esta realidad no es conocida y aprobada por el ego, el cual, identificado tan sólo con el cuerpo, niega y se defiende contra la verdad que le inspira su verdadera realidad: el ego es tan sólo una ilusión temporal.

La respuesta del ego es defenderse de todo aquello que interpreta un ataque. Es su ley. En cambio, el Ser Verdadero, no puede ser atacado, pues su principal valor procede del Principio de Unidad.

Ejemplo-Guía: "De qué te defiendes..."

El ataque es fruto del sistema de pensamiento del ego, el cual está basado en el miedo. Ya hemos tenido ocasión de determinar en otras lecciones previas, que el miedo es la creencia adquirida tras haber elegido ver un mundo diferente al que Dios, nuestro Padre, ha creado.

Miedo-separación-ataque, son expresiones concadenadas al sistema de pensamiento que nos ha llevado de un sintema de pensamiento de Unidad a un sistema de pensamiento de individualización. Mientras que el primero se caracterizaba por tener conciencia de separación, sino de unión directa con el Creador, el segundo, se caracteriza por la adquisición, a través de la percepción, de una conciencia individual.

Nos encontramos experimentando desde un cuerpo al que hemos dado poderes sobre nuestra identidad y el cual gobierna todo nuestro sistema de pensamiento, de tal modo, que la búsqueda de la felicidad pasa por satisfacer todos los deseos procedentes del cuerpo.

El ego-cuerpo vive con ese único propósito, pero lo primero que aprende, desde que nace, es a demandar aquello que no tiene: necesita alimento, necesita calor, necesita cuidados, necesita afecto. La cuestión nos lleva a describir un sin fin de "necesidades" que si no son satisfecha provoca una reación de dolor y tristeza.

Esos compaces del juego, van adquiriendo otros aspectos, pero todos ellos, siempre responden a la necesidad, a la escasez. La vida se traduce en una constante lucha por encontrar los medios necesarios para dar respuesta a la demanda. Esta lucha es una carrera que no parece tener fin, pues cuando lo conseguimos, queremos más, temerosos de que un día podamos perderlo y quedarnos sin ello. Durante esa ferrea carrera, vamos adquiriendo la experiencia de que es preciso asegurar nuestros logros, nuestros bienes; es preciso ser el número uno en todo; ganar por encima de todas las cosas; poseer es nuestro lema de vida; atesorar, nuestro mayor aficción. Para asegurar nuestras posesiones, nos rodeamos del sistema más sofisticado que garantice nuestra seguridad. 

Muchos de estos sistemas de autoseguridad son muy sutiles, pero creemos que nos dan resultado. Dentro de esta gama, nos encontramos con la soberbia; la avaricia; la gula; la lujuria; la ira; la pereza; la envidia...
Son mecanimos de defensa que utiliza nuestra mente y que nos condiciona para asegurar nuestras debilidades. 

Me gustaría compartir con vosotros un ejercicio que facilita el autoconocimiento de nuestras defensas. Muchos de vosotros lo conoceréis e incluso lo estaréis practicando. Tenemos una importante pista para conocer cuáles son nuestros miedos, y por ende, cuales son nuestras defensas: siempre que atacamos o nos sentimos atacados, nos está revelando un punto estratégico en el que pretendemos hacernos fuerte al haberle dado el valor y el significado de ser especial y que nos lleva a decidir protegernos de ello.

El ejercicio consiste en identificar dos cuestiones:

¿Qué te produce miedo perder que estar dispuesto a atacar para defenderlo?

Por ejemplo, ¿tu dinero? ¿tu posición social? ¿tu pareja?

La otra cuestión es más sútil y podemos tener cierta dificultad para aceptarla. Es la siguiente:

¿Dónde ves la soberbia en el otro? ¿Dónde ves la ira? ¿Dónde ves la avaricia?, etc

Puede ocurrir, que tu respuesta sea, pues veo la soberbia en mi jefe, pero la avaricia no la veo en nadie. Esta respuesta, te está indicando que tu mente está proyectando un mecanismo de defensa para protegerte de tu propia soberbia, y lo hace condenando la soberbia en los demás. En cambio, al no ver la avaricia, ello significa que no la atacas para protegerte de ella.

Como bien explica la Lección, la mente, la verdadera causa de todos los mecanismos de defensa y ataque, desde que somos pequeños, nos lleva al aprendizaje de la planificación, lo que significa que tenemos que prepararnos para ganarnos el pan de cada día con el sudor de nuestra frente. Nuestros padre, desde la cercanía familiar y más tarde los sistemas educativos, nos preparan para enfrentarnos a la vida con el más importante de las armas, la que nunca falla, la que si no utilizamos, nos llevará al fracaso: la planificación.

Planificar, nos exige vivir anticipadamente un estado temporal que no existe, el futuro, y lo hace en base a los cimientos que ha legado desde otro estado temporal que tampoco existe, desde el pasado. Con lo cual, el único estado real, el presente, no es vivido, con lo que la oportunidad eterna que nos brinda es desaprovechada viviendo un presente con conciencia de pasado y con expectativas temerosas del futuro.

Esta situación nos brinda una magnífica oportunidad para reflexionar, cuanto más, dado que esa práctica habitual es agotadora y siempre nos lleva a mismo final, la profunda insatisfacción y a malgastar todas nuestras energías en defendernos de nuestros miedos.

La propuesta que nos ofrece una visión libre de miedos, es dejar de planear, lo que algunos hermanos están bautizando con el concepto "no hacer, haciendo", lo que significa, vivir la vida viviendo, desde la certeza y total confianza de que no debemos intentar dirigir nuestra vida desde el miedo, sino desde el amor y qué mejor modo de hacerlo que ceder nuestras decisiones a Aquel que habla en nombre de nuestro Padre, el Espíritu Santo.

Termino con una frase que recoge esta Lección y que me ha encantado:

"Hoy recibiremos en lugar de planear, de manera que podamos dar en vez de organizar". 

viernes, 13 de mayo de 2016

Los 7 Pecados Capitales: "La Pereza"- 2ª parte

Lo que nos dice la Psicología:

¿Se es perezoso porque sí o existe, por detrás, una motivación psicológica?
La pereza, en cuanto a una definición “metafísica”, se refiere a la incapacidad de aceptar y hacerse cargo de la existencia personal. Fernando Savater la define como “la falta de estímulo, de deseo, de voluntad para atender a lo necesario e incluso para realizar actividades creativas o de cualquier índole. Es una congelación de la voluntad, el abandono de nuestra condición de seres activos y emprendedores.” Ambas definiciones no se invalidan sino que se complementan.
Nadie niega que a veces, esporádicamente, se puede permitir el “no hacer nada” como una forma de entretenimiento o tregua y no como un medio para evitar responsabilidades. Entramos en el terreno del ocio. Ese estado que no tiene que ver, justamente, con la improductividad oponiéndose a la pereza. El ocio es aquel tiempo que se destina a pensar, a disfrutar, a la creatividad y a retomar fuerzas. Habla de la persona que se lo toma y de la valoración que se da a sí misma. Es tan necesario como el tiempo que se destina al trabajo. Bajo ningún aspecto es un tiempo de improductividad.

La pereza está más cercana de la apatía y la desidia. Ambas están en el orden de la falta de desarrollo de un proyecto de vida. Abandonarse a los vaivenes y vicisitudes  de la vida y dejarse estar en un sobrevivir que no lleva a nada. Una vida monótona, rutinaria, sin novedades ni incentivos.

Pero no solo debemos centrarnos en la imagen del perezoso como aquel que pasa todo el día “tirado en una cama”. Hay otras “perezas cotidianas” que toda persona, en algún momento de su vida, ejercita. Una manera de generar improductividad y no aportando ningún mejoramiento a la sociedad. Siendo poco sensible a los acontecimientos y estímulos exteriores. Cuántas veces oímos de otros la frase “yo soy así” para justificar conductas mezquinas y egoístas nacidas de un narcisismo exacerbado creando así una tendencia natural al distanciamiento afectivo. “Es perezoso quien renuncia a sus deberes con la sociedad, con la ciudadanía, quien abandona su propia formación cultural. La persona que nunca tiene tiempo para leer un libro, para ver una película, para escuchar un concierto, para prestar atención a una puesta de sol. Aquel que tiene pereza de convertirse en más humano.” (Fernando Savater)

La falta de solidaridad que impide ser generoso y fiel a un compromiso como ser humano, como ciudadano o como miembro de la Iglesia habla mucho de la pereza del alma. Una lectura crítica a las informaciones de lo medios de comunicación nos darían cuenta de cuáles son los personajes enraizados en el poder que miran al futuro desde la pereza intelectual produciendo cambios para que no cambie nada.

Según el especialista Mel Levine, autor de "El mito de la pereza”, la pereza solo respondería a una disfunción psicológica y que por esto muchas personas han sido injustamente calificadas arrastrando desde la edad escolar estigmas que no logran superar. Levine invita a los padres a descubrir  las cualidades de sus hijos y a mejorar su productividad en los estudios, ya que corregir esos problemas les ayudará a llevar una vida adulta productiva y satisfactoria.

Para algunos autores, detrás de una pereza de gran duración o intensidad pueden subyacer trastornos psicológicos que requieren atención médica, como la depresión. La historia de una persona deprimida cuenta sentimientos de tristeza, pérdida de la capacidad para interesarse o disfrutar de las cosas, pérdida de confianza en si mismo, desesperanza hacia el futuro, pesimismo y visión negativa de la propia vida, además de disminución de su vitalidad y cansancio exagerado.

¿Cómo distinguir la diferencia pereza normal y patología? Creo  que un dicho que se le atribuye al el escritor alemán Johann Goethe nos puede ayudar en esta duda: "Los perezosos hablan de lo que piensan hacer y lo que harán; los que hacen algo no tienen tiempo de hablar".

Lo que nos dice la Teología:

La pereza es la falta de motivación, de estímulo o de voluntad. Es una congelación de la voluntad, el abandono de nuestra condición de seres activos y emprendedores.

La pereza en la Biblia: 

El pueblo de Israel tuvo que vencer la pereza para tomar posesión de la tierra (Jue.18,9)
La pereza adormece (Prov.19,15) y hace perder los bienes (Ecle. 10,18) La laboriosidad se opone a la pereza (Prov.6,6) La pereza impide alcanzar logros personales (Prov.13,4)
Para servir al Señor hay que abandonar la pereza (Rom.12,11) Los creyentes no deben ser perezosos (Heb.6,12)

La pereza en el Catecismo de la Iglesia Católica:

“Los vicios pueden ser catalogados según las virtudes a que se oponen, o también pueden ser referidos a los pecados capitales que la experiencia cristiana ha distinguido siguiendo a san Juan Casiano y a san Gregorio Magno (mor. 31, 45). Son llamados capitales porque generan otros pecados, otros vicios. Son la soberbia, la avaricia, la envidia, la ira, la lujuria, la gula, la pereza” (1866).


Uno de los antídotos contra la pereza: la motivación y la conciencia de la necesidad.

Hemos relacionado el pecado de la Pereza con las cualidades características del planeta Luna. Al referirnos a dicho planeta, se ha hecho patente su condición básica de factor cristalizador. Si nuestra Luna no ejerce esa función, se torna perezosa y no nos enteraremos de nada, quedamos como inoperantes. Podemos decir, que la Luna no tiene una cualidad propia, sino que su atributo es la de proyectar las cualidades de los demás centros que se relacionan con ella. Por lo tanto, a la hora de determinar un cuadro de enfermedades que se le puedan asignar a la Luna, debemos tener en cuenta esa condición. No obstante, dada su vinculación directa con aspectos como el inconsciente y las emociones, sí podemos atribuirles aspectos físicos como los relacionados con el Sistema Simpático; el Sistema Linfático; las funciones maternales de alimentar y en este sentido está relacionada con las glándulas mamarias y la capacidad gestora. A continuación, analizaremos algunos de los trastornos que entendemos vinculados a la Luna desde el punto de vista de la Medicina Holística.

ESTÓMAGO

Lo que nos dice la Biodescodificación:

1ª Etapa (Supervivencia) y 4ª Etapa (Relación).
El sentido biológico del aparato digestivo es la aceptación.
Conflicto: Conflicto de digerir pedazo. O falta de pedazo.
Resentir: “Quiero evitar algo que me imponen". "No puedo digerir el pedazo que me imponen". 
Problemas de estómago: Incapacidad de digerir, asimilar lo nuevo en nuestra vida. Temor a lo nuevo. Falta aceptación.
Indigestión: miedo visceral, terror, angustia. Quejarse por todo.

La curva mayor: Tumoración - Supervivencia digestiva.
1ª Etapa (Supervivencia)
Conflicto: Conflicto alimentario en el marco familiar, problemas, irritaciones, miedo arcaico a morir por inanición. Conflicto de no poder digerir el pedazo. Contrariedad familiar. Ejemplo: no poder apropiarse definitivamente de una herencia que le corresponde, según testamente, o de las ganancias que le corresponden en una empresa de accionistas.
Resentir: “He cogido el trozo, el pedazo, me lo he tragado, pero no lo puedo digerir". "No tengo lo que quiero y tengo lo que no quiero". Buscar una guarrada en la historia de la persona. Frecuente en juicios, indemnizaciones o pensiones que le corresponden.

La Curva menor: Úlcera - Contrariedades indigestas.
4ª Etapa (Relación).
Úlcera: Situación familiar verdaderamente indigesta. Se vive en Masculino. En femenino sería en la vagina.
Conflicto: Conflicto relativo a personas o situaciones con las que debemos codearnos por obligación. Contrariedad por el territorio (sin rencor si no afecta a la red biliar). Lucha por los límites del territorio con los "jefes del territorio aledaño". También afecta al contenido del territorio (ej. Pareja infiel "se va con otro/a" o con cambio de actitud).
Resentir: “El enemigo irrumpe en mi territorio y me desestabiliza" (Ejemplo: me siento obligado a soportar la familia de mi mujer). 


Lo que nos dice Louise L. Hay:

Causa probable: Contiene los alimentos. Digiere las ideas.
Nuevo modelo mental: Digiero la vida con facilidad.

• Problemas:
Causa probable: Miedo. Temor a lo nuevo. Incapacidad de asimilar lo nuevo.
Nuevo modelo mental: La vida me sienta bien. Asimilo los nuevos momentos que me ofrece cada día. Todo está bien.

• Indigestión:
Causa probable: Miedo visceral, terror y angustia. Quejas y gruñidos.
Nuevo modelo mental: Digiero todas las nuevas experiencias en paz y con alegría.

ESTÓMAGO
Se lo traga todo, digiere las ideas y experiencias nuevas que tenemos. ¿Qué (o quién) es lo que usted no puede tragar? ¿Y lo que le revuelve el estómago? Cuando hay problemas de estómago, eso significa generalmente que no sabemos cómo asimilar las nuevas experiencias: tenemos miedo. Muchos recordamos aún la época en que empezaron a popularizarse los aviones comerciales. Eso de meternos en un gran tubo metálico que debía transportarnos sanos y salvos por el cielo era una idea nueva y difícil de asimilar. En cada asiento había bolsas de papel para vomitar, y casi todos las usábamos, tan discretamente como podíamos, y se las entregábamos bien dobladitas a las azafatas, que se pasaban buena parte del tiempo recorriendo el pasillo para recogerlas. Ahora, muchos años después, sigue habiendo bolsas en todos los asientos, pero rara vez alguien las usas, porque ya hemos asimilado la idea de volar. 


Lo que nos dice Jacques Martel:

El estómago recibe el alimento y lo digiere para colmar las diferentes necesidades de mi cuerpo en vitaminas, en proteínas, etc. Alimento mi cerebro del mismo modo por las situaciones y los acontecimientos de mi vida. Cada estómago tiene su propio funcionamiento. Por más que la forma general sea la misma, la digestión puede ser diferente de una persona a la otra. Así, la forma de mi estómago está en relación con mi personalidad. Mi estómago refleja el modo en que absorbo e integro mi realidad y mi capacidad en digerir las nuevas ideas o las nuevas situaciones.
Puede compararse a un barómetro indicando mi grado de apertura y mi modo de reaccionar en la vida. Los problemas de estómago aparecen cuando mi realidad cotidiana está en conflicto con mis deseos y mis necesidades. Estos conflictos se vuelven a encontrar habitualmente al nivel de mis relaciones familiares, amicales o al nivel de mis relaciones de trabajo.

Conozco el trabajo efectuado por mi estómago y sé que representa mi modo de digerir, absorber e integrar los acontecimientos y las situaciones de mi vida. Los estirones en el estómago están vinculados con frecuencia a una necesidad de amor, de “alimento emocional” y de alimentos. El alimento representa el afecto, la seguridad, el premio y la supervivencia.
Si vivo un vacío cualquiera en mi vida, querré colmarlo con el alimento, en particular en los momentos de separación, muerte, pérdida o escasez de dinero. El alimento también puede ayudarme artificialmente a “liberarme” de las tensiones materiales o financieras. Siento como una carencia indispensable para mi supervivencia. La fermentación, por su parte, procede del hecho que no quiero enfrentar ciertas emociones que vivo con relación a personas o situaciones. Pongo estas emociones de lado, pero éstas siempre son presentes, se acumulan, “fermentan”, bajo el efecto de mi actitud “ácida”. Rumio constantemente ciertas situaciones que viví y que “no digiero”. Por lo tanto tengo tendencia a “rumiar” situaciones pasadas y a vivir las mismas actitudes y las mismas emociones negativas. Éstas me quedan pues en el estómago.

Es muy difícil para mi estómago digerir emociones no vividas. Al estar mi realidad en conflicto con mis sueños y mis necesidades, esto me lleva a vivir diversas emociones. No expreso mis contrariedades, estoy irritado. La ira y la agresividad rugen en mí, pero las reprimo. ¡Ya está! La úlcera y los ardores de estómago están aquí. Tengo grandes miedos, mi digestión se hace laboriosa porque mi estómago es nervioso y frágil. ¿Cuál es la situación de mi vida “que no digiero”? Vivo gran inquietud, sobre todo debido a mi débil confianza en mí, lo cual hace difícil la aceptación de mis emociones.
Los dolores de estómago se producirán cuando vivo una contrariedad en el campo de mis finanzas personales o de mi vida profesional. Ciertas situaciones son tan repugnantes y asquerosas que mi estómago rechaza digerirlas. Reacciono frente a mi realidad de un modo negativo y “ácido” y padezco indigestiones y nauseas. La digestión es muy lenta si el estómago está tenso y rígido, evitando que cambios se produzcan en mi vida. Tomo consciencia que debo revelar más apertura en la vida y acepto que las situaciones y los acontecimientos están aquí para hacerme crecer. La aceptación permite transformarlos en experiencias y la presión o la tensión desaparecen.

Lo que nos dice Lisa Bourbeau:

BLOQUEO FÍSICO: Los problemas estomacales más comunes son las úlceras, la gastritis, las hemorragias gástricas, los cánceres y los problemas de digestión tales como vómitos, indigestión, etc.

BLOQUEO EMOCIONAL: Todos los problemas del estómago se relacionan en forma directa con la dificultad para aceptar o digerir a una persona o a un acontecimiento. La persona que los  padece manifiesta intolerancia y temor ante lo que no es de su agrado. Se resiste a las ideas nuevas, sobre todo a las que no proceden de ella. Tiene dificultad para adaptarse a alguien o a algo que va contra sus planes, sus hábitos y su manera de vivir. Tiene un crítico interior muy fuerte que le impide ceder y dejar hablar a su corazón, al cual no quiere aceptar incondicionalmente. Es posible que también se acuse a sí misma de falta de audacia.

BLOQUEO MENTAL: El mensaje que recibes de tu estómago es que dejes de querer controlarlo todo, resistiéndote a las ideas de otros. En lugar de creer que eres incapaz de cambiar a los demás o a una situación determinada, toma consciencia de tu propia capacidad para hacer tu vida. Confía más en los demás, de la misma forma que debes confiar en que tu estómago es capaz de digerir tus alimentos. No necesitas decirle a tu cuerpo cómo ser un cuerpo ni cómo digerir. Lo mismo sucede con tu entorno. Todos y cada uno tenemos una manera diferente de ver la vida. No es casualidad que el estómago esté ubicado en la región del corazón. Debemos aceptar a todos con amor, es decir, aceptar las particularidades de todos y cada uno. Los pensamientos que alimentas del tipo "es injusto", "no es correcto", "es idiota", etc., no te benefician: bloquean tu evolución, así como tu estómago bloquea la digestión. Si te vuelves más tolerante hacia los demás, tolerarás mejor los alimentos que ingieres.


UTERO

Lo que nos dice la Biodescodificación:

1ª Etapa (Supervivencia) 3ª Etapa (Movimiento, Valoración) y 4ª Etapa (Relación).
Cáncer y fibromas:
Conflicto: Fuera de las normas, sucio. La casa, perpetuar la especie. Historias con la fabricación de niños: - Embarazos que han ido mal. - Recién nacidos que mueren. - Un niño mal formado. - Abortos clandestinos. - Madres que mueren dando a luz.
Útero, cuello:  
Mioma uterino:
Resentir: “No soy capaz de encontrar pareja".

En mujer diestra (o mujer zurda sólo posible en caso de constelación esquizofrénica, menopausia o amenorrea): Conflicto sexual de verse privado de la copulación (hombres afeminados) y conflicto de territorio (mujer zurda postmenopáusica). Conflicto de no poder, no deber llegar a la consumación del acto sexual.


Lo que nos dice Louise L. Hay:

Causa probable: Representa la sede de la creatividad.
Nuevo modelo mental: Me siento a gusto en mi cuerpo.

Lo que nos dice Lisa Bourbeau:

BLOQUEO FÍSICO: Sus problemas más frecuentes son: fibromas, retroversión, trastornos funcionales, infecciones, tumores y cáncer.

BLOQUEO EMOCIONAL: Como el útero es el primer lugar en el que habita el futuro bebé, cualquier problema en este órgano se relaciona con el recibimiento, el hogar, la morada o el refugio de alguien. Cuando una mujer no puede dar a luz a causa de un problema en el útero, su cuerpo le dice que en lo más profundo de sí quiere tener un hijo, pero un miedo todavía más grande que su deseo influye hasta el punto de crearle un bloqueo físico que no le permite concebir. También es posible que la mujer que está resentida consigo misma por no haber recibido bien a su hijo, sufra algún problema en esta parte del cuerpo. Por otro lado, toda mujer que tiene un problema uterino es del tipo a la que le resulta difícil dedicar el tiempo necesario para hacer germinar una idea nueva antes de manifestarla concretamente. Es probable que también presente problemas en el útero la mujer que se siente culpable de no crear un hogar lo bastante bueno para sus seres queridos.

BLOQUEO MENTAL: Con este problema tu cuerpo te dice que verifiques si el miedo que te invade con respecto al parto (poco importa el área: un hijo, un proyecto, etc.) es real para ti y si es siempre cierto. Después, cualquiera que sea tu elección (hacer frente a tu miedo o dejarte influir por él) debes darte el derecho de tomarla. De todas maneras, independientemente de la decisión que tomes, no escaparás a las consecuencias. Debes darte el derecho de ser humana y no tienes que rendirle cuentas a nadie. Tu vida y tus decisiones te pertenecen. Tu cuerpo también te dice que sería preferible que esperaras más tiempo antes de actuar. Esto no quiere decir que no seas espontánea, sino que muestres más discernimiento en cuanto a la elección del momento para actuar espontáneamente. Date el derecho de tener límites. Por otro lado, es posible que utilices la expresión: "No puedo concebirlo", en el sentido de "No lo comprendo". Esto podría ser suficiente para impedirte concebir en cualquier área. 


Lo que nos dice Jacques Martel:

El útero simboliza mi estado de mujer, es el hogar de mi creatividad.
La nidación se opera en este santuario cálido y seguro. Problemas de ovarios o de útero me indican que es tiempo que desarrolle mi creatividad que me dará el poder de administrar mi vida. Tengo interés en preguntarme: ¿Cómo me siento como mujer? ¿Me siento culpable, avergonzada o traicionada en el hecho de haber tenido, o no, hijos? ¿Encuentro que es difícil ser mujer, esposa, madre, mujer de negocios, amante? Puede que tenga la sensación de retroceder.
En esta región de la pelvis, me es posible dar a luz otra vez, hacer renacer nuevos aspectos de mi ser; puedo ir hacia delante en mi búsqueda de mí misma. Si se desarrolla una enfermedad en mi útero, tal como un tumor por ejemplo, puedo preguntarme cómo percibo la sexualidad de los demás y particularmente la de mis hijos y de mis nietos. ¿Tengo la sensación que no es correcta, que sale de la normalidad, que esto no se hace? ¿Los siento en peligro moral o físico? ¿Hay algún riesgo de que estén heridos? ¿Hay algo que encuentro “feo” en relación con mis hijos y a su vida de pareja?  ¿Estoy molestado frente al papel o el lugar que toma cada miembro de la familia?
Todas estas interrogaciones pueden referirse a mis hijos o mis nietos verdaderos o a un sobrino, un vecino o un alumno que considero como tal.
Cualquier sea la situación, tomo consciencia que no tengo poder sobre la vida de los demás y que cada cual vive su vida a su modo. Di la mejor educación a mis hijos, del mejor modo posible y puedo estar orgullosa de ello.


MAMAS

Lo que nos dice la Biodescodificación:

Una patología de seno es sinónimo de problemáticas en el Nido, dominadas por sentimientos de preocupación general en el nido, haciendo intervenir todos los habitantes de éste y en la gran mayoría de los casos es el hijo o el marido. No hay que olvidar que los habitantes pueden ser reales o simbólicos. Un hijo simbólico puede ser un negocio, o una hermana, o la madre, una mascota, o el propio marido. También el Nido puede ser real o simbólico. Un nido simbólico puede ser el calor familiar, las fiestas.

NIDO:
Función Materna arcaica:
Alimentar: al niño; a la madre. Adenocar.
Proteger: al niño; a la madre. Ductal
Responsabilidad en la familia:
Protección general de los niños. Adenocar
Gestión adecuada del hogar. Ductal

Funciones: alimentar, protección (casi siempre) y sexual.

Patología más común: cánceres ductales infiltrantes son el 80%.

2ª Etapa (Protección):
Mama Izquierda:
Diestras: Conflicto madre/hijo (o hija/madre) o conflicto de nido. Ej: niño se suelta de la mano de la madre y es atropellado. Se mantiene en hospital entre la vida y la muerte. La madre se hace reproches. Ej2: A una mujer le notifican de repente el cese del contrato de alquiler de su casa (nido). Todas sus cosas se van a la calle.
Zurdas: Conflicto de pareja, no de tipo sexual. Conflicto de preocupación o de pelea.

Mama derecha:
Diestras: Conflicto de pareja, no de tipo sexual. Conflicto de preocupación o de pelea
Zurdas: Conflicto madre/hijo (o hija/madre) o conflicto de nido.

Glándula mamaria:
Función materna arcaica
Responsabilidad en el hogar
Patologías: adenofibroma, adenocarcinoma.

Filtración de la dermis o la glándula mamaria (mesodermo antiguo controlado por el cerebelo, segunda etapa).
Sentido biológico: "para proteger mi integridad fabricó más células ensanchando mi piel."
En la segunda etapa es protección familiar.
Las glándulas mamarias obligan al cachorro a permanecer más tiempo con la madre y eso ayuda a acelerar la evolución de la especie. Hay dos mamás.
Una está más arriba que la otra, una es más grande que la otra, una da más proteínas y la otra más grasas.
No por tener mucho pecho tienes más leche.
La glándula mamaria es de segunda etapa porque le da los anticuerpos albergue para que pueda empezar a defenderse del entorno.

3ª Etapa (Movimiento, Valoración):
Canales Galactóforos:
Son canales recubiertos de células epiteliales à 4ª etapa
Separación:
a) No tenerla.
b) Desearla y no tenerla (marido que se convierte en bebé)

Falta de protección
Seguridad

Patologías:
Cáncer intraductal.
Microcalcificaciones.
Epitenoma.

Afectación del tejido conjuntivo (mesodermo nuevo, regido por la sustancia blanca, tercera etapa).
Sentido biológico: "para no sentirme desvalorizada regenero el tejido para poder afrontar nuevos retos."

4ª Etapa (Relación):
Mama Izquierda, intraductal:
En zurdas: separación de la pareja: "La pareja me la han arrancado del pecho (corazón, alma)" En diestras: separación de un hijo "Me han quitado a mi hijo del pecho" (conflicto de nido)

Mama derecha - conductos galactóforos de mama:
Diestras: Separación de la pareja "La pareja me la han arrancado del pecho (corazón, alma)" Zurdas: Separación de un hijo: "Me han quitado a mi hijo del pecho" (conflicto de nido)

Dermis:
Tejidos de apoyo (conjuntivos en su mayoría) à 3ª etapa
Deshonra metal en el nido à mastosis
Deshonra con despojo à melanoma, fibrosarcoma

Filtración de la epidermis a nivel de la mama o conductos galactóforos (regido por la corteza cerebral, cuarta etapa).

Sentido biológico: "para no sentirme arrancada del contacto corporal o separada, fabricó más células para sentirme cerca."

Para una mujer primero es el territorio y luego el nido. La mujer necesita sentirse protegida para proteger a su hijo. Hay que asegurarse si el cáncer es en el izquierdo o el derecho, y que el consultante sepa que es derecho y que es izquierdo.

El pecho izquierdo (en personas diestras) tiene que ver con los hijos y debemos saber si son hijos reales o simbólicos (negocio, mascota, etcétera.)
El pecho derecho tiene que ver con las personas menos importantes que los hijos, las que ocupan un segundo lugar, tiene que ver con el macho, y sobre todo nos lleva a los malos tratos (que siempre son subjetivos.)

Localización del tumor: Los pechos tienen cuatro cuadrantes y el centro (pezón).
La mayoría de tumores salen en la parte alta y exterior.
La parte alta es lo que yo puedo dar, lo que doy a otro, en lo que yo me ocupo del otro. La parte inferior es lo que yo necesito.
La parte externa son conflictos con otras personas.
La parte interna son conflictos hacia ocuparse de una misma.
Nacer con un solo pezón o sin pezones hay que buscar en el árbol un programa de supervivencia. P.ej. Cuando se tenía muchos hijos durante la guerra, y tu hermana también, y muere una de las madres, y no puedes criar a todos los hijos, el que está en la barriga fabrica menos pezones o ninguno. Cuando me siento desprotegido hago más pecho para atraer a un hombre. Durante muchos años la mujer ha cuidado del nido familiar y el hombre ha ido a trabajar siempre han habido esos roles.
Con los cambios de roles la mujer empieza una masculinización y los hombres también desarrollan patologías femeninas. En la mujer sube la testosterona y bajan sus estrógenos y en el hombre suben sus estrógenos y baja su testosterona.
Hay un 3% de cáncer de pecho en hombres. Muchos están en el paro y sus mujeres trabajan...

En términos genéticos un cáncer siempre es un conflicto de identidad.

En una diestra: el pecho derecho es colaterales, pecho izquierdo verticales.
No es lo mismo tener un adenocarcinoma que un carcinoma. El adenocarcinoma se desarrolla siempre en la fase de enfermedad sinpaticotónica. Existe un conflicto desencadenante que hay que localizar.
El carcinoma (cáncer ductal infiltrante) se desarrolla en la fase vagotónica. Fase curativa es un cáncer que se está curando. A veces la paciente de un carcinoma se siente curada, pero el diagnóstico le vuelve a entrar en el bucle. Podemos encontrar gente con este tipo de cáncer sin conflicto desencadenante, porque está en fase de curación.
Nunca encontraréis una mujer con adenocarcinoma sin conflicto desencadenante. Es muy importante saber cuándo le diagnosticaron el cáncer.
En biodescodificación hay que cuadrar la persona en el tiempo.

El carcinoma suele deberse a un conflicto de diagnóstico. En diestras, si es un adenocarcinoma en el pecho derecho, "yo no me siento alimentado por mi pareja, familia o colateral." (Alimento emocional). Una mujer puede sentirse protegida pero no alimentada.
En el pecho izquierdo "yo no puedo alimentar a mi hijo." Un carcinoma en el pecho derecho es "yo no me siento protegida por mi pareja, familia o colateral."
En el pecho izquierdo es "yo no puedo proteger a mi hijo."
En una zurda no es exactamente al revés... Si es verdad que para una zurda la derecha es función materna y la izquierda de colaterales. Una zurda con un adenocarcinoma en el pecho derecho "mi hijo es tóxico, lo quiero matar." Para una mujer zurda tener hijos es un engorro, ella quiere salir a cazar. Adenocarcinoma en el pecho izquierdo "no me siento alimentada por mi familia." Un carcinoma en el pecho izquierdo "mi padre no me protege." Conflicto con el padre (transgeneracional) ella se casa con papá, su marido es un espejo de papá. Y a menudo, desorden amoroso. A una zurda le dicen de amputar el pecho derecho y dice "adelante." Una diestra se lo tendrá que pensar mucho.
Puede darse una niña que al desarrollarse solo desarrolle un pecho. El conflicto es de la madre pero lo somatiza ella, puede que la madre no tenga protección pero en vez de desarrollar un cáncer, es su hija que no desarrolla el pecho. 


Lo que nos dice Louise L. Hay:

Causa probable: Representan la maternidad, el cuidado y el sustento.
Nuevo modelo mental: Con perfecto equilibrio recibo y doy sustento.

MAMAS PROBLEMAS
Causa probable: Negativa a cuidar de sí misma. Posponerse siempre en favor de los demás.
Nuevo modelo mental: Soy importante y cuento. Ahora me cuido y me nutro con amor y alegría.

MAMAS QUISTES, BULTOS, INFLAMACIÓN (MASTITIS)
Causa probable: Cuidados maternales exagerados. Sobreprotección. Actitud autoritaria. 
Nuevo modelo mental: Doy a los demás la libertad de ser ellos mismos. Todos estamos a salvo y somos libres.

PECHOS
Representan el principio de la maternidad. Cuando hay problemas con ellos, eso significa generalmente que nos estamos «pasando» en nuestro rol de madres, ya sea en relación con una persona, un lugar, una cosa o una experiencia. Parte del proceso que exige el rol de madre es permitir que los hijos crezcan. Es necesario saber cuándo tenemos que cruzarnos de brazos, entregarles las riendas y dejarlos en paz. La persona sobreprotectora no prepara a los demás para enfrentar y manejar su propia experiencia. A veces hay situaciones en que con nuestra actitud dominante cortamos las agallas a nuestros hijos. Si el problema es el cáncer, lo que está en juego es, además, un profundo resentimiento. Libérese del miedo, y sepa que en cada uno de nosotros reside la Inteligencia del Universo.

Lo que nos dice Lisa Bourbeau:

BLOQUEO FÍSICO: Los problemas más comunes son: dolores, endurecimiento, mastitis, mastosis, quistes, tumores y cáncer.

BLOQUEO EMOCIONAL: Los senos son un lazo directo con nuestra manera de amamantar, ya sea a nuestros hijos, nuestra familia, nuestro cónyuge o al mundo en general. Tener un problema en un seno, tanto en el hombre como en la mujer, se relaciona con un sentimiento de inseguridad con respecto a nutrir bien o proteger a aquellos que uno amamanta. Amamantar significa que se sigue tratando al otro como si fuera un niño dependiente de su madre. Es posible que la persona con un problema en el seno sea del tipo que se esfuerza por mantener una apariencia maternal, por ser un buen padre, o que se preocupa demasiado por los que ama en detrimento de sus propias necesidades. Así, de manera inconsciente, está resentida con ellos porque no tiene tiempo para sí mismo a causa de sus numerosas demandas. Suele ser una persona muy controladora en su manera de amamantar a los demás. Este tipo de problema puede también significar que la persona se exige demasiado, que se cuida hasta el punto de ser excesivamente prudente. Para una persona diestra, el seno derecho está relacionado con el cónyuge, su familia u otras personas cercanas a ella. Su seno izquierdo se relaciona más con su hijo (o incluso con su niño interior). Para un zurdo es a la inversa. Si una mujer tiene un problema en los senos de orden estrictamente estético, recibe el mensaje de que se preocupa demasiado por su imagen como madre. Debe darse el derecho de ser el tipo de madre que es y aceptar sus límites.

BLOQUEO MENTAL: Al vivir un problema relacionado con tu forma de ser madre o de amamantar, recibes el mensaje de perdonar a tu propia madre. Si tu manera de amamantar te ocasiona problemas, es fácil concluir que la manera en que lo hizo tu madre seguramente te causó problemas. En lugar de esforzarte o quejarte por lo que vives, debes darte cuenta de que no viniste a la Tierra para proteger y alimentar a todos los que amas. Si te piden ayuda y está dentro de tus posibilidades, debes darla sin ir más allá de tus límites, es decir, respetándote a ti mismo; no dudes en amamantar, pero hazlo con amor, alegría y placer. Si no puedes o no quieres ayudar, reconócelo y concédete el derecho de no hacerlo por el momento. Tus límites actuales no serán necesariamente los mismos toda tu vida. Tu sentido del deber es demasiado grande, te exiges demasiado. Debes aprender a ceder ante tus seres queridos. El hecho de que se vuelvan autónomos no significa que te los arrancan del seno. El amor maternal puede permanecer sin que te sientas obligado a amamantar continuamente. 

Lo que nos dice Jacques Martel:

Una persona que tiene pechos gordos (hombre o mujer), frecuentemente empezó muy joven a sentirse obligada a cuidar maternalmente de los demás para sentirse amada. Por más que tenga esta habilidad de cuidar de los demás, comprendo que, frecuentemente, actúo así porque tengo miedo del rechazo y que, sintiéndome admirado por este lado mío, me atraigo así el agradecimiento de los que me rodean. Al revés, si tengo pechos pequeños, puede que dude de mis capacidades de madre y que sienta constantemente la necesidad de probar que puedo serlo.
El pecho izquierdo representa el aspecto más emocional, más afectivo de mi faceta maternal; en cambio el pecho derecho se asocia al papel y a las responsabilidades de la mujer en la familia o en la sociedad. Si mis pechos son blandos y colgantes, tengo interés en aprender a ser más firme en mi modo de hablar o de actuar.
Los pechos representan también la feminidad en la mujer. Frecuentemente son exageradamente admirados. La aparición de los pechos significa volverse mujer. Provocan muchas reacciones para la mujer. Puedo tener miedo de volverme un sex symbol, de estar ridiculizada. Puedo vivir vergüenza, confusión, sentirme rebajada. Puede que no quiera tener hijos porque esto me recuerda, conscientemente o no, un “impacto” pasado. Es posible que viva ciertos temores de ser a la vez madre y mujer. Elijo aceptar recibir tanto como doy, acepto mi feminidad.


Cuando siento dolores en los pechos, debo interrogarme para saber si adopto una actitud sobre–protectora o dominante hacía mis hijos o hacía mi cónyuge. Un quiste puede producirse si me siento culpable frente a una maternidad o si sufrí un impacto emocional. Al querer proteger excesivamente a la gente a quien amo, les impido vivir, tomo las decisiones en su lugar, me vuelvo madre protectora. Necesito dejar que los a quienes amo se vuelvan autónomos para que ellos también sean personas responsables.