sábado, 23 de enero de 2016

Interpretación Astro-Cabalística del Evangelio de Marcos: Trabajos de Acuario (I)

CAMINO DE JUDEA POR LA PEREA


1 Partiendo de allí, vinieron a los confines de Judea y al otro lado del Jordán, y de nuevo se le juntaron en el camino muchedumbres, a las que, como de costumbre, las adoctrinaba.


De nuevo la marcha de la consciencia Crística se reanuda. Abandona una etapa, para penetrar en la siguiente. El Trabajo es continuo; el avance es permanente. “Partiendo de allí”, es decir, abandonando la instancia Libra, continua su andadura dirigiéndose a los confines de Judea y al otro lado del Jordán, esa tierra perteneciente al Séfira Gueburah.
Con Libra nos encontrábamos en las tierras de Netzah; ahora, nada mas terminar los Trabajos en ese estadio, nos adentramos en los confines de Hod, Séfira que rige sobre los Trabajos del signo de Acuario.

Judea, en hebreo se compone de las siguientes letras: Yod-He-Vav-Daleth-He, lo que traducido a correspondencia numerología nos lleva al numero 3. (Yod=10; He=5; Vav=6; Daleth=4 y He=5. 10+5+6+4+5= 30= 3). Ya hemos tenido ocasión de ver a los largo de estas enseñanzas, como es Binah el  Centro Sefirótico que gobierna sobre la fase tres de todo proceso creador. Por lo tanto, la relación entre Judea y Binah es muy estrecha.

Igualmente, podemos recordar que los Trabajos del Elemento Aire, queda bajo su custodia, esto es, trabajan para el desarrollo de la Inteligencia Creadora. Pensamiento es igual a Poder Creador. Por lo tanto, este punto del camino de la andadura Crística nos situa nuevamente en las "Tierras de Binah", es decir, en las "Tierras del Pensamiento".
Resumiendo este jeroglífico de energías, diremos que Judea, es la tierra donde el hombre debe tomar consciencia de sus poderes creadores, del Poder Creador del Pensamiento.

Nos dice la crónica, que llega al otro lado del Jordán. Si hemos dicho que el Jordán, es el río de aguas purificadoras representado por Gueburah, el otro lado de ese río esta representando al Mundo de Formación, el Mundo de Aire. Si dibujamos el Árbol Cabalístico, y situamos en Gueburah, el Jordán, veremos que ese “otro lado” a que se refiere el cronista, se corresponde con Hod, pues el “otro lado” de la columna de la izquierda está ocupada por dicho Séfira.  Será pues,  en tierras de Acuario-Hod, dónde se reanudará la Obra de Jesús. A partir de ese momento, de nuevo, y como ya es habitual a cada tránsito, la muchedumbre se acerca a Él con el propósito de recibir su doctrina, su nueva visión.

viernes, 22 de enero de 2016

Interpretación Astro-Cabalística del Evangelio de Marcos: Trabajos de Libra (VI)


LA CARIDAD HACIA LOS DISCÍPULOS

41 Pues el que os diere un vaso de agua en razón de discípulo de Cristo, os digo en verdad que no perderá su recompensa.

En la dinámica de Libra se vive una experiencia interactiva, es decir, buscamos y encontramos, damos y recibimos. Es por ello, que es importante aprender a recibir, pues en la medida en que valoramos lo que recibimos aprendemos a dar. Nadie desea recibir tinieblas, nadie desea recibir piedras. Por ello, cuando recibimos luz, cuando recibimos un vaso de agua en razón de que somos seguidores del Cristo, entonces debemos saber dar luz, debemos saber dar amor.

Este proceso interactivo, no tiene tan solo el efecto de dar y recibir a niveles individuales, sino que abarca un sentido más amplio. Dado que dar es amar, y dado que el amor esta preñado del espíritu universal, ese halo energético se extenderá y se irradiará a todos cuantos son demandantes de ese amor. Por lo tanto, cuando recibimos luz y la ponemos en circulación nuevamente, estaremos creando una conspiración de hijos de la Luz.

42 Y el que escandalizara a uno de estos pequeñuelos que creen, mejor sería que le echasen al cuello una muela asnal y le arrojasen al mar.

Todos, absolutamente todos, deberíamos tomar buena nota de este precepto. En verdad, que hemos construido una sociedad donde permanentemente estamos “escandalizando” a los “pequeñuelos que creen”, es decir, estamos influyendo negativamente sobre el mundo naciente de las ideas. Libra es ese “pequeñuelo” al que se refiere Jesús en el pasaje; nuestros intereses profanos, nuestros afanes materiales, son los que utilizan erróneamente el potencial naciente del pensamiento.

El miedo a perder lo que poseemos, unido al olvido de nuestro verdadero ser, nos ha llevado a educar a la mente con creencias que no permiten descubrir la verdad. La educación hoy en día está orientada hacia la consecución de metas de tipo materiales; el que no tiene estudios universitarios, títulos, másteres y un currículo inagotable en el campo del conocimiento, no logrará nada en la vida. Desde pequeños, nuestros padres nos inculcan esa búsqueda: ¡Hijo estudia, que en los estudios está tú futuro! Y nos lanzamos a la conquista de unas metas ilusorias, de las que nos han hablado durante años y años. En un abrir y cerrar de ojos nos encontramos formando parte de ese escuadrón de competidores que, como si de gladiadores se tratase, se combaten unos a otros para conseguir el mejor puesto, ser el número 1. Ese es el mundo de Libra que entre todos hemos construido. El hombre de hoy día no cree en lo verdadero, pues lo considera fruto de la fantasía, de algo metafísico y esotérico. Cuando una mente vislumbra un rayo de la nueva luz, inmediatamente nuestros escribas particulares lo critican, lo acusan, los “escandalizan”, impidiendo que pueda crecer con libertad.

Si no ponemos fin a esa idea germinal, mas vale que nos arrojen al mar con una muela asnal amarrada al cuello. Es en ese mar purificador donde deberíamos arrojar nuestras emociones caducas que impiden el nacimiento de las ideas. Esa muela asnal, es el peso de nuestra rigidez que nos convierte en animales de carga, incapaces de levantar nuestra cabeza debido a que el mundo material nos mantiene atados a él.

43 Si tu mano te escandaliza, córtatela; mejor te será entrar manco en la vida que con ambas manos ir a la gehenna, al fuego inextinguible, 44 donde ni el gusano muere ni el fuego se apaga. 45 Y si tu pie te escandaliza, córtatelo; mejor te es entrar en la vida cojo que con ambos pies ser arrojado en la gehenna, 46 donde ni el gusano muere ni el fuego se apaga. 47 Y si tu ojo te escandalizara, sácatelo; mejor te es entrar tuerto en el reino de Dios que con ambos ojos ser arrojado en la gehenna, 48 donde ni el gusano muere ni el fuego se apaga. 49 Porque todos han de ser salados al fuego. 50 Buena es la sal, pero si la sal se hace sosa, ¿con qué se sazonará? Tened sal en vosotros, viviendo en paz unos con otros.

Aquellos que se han acercado a las Enseñanzas de Cristo por la vía de la fe fanática, es decir, los que no han sabido discernir, ni asimilar el exceso de luz de la nueva consciencia, han interpretado este pasaje por su aspecto dramático, hasta tal punto, que cuando se sentían pecadores, cuando sus manos, sus pies o sus ojos les eran causa de pecado, el camino de la rectificación, de la purificación, les llevaba a seguir al pie de la letra las alegorías de Jesús.  Muchos han cortado sus manos y pies; muchos se han quedado tuertos por creer que la causa de su mal estaba en esos miembros, en su propio cuerpo.

Pero esto no es así, ese tipo de consciencia pertenecería al antiguo orden, a la ley del Talión: “ojo por ojo y diente por diente”. La causa de que las palabras del Maestro nos recuerden esa antigua ley, debemos verla en la influencia de Binah en los Trabajos del Elemento Aire, en las creencias. Ya sabemos que Binah en su manifestación es el Legislador, pero también hemos dicho, que esa capacidad legisladora se muestra de un modo muy distinto, cuando se expresa en el sentido involutivo o evolutivo. En su primera fase, la involutiva, la ley rigurosa se inscribe como algo necesario para el aprendizaje. Una vez que tomamos consciencia de la Ley, esta pasa a formar parte de nuestro Yo, y no necesitamos de su manifestación externa. Esa ley se convierte en la capacidad de rectificación, de comprensión, que nos lleva a través del arrepentimiento, al perdón.

Tenemos pues dos caminos a elegir cuando las acciones de nuestros vehículos nos llevan a obrar contrariamente a la Ley: bien rectificamos la Causa, es decir, cortamos parte de ese miembro, con lo cual estaremos poniendo fin al error en la presente vida, o bien, continuamos con el miembro enfermo, es decir, seguimos obrando mal y esperamos a tomar consciencia cuando pasemos al Mundo del Deseo tras haber abandonado con la muerte el Mundo Físico. Es en ese Mundo del Deseo, en las regiones purgatoriales, en la gehenna, donde los gusanos nunca mueren y el fuego purificador no se apaga. Esos gusanos son los que ponen fin a las energías negativas, son los que despiertan la consciencia, y ese fuego, es el que nos revela la Luz.

Es cierto, que todos nosotros debemos ser salados al fuego, porque buena es la sal.

Una ve más Jesús nos revela que posee conocimientos de cábala, de alquimia. La sal está en correspondencia con el Séfira Binah, mientras que el Fuego-Kether lo está con el Azufre y el Agua-Hochmah, lo está con el Mercurio. Las propiedades de la sal se utilizan en la cocina para dar sabor a los alimentos, o utilizando otros términos, para dar sentido a la vida. El conocimiento, el saber, es la propiedad anímica que nos permite actuar como la sal. Este elemento se encuentra en grandes cantidades en el Mar. Ya sabemos que ese mar es Piscis, y conocemos la regencia de Binah sobre este signo (Vav). La sal debe ser comprendida como la propiedad del pensamiento, de la Inteligencia. “La sal es buena”, nos dice Jesús, indicándonos que la comprensión de la verdad nos llevará a actuar correctamente.

Muchas relaciones entre nuevos vecinos han comenzado con la petición de una pizca de sal. Sal-pensamiento-relación-verdad-paz, son conceptos análogos. Todos ellos nos llevan a la comprensión del mismo principio: la Unidad, y esta es, en resumen, el Trabajo de Libra.

jueves, 21 de enero de 2016

Interpretación Astro-Cabalística del Evangelio de Marcos: Trabajos de Libra (V)


LA INVOCACION DEL NOMBRE DE JESÚS
38 Díjole Juan: Maestro hemos visto a uno que en tu nombre echaba los demonios y no es de nuestra compañía; se lo hemos prohibido. Jesús les dijo: No se lo prohibáis, pues ninguno que haga un milagro en mi nombre hablará luego mal de mí. 40 El que no está contra nosotros, esta con nosotros.
Ya sabemos, que Juan representa al signo de Piscis, y este dato es muy importante para comprender el comportamiento del discípulo. El mundo de las emociones -Piscis- ha quedado atrás en el proceso de evolución de la Nueva Consciencia, sin embargo, ahora, cuando nos encontramos sumergido en la conquista de la unidad, en el aprendizaje de una nueva creencia, aparece de nuevo poniendo de manifiesto la dinámica del Agua, la cual nos lleva a sentir como enemigos, como extraños, a las demás tendencias.
Como podemos intuir, no es tarea fácil dominar las energías aun siendo seguidor de la Luz, como lo fue Juan. En verdad, los discípulos estaban asimilando la Nueva Consciencia, ellos no eran la Nueva Consciencia, es por ello, que a lo largo del proceso evangelizador del Maestro, sus obreros dieron muestras en contadas ocasiones de incomprensión de la misión del Cristo.
Juan-Piscis tiene celos de que pueda alguien expulsar los demonios utilizando el nombre de Jesús. Esa enemistad es vivida una y otra vez por aquellos que Trabajan conscientes o inconscientemente en Libra. El perfil del otro se convierte en el rival, aunque ese otro actúe igual que Jesús, es decir, con amor. Tan sólo el amor puede expulsar los demonios, ya lo hemos visto. Pensar que el amor-luz tan sólo se encuentra en Jesús, sería limitar y negar nuestras capacidades divinas que se mantienen dormidas en nuestro interior. Jesús está dentro de cada uno de los hombres y cualquiera que invoque su nombre y no me refiero al físico, sino a su esencia, esto es, su amor, podrá actuar como Él.
Ese es el mensaje que nos transmite este pasaje; saber descubrir en los demás la luz que es parte de todos.
Jesús sabe que ninguno que haya logrado vibrar al Arquetipo Cósmico del Amor Universal, podrá utilizar esa energía mal cuando se encuentre en el Aire, es decir, cuando hable de Él. Hablar de Jesús, significa utilizar la Palabra Creadora con el propósito de amar y unir.
En Libra debemos Trabajar para tomar consciencia, de que “el que no está contra nosotros, está con nosotros”. De nuestra actitud dependerá el interpretar como enemigos a los demás. Si la figura del enemigo desaparece de nuestra consciencia, entonces, nos sentiremos unidos a todos, porque todos estarán con nosotros.

miércoles, 20 de enero de 2016

Interpretación Astro-Cabalística del Evangelio de Marcos: Trabajos de Libra (IV)

¿QUIÉN ES EL MAYOR?

33 Vinieron a Cafarnaúm, y estando en casa, les preguntaba: ¿qué discutíais en el camino? 34 Ellos se callaron, porque en el camino habían discutidos entre si sobre quién sería el mayor.
35 Sentándose, llamó a los doce y les dijo: Si alguno quiere ser el primero, que sea el último de todos y el servidor de todos. 36 Y tomando un niño, lo puso en medio de ellos, y abrazándole, les dijo: 37 Quien recibe a uno de estos niños en mi nombre, a mi me recibe, y quien me recibe a mi, no es a mi a quien recibe, sino al que me ha enviado.

En cada nuevo estadio, nos vamos encontrando cómo la consciencia va recorriendo los mismos puntos que en etapas anteriores. Cafarnaúm, es la tierra de Gueburah, donde el alma ha de conquistarse a si mismo a través de un Trabajo arduo sobre la individualidad. Gueburah es la tierra de la lucha, de la contienda, del esfuerzo por lograr ser fiel a la verdad.

La verdad del Aire, no es la misma verdad que la del Agua, y con ello no debemos entender que existan varias verdades, sino que esa única verdad se manifiesta con diferentes rostros. Está el rostro del Fuego, entonces hablamos de la verdad desnuda, de la verdad como algo abstracto, grandilocuente, abarcando una idea transcendente. La verdad del Fuego, es Dios.

Está la verdad del Agua, y entonces hablamos de la verdad en términos de fe; y está el rostro del Aire, y entonces hablamos de la verdad en términos de creencias.

La Cafarnaúm a la que se refiere este pasaje, es la tierra donde se ha de conquistar la verdad a través de las creencias; esa verdad debe llevarnos a conocer nuestra verdadera identidad, pues de lo contrario, jamás podremos reconocer la identidad de los demás.

En esa búsqueda, discutimos airosamente con los demás, intentando saber qué parte nuestra será mayor, es decir, qué parte de esos rostros de la verdad será el primero. La del Fuego, la del Agua, la del Aire... ¿qué verdad es superior a las otras?, ¿qué voz debemos oír para alcanzar el cielo?

No olvidemos que nos encontramos en la dinámica de Libra, y en este Plano de aprendizaje necesitamos saber, tener respuestas que satisfagan la búsqueda del verdadero ser. La ciencia de hoy día se encuentra en esa búsqueda; trata con todas sus fuerzas y recursos de dar repuestas que le saquen de la eterna duda: ¿Dónde está Dios? ¿Quién ha creado todo cuanto existe? ¿Cómo puedo convertirme en creador?

Ser el primero en el cielo, se traduce en querer ser el primero en el descubrimiento de la verdad.

Pero todas esas disputas entre los diferentes rostros de la verdad, todas esas cuestiones planteadas por el rigor científico, todas, encuentran una sola respuesta, y ésta la da el Amor. Si alguno quiere ser el primero, que sea el último de todos y el servidor de todos. Ninguna otra verdad puede competir con la verdad del Elemento Tierra, eso es lo que le responde el Maestro a sus Obreros. Si queréis alcanzar a Dios-Fuego, convertíos en los últimos-Tierra, y en los servidores de todos-Virgo, pues actuando con amor es como únicamente podemos conquistar el cielo. Si la ciencia actual fuese más humilde y escuchase la voz de aquellos que hablan de la Luz, del Amor, de Dios, seguro que habrían abandonado muchas de sus investigaciones, pues habrían comprendido que las verdades que buscan, el Ser Creador que buscan, ya está en ellos. Lo único que tienen que hacer es descubrirlo y convertirse en los últimos, en los servidores de todos.

¡Que ejemplo para que fuese seguido por todos los que ocupan puestos de poder en nuestra sociedad! Cuánto cambiaría el mundo, si los de arriba decidiesen servir a los de abajo; cuánto cambiaríamos nosotros si decidiéramos dejar de disputar, de luchar, y cediésemos el primer lugar a los demás, para situarnos en el ultimo puesto.

Busquemos dentro de nosotros a la figura del niño; pongámoslo en el centro de nuestra consciencia y abracémosle, pues si movilizamos nuestra voluntad con la humildad, sencillez y pureza característica de esa criatura inocente, estaríamos recibiendo a Jesús en nuestro corazón; estaríamos comprendiendo la voluntad de nuestro Padre.

martes, 19 de enero de 2016

Interpretación Astro-Cabalística del Evangelio de Marcos: Trabajos de Libra (III)

SEGUNDA PREDICCION DE LA MUERTE DE JESÚS

30 Saliendo de allí, atravesaban de largo la Galilea y no querían que nadie lo supiera. 31 Porque iba enseñando a sus discípulos, y les decía: El Hijo del hombre será entregado en manos de los hombres y le darán muerte, y muerto, resucitará al cabo de tres días 32 Y ellos no entendían esas cosas, pero temían preguntarle.

La Obra de Jesús-Cristo en el Plano de Formación, esto es, en el intelectual, le lleva a enseñar, a explicar, a dar a conocer su misión. El Aire-Pensamiento debe saber cuál es el propósito y cuál es la meta, pues de lo contrario, nos convertiremos en una “generación incrédula”, ignorante, incapaz de comprender el designio de nuestro Yo Superior, de comprender cuál es la Voluntad de Dios, y por lo tanto la incapacidad de colaborar en su cumplimiento. El pensamiento, se encuentra muy unido a los actos. Hemos llegado a afirmar, que cada uno actúa según piensa. Es cierta esta aseveración. El Aire da lugar a la Tierra, y de esta estrecha relación, deducimos que es importante que sepamos lo que tenemos que hacer.

Los Obreros del Maestro, los discípulos, temen preguntar, temen conocer la verdad. Estar junto a Jesús no es suficiente para conocer, es necesario que nos convirtamos nosotros mismos en Jesús, y para ello, debemos tener el valor suficiente para oír su palabra, su mensaje.

El comportamiento de los discípulos es en verdad el comportamiento que sigue la humanidad cuando se encuentra en su camino algo especial y valioso. Pensar en su pérdida nos da miedo. Preferimos no preguntar, pues la verdad nos hará daño. El pensamiento debe llevarnos a la comprensión del Trabajo final del Amor. Debe enseñarnos que Jesús debe morir en manos de los hombres, y una vez muerto, resucitar al cabo de tres días.

El amor debe morir por los hombres; nuestro amor debe desprenderse de nosotros, no podemos ser sus poseedores, para ser depositado en los demás. Cuando haya penetrado en ellos, irá creciendo como una semilla, y al igual que esta, dará sus frutos al tercer día, en la fase Vav, es decir, resucitará. Esos hombres que recibieron la semilla de nuestro amor, darán frutos de amor.

A nivel colectivo, la humanidad recibió la muerte de ese amor, como una semilla. Durante estos dos milenios, la semilla ha ido echando raíces, y en el tercer milenio, ya se están viendo los primeros brotes que no tardarán en dar sus frutos.

Como discípulos del amor, debemos estar siempre dispuestos para preguntar; debemos superar ese miedo a perder lo que más amamos, pues el mensaje nos anuncia su resurrección.¡Creamos en ello!

lunes, 18 de enero de 2016

Capricornio y los trastornos de rodilla

Nos encontramos bajo las influencias del tránsito del Sol por el signo de Capricornio. Es por ello, que vamos a dedicar una serie de artículos a analizar, desde varios puntos de vista, las enfermedades más comunes relacionadas con este signo.

Los textos astrológicos coinciden en asignar al signo Capricornio las siguientes zonas fisiológicas: Rige la piel, las rodillas, las articulaciones y el pelo.

Las aflicciones que pueden clasificarse bajo el signo de Capricornio son determinadas por los planetas que puedan estar afligidos en este signo. 

Eczemas, erisipela, lepra, dislocaciones de huesos y rodillas débiles, pueden ser causados por las aflicciones de Sagitario.

Para el desarrollo de este artículo, vamos a centrarnos en el estudio de los trastornos en la articulación de la rodilla.


ARTICULACIÓN DE LA RODILLA

Wikipedia

Se llama articulación de la rodilla a la articulación central de los miembros posteriores o inferiores de los vertebrados, en el caso de la especie humana es la articulación central de los miembros inferiores.

La rodilla está formada por la unión de 2 importantes huesos, el fémur en su porción distal, y la tibia en la porción proximal. Dispone asimismo de un pequeño hueso, llamado rótula, que se articula con la porción anterior e inferior del fémur. Puede realizar principalmente movimientos de flexión y extensión.

Está rodeada por una cápsula articular y varios ligamentos que le dan estabilidad. En sus proximidades se insertan potentes músculos que hacen posible el movimiento de la extremidad.

En el ser humano, la articulación de la rodilla es la articulación más grande del cuerpo y una de las más complejas. Sirve de unión entre el muslo y la pierna. Soporta la mayor parte del peso del cuerpo en posición de pie. Está compuesta por la acción conjunta de los huesos fémur, tibia, rótula y dos discos fibrocartilaginosos que son los meniscos. Fémur y tibia conforman el cuerpo principal de la articulación, mientras que la rótula actúa como una polea y sirve de inserción al tendón del músculo cuadriceps y al tendón rotuliano cuya función es transmitir la fuerza generada cuando se contrae el cuádriceps.

La rodilla está sustentada por fuertes ligamentos que impiden que sufra una luxación, siendo los más importantes el ligamento lateral externo, el ligamento lateral interno, el ligamento cruzado anterior y el ligamento cruzado posterior.

Es una articulación compuesta que está formada por dos articulaciones diferentes:
  • Articulación femorotibial: Es la más importante y pone en contacto las superficies de los cóndilos femorales con la tibia. Es una articulación bicondilea (con dos cóndilos). 
  • Articulación femoropatelar: Está formada por la tróclea femoral y la parte posterior de la rótula. Es una diartrosis del género troclear.
El principal movimiento que realiza es de flexoextensión, aunque posee una pequeña capacidad de rotación cuando se encuentra en flexión. En los humanos es vulnerable a lesiones graves por traumatismos, muy frecuentemente ocurridos durante el desarrollo de actividades deportivas. También es habitual la existencia de artrosis que puede ser muy incapacitante y precisar una intervención quirúrgica.

Elementos óseos:

Representación de los cóndilos del fémur.
El extremo inferior del fémur presenta dos protuberancias redondeados llamadas cóndilos que están separadas por un espacio intermedio que se denomina espacio intercondileo.

Por su parte el extremo superior de la tibia posee dos cavidades, las cavidades glenoideas, que sirven para albergar a los cóndilos del fémur. Entre las dos cavidades glenoideas se encuentran unas prominencias, las espinas tibiales, en las que se insertan los ligamentos cruzados. En la parte anterior de la tibia existe otro saliente, la tuberosidad anterior que sirve de inserción al tendón rotuliano.

Por otra parte la rótula se articula en su porción posterior con una parte del fémur que se llama tróclea femoral. Entre ambas superficies se interpone un cartílago, el cartílago prerrotuliano que amortigua la presión entre los dos huesos.

Meniscos:

Son dos fibrocartílagos que no poseen vasos sanguíneos ni terminaciones nerviosas, por lo que al lesionarse no se siente dolor agudo pero si molestia en la zona. Están dispuestos entre la tibia y el fémur y hacen de nexo entre estos, pues las cavidades glenoidales de la tibia son poco cóncavas mientras los cóndilos femorales presentan una convexidad más acentuada. Desempeñan un papel importante como medios de unión elásticos y transmisores de las fuerzas de compresión entre la tibia y el fémur. Los meniscos disminuyen su grosor de fuera a dentro, el exterior tiene forma de "O" y el interno de "C" o "media luna". La cara superior de estos es cóncava y la inferior plana. Se adhieren a la cápsula articular por su circunferencia externa mientras la interna queda libre. Ambos meniscos quedan unidos entre sí por el ligamento yugal.


Cápsula articular:

La articulación está envuelta por una cápsula fibrosa que forma un espacio cerrado en el que se alberga la extremidad inferior del fémur, la rótula y la porción superior de la tibia. La cubierta interna de esta cápsula es la membrana sinovial que produce el líquido sinovial.

El líquido sinovial baña la articulación, reduce la fricción entre las superficies en contacto durante los movimientos y cumple funciones de nutrición y defensa.

Ligamentos:
Ligamentos de la rodilla.

La rodilla está sustentada por varios ligamentos que le dan estabilidad y evitan movimientos excesivos. Los ligamentos que están en el interior de la cápsula articular se llaman intraarticulares o intracapsulares, entre los que se encuentra el ligamento cruzado anterior y el ligamento cruzado posterior. Por otra parte los ligamentos que están por fuera de la cápsula articular se llaman extrarticulares o extracapsulares como el ligamento lateral interno y el ligamento lateral externo.

Intraarticulares:

Ligamento cruzado anterior (LCA).
Ligamento cruzado posterior (LCP).
Ligamento yugal o ligamento transverso. Une los meniscos por su lado anterior.
Ligamento meniscofemoral anterior o Ligamento de Humphrey. Del menisco externo al cóndilo interno del fémur.
Ligamento meniscofemoral posterior o Ligamento de Wrisberg. Del menisco externo al cóndilo interno del fémur, por detrás del meniscofermoral anterior.

Extrarticulares:
·         Cara anterior
Ligamento rotuliano que une la rótula a la tibia.
·         Cara posterior
Ligamento poplíteo oblicuo o tendón recurrente. Une el tendón del músculo semimembranoso al cóndilo externo del fémur.
Ligamento poplíteo arqueado. Une el cóndilo externo del fémur con el margen de la cabeza de la tibia en la rodilla.
·         Cara interna
Ligamento alar rotuliano interno. Une el borde de la rótula al cóndilo interno del fémur.
Ligamento menisco rotuliano interno. Une la rótula al menisco interno.
Ligamento lateral interno o ligamento colateral tibial.
·         Cara externa
Ligamento alar rotuliano externo. Une el borde de la rótula al cóndilo externo del fémur.
Ligamento menisco rotuliano externo. Une la rótula al menisco externo.
Ligamento lateral externo o ligamento colateral peroneo.

Bolsas serosas:
La articulación de la rodilla dispone de más de 12 bolsas serosas que amortiguan las fricciones entre las diferentes estructuras móviles. Las principales son:

Bolsa serosa prerrotuliana.
Bolsa serosa de la pata de ganso.
Bolsa serosa poplítea.

Vasos sanguíneos:

El riego sanguíneo de la rodilla proviene fundamentalmente de 3 arterias, la arteria femoral, la arteria poplítea y la arteria tibial anterior. De estos troncos principales surgen otros más pequeños que forman un círculo alrededor de la articulación llamado círculo anastomótico de la rodilla, del cual surgen a su vez otras ramas secundarias que proporcionan sangre a las diferentes estructuras.

Las ramas más importantes son:

Arteria genicular superior medial. Procede de la arteria poplítea.
Arteria genicular superior lateral. Procede de la arteria poplítea.
Arteria genicular inferior medial. Procede de la arteria poplítea.
Arteria genicular inferior lateral. Procede de la arteria poplítea.
Arteria genicular descendente. Procede de la arteria femoral.
Arteria recurrente tibial anterior. Procede de la arteria tibial anterior.

El retorno venoso tiene lugar fundamentalmente a través de la vena poplítea que pasa por el hueco poplíteo paralela a la arteria del mismo nombre y desemboca en la vena femoral.

Musculatura:
A continuación se expone la lista de los músculos que actúan sobre la rodilla. Hay que tener en cuenta que algunos de ellos intervienen en varios movimientos por lo que se reseñan dos veces, por ejemplo el músculo sartorio que puede contribuir al movimiento de flexión y al de rotación interna.

·         Músculos flexores. Se sitúan en la parte posterior del muslo.

o    Isquiotibiales: Bíceps femoral. Músculo semimembranoso. Músculo semitendinoso.
o    Accesorios: Músculo poplíteo. Está situado en la porción posterior de la rodilla, debajo de los gemelos. Músculo sartorio. Se encuentra en la parte anterior del muslo y lo cruza en diagonal.
  
·         Músculos extensores. Están situados en la parte anterior del muslo.

o    Cuadriceps. Está compuesto por cuatro músculos: Recto femoral. Vasto medial. Vasto lateral. Vasto intermedio.

·         Músculos que producen rotación externa.
o    Tensor de la fascia lata
o    Bíceps femoral

·         Músculos que producen rotación interna.

o    Sartorio
o    Semitendinoso
o    Semimembranoso
o    Recto interno
o    Poplíteo
  
Patología
Lesiones de ligamentos y meniscos
Rotura de menisco
Rotura de ligamento lateral interno
Rotura de ligamento lateral externo
Rotura de ligamentos cruzados
Lesiones tendinosas
Fracturas
Luxaciones: Luxación de rótula. Luxación tibiofemoral
Derrame articular
Gonartrosis
Artritis
Enfermedad de Osgood-Schlatter
Condromalacia rotuliana
Enfermedad de Hoffa
Quiste de Baker
Bursitis
Ostecondrosis disecante
Deformidades
Genu laxum
Genu recurvatum
Genu flexum
Genu valgum
Genu varum


Enric Corbera (Bioneuroemoción)

RODILLAS 
3ª Etapa (Movimiento/valoración).
Conflicto: Están los cuatro puntos de desvalorización: Evaluación. Resultado obligatorio. Falta de respeto, La dirección y además… Hay sumisión, problemas en la adolescencia “Estoy en sumisión y no quiero ceder, ¡no!, ¡no!, y ¡no!”.

RODILLA, ARTROSIS 
3ª Etapa (Movimiento/valoración).
Una persona que sufre, de dolor artrosis, es porque no estamos respetando lo fundamental de nosotros, “EL RESPETO”.
La patología afecta a la sinovial de la rodilla, cuando hay derrame sinovial significa, que hay “sumisión”, que “estamos doblegando las rodillas”.

Conflicto: Sumisión. Problemas ligados a la adolescencia (donde se concentra la autoridad). 
Resentir: “No puedo hacer lo que quiero". "No quiero someterme a la ley del padre". “Me gustaría tener un poco más de dulzura en mi sumisión”. “Estoy de acuerdo en someterme, pero dulcemente”.
Además hemos visto la cápsula articular cuya función es la protección. Así se añade: “no tengo protección”. Debemos trabajar todos estos resentires.

Cuatro Conflictos:
1. La desvalorización, que es el resultado que quiero.
2. la sumisión.
3. La adolescencia.
4. La dirección: Conflictos de elección (profesional, sentimental, sexual, pero a nivel de emociones)
La lateralidad es lo último que hay que mirar.
Rodilla derecha: "Yo he querido irme, he deseado irme pero no he podido".
Rodilla izquierda: "Me he ido pero siento haberme marchado".
Mesetas tibiales: Simbólicamente es la justicia (puedo o no puedo...)


MENISCO 
3ª Etapa (Movimiento/valoración).
Sirve para adaptar y amortiguar.
Conflicto: Conflictos de adaptar y amortiguación. (Simbólico). Conflicto de adaptación a las órdenes.
Resentir: “No puedo adaptarme a las órdenes que vienen de arriba, de encima mío". “De tanta presión, no puedo amortiguar”. "Yo amortiguo y amortiguo y al final no puedo más". “Un poco más de flexibilidad por favor".


Louise L. Hay

RODILLAS 
Causa probable: Representan el orgullo y el yo. Soy flexible y me muevo con soltura. Orgullo y obstinación. Incapacidad de inclinarse. Temor. Inflexibilidad. Terquedad.
Nuevo modelo mental: Perdón, comprensión, compasión. Me inclino y me muevo con soltura. Todo está bien.


Jacques Martel

RODILLAS 
Las rodillas son las articulaciones en las cuales me arrodillo, me abandono a la jerarquía normal o a lo que está encima mío y también al movimiento y a la dirección que tienen lugar. Las rodillas manifiestan por lo tanto mi grado de flexibilidad y sirven para amortiguar los golpes cuando la presión es demasiado alta. Están afectados cuando me desvalorizo con relación a mi físico o mis marcas deportivas. Si tengo dificultad en doblar las rodillas, demuestro con esto cierta rigidez. Puede ser porque mi ego es muy fuerte y orgulloso. Una rodilla que dobla fácilmente es un signo de humildad y flexibilidad. Las rodillas son necesarias para mantener mi posición social y mi estatuto.

Si tengo problemas en las rodillas, debo interrogarme para saber si soy testarudo, rígido, orgulloso. Si mis rodillas ya no responden, ¿vivo quizás un conflicto con la autoridad (mi jefe, mis padres, etc.)? ¿Tengo miedo de tomar cierta acción para ir hacia delante? Tengo yo la sensación de que debo “doblar” en cierta situación o deba “doblarme” delante de alguien o algo?
Si tengo fluidos al nivel de las rodillas ( me inhibo emocionalmente contra el flujo natural de los acontecimientos (resistencia al movimiento).
Si mis rodillas están lastimadas, se puede tratar de arrogancia, testarudez o una resistencia que hace que cualquier progreso y avance sea rígido o doloroso.
También puede que me desvalorice, me disminuya frente a mi físico o mis marcas deportivas y entonces, hay muchas probabilidades de que me haga daño a las rodillas. La inflamación o el dolor pueden indicar una rigidez frente a la autoridad o el sistema de leyes vigentes. Puedo tener frecuentemente la sensación que debo obedecer (ej.: delante de un padre, un profesor, jefe, incluso el cónyuge, etc.) y “esto no me apetece en absoluto”.
Puede que viva un conflicto mental, una obstinación egoísta a no dejar fluir o a darme.

Los daños óseos o de los tejidos blandos se vinculan con un profundo conflicto interior e implican el abandono, a un nivel más profundo, el abandono de mi ego y de mi orgullo. Por esto, si quiero eliminar las dolencias que afectan mi rodilla, debo aceptar abrirme al mundo que me rodea y aceptar que pueda tener que cambiar mi modo de ser en ciertos aspectos.

En el caso del higroma que afecta en particular a las monjas y monjes, debo preguntarme cuál es el conflicto que vivo para con mi espiritualidad y las implicaciones que conlleva en mi vida. El dolor que siento cada vez que me pongo de rodillas (para rezar por ejemplo) me recuerda mi conflicto interior y la necesidad de decidir por mí mismo lo que quiero en mi vida y hacer los cambios apropiados. Acepto arrodillarme delante de alguien o una situación, o quizás simplemente, delante de la vida en general, para poder recibir ayuda y abrirme a una nueva realidad que no podía ver antes ya que estaba encarcelado en mi propio universo. Y tengo todo el potencial necesario para aceptar nuevas responsabilidades.
Si vivo frustración y culpabilidad porque me doy cuenta que siempre quiero tener razón y que mi deseo de potencia social superior es insaciable, me paro y me cuestiono sobre mis verdaderos valores para volver a lo esencial y para permitir volver a mi corazón en vez de dejar todas las decisiones a mi lado racional.


Lisa Bourbeau

RODILLAS

BLOQUEO FÍSICO: La definición que sigue abarca todo problema que pueda afectar la función natural de la rodilla y todo dolor en ella.

BLOQUEO EMOCIONAL: Un dolor en la rodilla o un problema que perjudique una de sus funciones es señal de una falta de flexibilidad en la forma de enfocar el porvenir. Dicho dolor se manifiesta en la persona que es orgullosa o testaruda y que no quiere doblegarse ante las ideas o los consejos de los demás. Esta persona se ocasiona más perjuicio que beneficio con esta actitud inflexible porque se impide encontrar medios más fáciles para hacer frente a su futuro.

BLOQUEO MENTAL: Este dolor te dice que dejes de creer que eres flexible. Recuerda que tu cuerpo siempre quiere advertirte de algo de lo que no eres consciente. No tienes por qué tener miedo de perder el control si aceptas las ideas nuevas de los demás y si permites enfocar tu porvenir o el de aquellos a quienes amas de otra manera. No tienes que seguir creyendo que doblegarte quiere decir arrodillarte ante los demás o ser una persona sumisa. Tu inflexibilidad puede provenir del miedo a ser como tus progenitores. Date cuenta de que eres un ser distinto a tus padres y que, aun cuando existan similitudes, tú puedes dirigir tu vida a tu modo. Por otro lado, todos necesitamos pedir ayuda algunas veces.

Interpretación Astro-Cabalística del Evangelio de Marcos: Trabajos de Libra (II)


CURACION DE UN EPILEPTICO


14 Viniendo a los discípulos, vio a una gran muchedumbre entorno de ellos y a escribas que con ellos disputaban. 15 Luego, toda la muchedumbre, al verle, se quedó sorprendida, y corriendo hacia Él le saludaban. 16 Les preguntó: ¿Qué disputabais con ellos? 17 Uno de la muchedumbre le dijo: Maestro, te he traído a mi hijito, que tiene un espíritu mudo, 18 y dondequiera que se apodera de él, le derriba y le hace echar espumarajos y rechinar los dientes, y se queda rígido; dije a tus discípulos que lo arrojasen, pero no han podido. 19 Les contestó, diciendo: ¡Oh generación incrédula! ¿Hasta cuando habré de soportaros? Traédmelo. 20 Y se lo llevaron. En cuanto le vio, le agitó el espíritu, y arrojado en tierra, se revolcaba y echaba espumarajos. 21 Preguntó a su padre: ¿Cuanto tiempo hace que le pasa esto? Él contestó: Desde la infancia. 22 Muchas veces le arroja en el fuego y en el agua para hacerle perecer; pero si algo puedes, ayúdanos por compasión hacia nosotros. 23 Díjole Jesús: ¡Si puedes! Todo es posible al que cree. 24 Al instante, gritando, dijo el padre del niño: ¡Creo! Ayuda a mi incredulidad.

Tras la transfiguración, y una vez revelados los Trabajos que han de desarrollarse con las energías de Libra, Jesús, “viene a sus discípulos”, es decir, toma de nuevo la dirección de los Trabajos, y se dispone a movilizar a los obreros para la tarea que deben realizar.

En primer termino, y como ha sucedido siempre que se abordan nuevas etapas en el proceso evangélico, aparece la muchedumbre para indicarnos el potencial que tenemos a nuestra disposición para desarrollar la labor. Esa muchedumbre forma parte de una escena que indudablemente nos sitúa en la esfera de Libra pues, como ya hemos tenido ocasión de decir, la disputa no es más que un intento de unificar los diferentes criterios que se tienen sobre la verdad.

Cuando el amor universal penetre en nuestro Yo Mental, en nuestras ideas y pensamientos, a pesar de encontrarnos en plena disputa con todo lo que nos rodea, no podremos evitar el quedar sorprendidos, pues esa esencia llamada amor y encarnada en Jesús-Cristo, nos lleva a comprender, a conocer la unidad. De repente, todo adquiere un nuevo sentido, y si anteriormente teníamos que disputar y luchar para alcanzar la verdad, ahora, esa nueva corriente, nos hace evidente que la verdad está en cada uno de nosotros, lo único que tenemos que hacer es creer.


La Nueva Consciencia de Libra nos llevará a oír la pregunta del Maestro: “¿qué disputabais con ellos?” No pertenecen al nuevo orden el enfrentamiento, las rivalidades, los partidos. Cuando el amor universal penetre en nuestra lógica, dejaremos de interesarnos por todas aquellas actividades en las que el valor intrínseco sea ganar la partida al contrario. Muchos de los deportes que hoy conocemos y que tanto poder de influencia está ejerciendo en el mundo, dejarán de tener sentido, pues no será rentable dejarse meter goles en su propia meta. Otros juegos y otras distracciones vendrán a sustituir a los que ahora ganan nuestro interés, y todos ellos tendrán un denominador común, el lograr que el otro encuentre la felicidad, pues alcanzándola él, la alcanzaremos nosotros también.
Cuando estudiábamos el capitulo V, y veíamos los Trabajos de Cáncer, tuvimos ocasión de analizar el significado de la curación de la hija de Jairo. En esta nueva ocasión, esa misma circunstancia se repite, aunque los motivos de la enfermedad son diferentes. En este pasaje se trata del hijo de uno de los componentes de la muchedumbre. Esta descripción nos lleva a pensar que estamos ante un Elemento de características masculinas como el Fuego, donde se esta movilizando el impulso de la voluntad en el terreno del pensamiento. La obra de esa voluntad mental se encuentra poseída por un espíritu mudo. Los que han estudiado profundamente los evangelios, han querido ver en esta enfermedad las características de la epilepsia. Sin embargo, indistintamente de que puedan estar en lo cierto o no, lo que en verdad es importante, es el dato que introduce el cronista al describirnos la peculiaridad del espíritu poseso, era mudo. No nos dice que era impuro, como en otras ocasiones, relacionándolo con los Trabajos emocionales, sino que se refiere a una cualidad propia del Elemento Aire, la capacidad de utilizar el poder creador del Fuego, a través del Verbo, de la Palabra.

Ese espíritu mudo que le posee está encarnando el tipo de energía que se ha utilizado en un ciclo anterior. Para poder hablar, es necesario utilizar la mitad de la energía creadora. Cuando hacemos mal uso de estas energías, la voz se distorsiona y podemos perder la capacidad para emitir sonido. El hombre actual, no es consciente de la gran responsabilidad que tiene a la hora de hacer uso de la palabra. De la comprensión de su naturaleza espiritual depende, en gran medida, la calidad de la verdad que exprese. Si no es consciente de la unidad que mueve el universo, su palabra servirá a la verdad del mudo, a lo irreal, a lo ilusorio; mientras que si ha descubierto los hilos que unen a todas las criaturas con el creador, su palabra será vivificadora y elevará las consciencias de aquellos que la reciben.

El hombre de hoy día, sumido en su ignorancia, habla y habla malgastando el poder creador en no crear nada. El hombre de hoy día, es una “generación de incrédulos”, pues aún utilizando las herramientas del pensamiento se niega a creer en la verdad; prefiere continuar en sus falsas creencias que le mantiene cautivo de la idea de separación con respecto a Dios, creyendo tan solo en lo que ve y palpa. Niega una y otra vez la verdadera existencia.

Esta humanidad tiene a su “hijo-obra” enfermo, poseído por el espíritu mudo, pues es incapaz de pronunciar la Palabra de Verdad. Aquellos que hablan sin decir nada, están mudos; el poder de la Palabra genera campos de energías que influyen en nuestros actos. Cuando estemos expresando palabras que hablen de la verdad, todos percibirán en un estado u otro que esa palabra tiene fuerza, que procede del Mundo del Espíritu.

Si se nos ha dotado de un Cuerpo Mental para que comprendamos los Misterios de la Obra Divina, y nuestros pensamientos siguen sin creer, es lógico, que Aquel que ha venido para alumbrarnos el Camino y redimirnos de nuestras "culpas", diga: ¿Hasta cuando tendré que estar con vosotros? Y ¡ojo!, que no dice, “en vosotros”. No es lo mismo estar con, que estar en. Lo primero expresa una condición a conquistar, lo segundo una conquista realizada. Si la humanidad, a nivel colectivo, y nosotros a nivel individual hubiésemos conquistado la consciencia integral del Cristo, entonces sí estaría con nosotros, pero esto aún no ha sido logrado, y mientras lo hacemos o no, el Espíritu de Cristo deberá permanecer prisionero de la Tierra, de nuestras debilidades.

Pero cuando nos acercamos a Jesús-Amor no dudamos, debemos creer, pues en esta actitud esta el Poder.

Mientras que Jesús recorría las Aguas de Cáncer-Escorpio y Piscis, la actitud que había que desarrollar era la fe, pues esa fe significaba el amor incondicional hacia el Padre. Ahora en el nuevo Elemento, la fe, se convierte en creer. Las creencias construyen el mundo. Si no creemos, ¿qué mundo hemos construido? Creer, es la dinámica del Aire. Creer es conocer, y cuando se tiene conocimiento, debemos utilizarlos para edificar la verdad, una verdad que sea visible para todos. Cuando gritemos ¡creo!, y pidamos al Maestro que nos ayude en nuestra incredulidad, entonces se producirá la salvación de nuestra Obra.

25 Viendo Jesús que se reunía mucha gente, mandó al espíritu impuro, diciendo: Espíritu mudo y sordo, yo te lo mando, sal de él y no vuelvas a entrar más en él. 26 Dando un grito y agitándole violentamente, salió; y quedó como muerto, de suerte que muchos decían: Está muerto. 27 Pero Jesús, tomándole de la mano, le levantó y se mantuvo de pie. 28 Entrando en casa a solas, le preguntaban los discípulos: ¿Por qué no hemos podido echarle nosotros? 29 Les contestó: Esta especie no puede ser expulsada por ningún medio si no es por la oración.

La impureza de pensamiento nos lleva a caer en posesión de un espíritu-voluntad que no posee las cualidades positivas del Aire, la capacidad para hablar y para oír.

El Aire nos lleva a ese aprendizaje, es decir, a utilizar la palabra y a oír-comprender la palabra, y lo hace a través de las relaciones humanas. Cuando el amor penetra en nuestros pensamientos, ya hemos dicho que no podemos actuar ajenos a los demás, pues no podemos ignorarlos si reconocemos que somos partes de ellos.

Para conseguir expulsar a ese espíritu impuro alimentado por nuestros malos pensamientos, lo único que tenemos que hacer es utilizar la oración, es decir, tenemos que adquirir los poderes del Aire, pues este nos permitirá comunicarnos con nuestro Padre que está en el Fuego. Orar es eso, hablar con nuestro Yo Superior; con nuestro Ser Divino. En ese dialogo estaremos descubriendo nuestra verdadera identidad y ya no podremos hacer daño a nivel mental, ni hacer un uso indebido de la Palabra Creadora.